El naranjo moruno

Este cítrico es escaso en las zonas verdes de Sevilla, salvo en los jardines de las Delicias y, dentro de los Reales Alcázares, en los recónditos jardines de China. Su nombre científico es Citrus myrtifolia Raf. y pertenece a la familia de las Rutáceas. Es originario de la parte suroriental de China y se ha adaptado muy bien a nuestro clima. El naranjo moruno tiene poca vitalidad, es de crecimiento lento y no suele alcanzar los 4 metros de altura. Su copa, formada por un follaje frondoso, es irregular; el tronco es recto, con ramas carentes de espinas que parten casi desde la base, y su corteza, de color gris oscuro, se arruga y agrieta al envejecer.

Las hojas son perennes, alternas, coriáceas, simples, de forma lanceolada y pequeñas, de unos 4 cm de longitud (parecidas a las del mirto común, de ahí su nombre científico), algo onduladas y muy juntas las unas de las otras; tienen el pecíolo alado.

La flor, que suele ser solitaria, recibe el nombre de azahar, como la de todos los naranjos; es de color blanco, muy olorosa y de aspecto ceroso; dispone de 4 ó 5 pétalos libres, ligeramente adheridos a la base, y presenta unos 10 estambres de 12 mm de largo cada uno.

El fruto es esférico y ligeramente aplastado, de unos 5 cm de diámetro (más pequeño que el del naranjo amargo), con la corteza de un intenso color naranja y muy rugosa; su maduración tiene lugar por el mes de noviembre y suele permanecer en el árbol durante todo el año. Su sabor es amargo y en su interior, que está dividido en unos 10 gajos, dispone de 10 a 15 semillas.

En el jardín estrecho que hay frente a los bloques 57 y 58 de la barriada Nuestra Señora de la Oliva, tenemos un naranjo moruno que fue plantado el día 17 de febrero de 1992 por Juan Tejera, José Ferrero y Jacinto Martínez. De este árbol ofrecemos las siguientes fotografías:

Pinche en la categoría Árboles de Asia para ver más árboles de Asia plantados por la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: