Los vándalos arboricidas

Como ya dejamos reflejado en este blog, el día 12 de abril los alumnos del colegio Almotamid, del barrio de Bami, plantaron un lapacho rosado en el parque José Celestino Mutis de Sevilla. Antonio, uno de los alumnos, se comprometió a regar el arbolito por la tarde, pero cuando llegó al parque acompañado por su abuela y su botella de litro y medio de agua, se encontró con una lamentable escena: el arbolito había sido arrancado por unos vándalos. Quizá el ejemplo que vienen dando las autoridades municipales, que tan poca sensibilidad muestran hacia los árboles de Sevilla, no sea el más adecuado. La abuela nos contó el caso y, como nuestro lema es “si ellos los arrancan, nosotros los plantamos de nuevo”, quedamos citados para que el joven y su familia plantaran de nuevo un lapacho rosado en el parque José Celestino Mutis.

La nueva plantación del lapacho rosado.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: