Archive for mayo, 2010

mayo 25, 2010

El castaño de Indias

Este ornamental árbol es fácil de identificar a pesar de que son pocos los ejemplares que existen en Sevilla: uno bastante viejo en el parque de María Luisa y otro en los jardines del Alcázar. El nombre científico del castaño de Indias es Aesculus hippocastanum L. y pertenece a la familia de las Hipocastanáceas. Es originario de la península Balcánica, concretamente de los montes limítrofes entre Grecia y Albania, donde crece entre los 500 y los 1.000 metros de altitud. Su crecimiento es rápido y, si dispone de espacio libre para desarrollarse, suele superar los 25 metros de altura. No es una especie muy longeva ya que apenas llega a los 200 años de vida. Su tronco poderoso y erecto es fácil de seguir hasta la densa y casi esférica copa formada por numerosas ramas algo péndulas. La corteza es de color pardo grisáceo cuando es joven, pero al envejecer se agrieta en anchas placas.

Sus hojas son caducas, opuestas, palmeadamente compuestas por siete (a veces cinco) folíolos desiguales y anchos, de forma lanceolada y con los bordes burdamente aserrados, que irradian desde el extremo de un largo y robusto pecíolo. Las invernales yemas están cubiertas de unos pelillos aterciopelados muy pegajosos; en los albores de la primavera, estas yemas se ensanchan y brotan. En otoño el follaje adquiere un bello color amarillento dorado y, como dato curioso, cabe señalar que sus hojas al caer al suelo se desintegran.

Sus flores, de color blanco nieve, están salpicadas de manchitas rojizas, y se reúnen en espigas cónicas y erectas al final de las ramas: el castaño de Indias en flor da la impresión de ser un altar verde repleto de candelabros. Individualmente cada flor es asimétrica, posee 5 sépalos verdes en forma de campana y 5 pétalos ondulados; el androceo consta de 7 estambres curvados hacia abajo que luego se enderezan, y el torcido pistilo es portador de un largo estilo.

El fruto es una cápsula esférica carnosa y espinosa, de unos 6 cm de diámetro, que al madurar al comienzo del otoño se abre por varias hendiduras para expulsar tres semillas de unos 3 cm y de color marrón rojizo brillante. Estas castañas, no comestibles por su amargor, pierden pronto su poder germinativo.

El día 12 de enero de 1991 plantamos un castaño de Indias frente al bloque 126 de la barriada Nuestra Señora de la Oliva (Sevilla).

El 28 de mayo de 2005 plantamos un castaño de Indias en los jardines del palacio de Orleans de Sanlúcar de Barrameda.

El castaño de Indias que plantamos en la barriada Ntra. Sra. de la Oliva el día 12 de enero de 1991, casi veinte años después.

El 6 de octubre de 1995, los alumnos del colegio preescolar Ntra. Sra. de la Oliva (en la actualidad cerrado) observan el castaño de Indias mientras recorren el itinerario botánico de la barriada Ntra. Sra. de la Oliva.

Las flores del castaño de Indias.

28-05-05. Momento de la plantación de un castaño de Indias en el palacio de Orleans de Sanlúcar de Barrameda.

Jorge M. Palma, presidente de la Asociación Ben Baso, explica a los miembros de la Plataforma las características del palacio de Orleans de Sanlúcar de Barrameda.

Pinche en la categoría Árboles de Europa para ver más árboles europeos plantados por nuestra asociación.

Anuncios
mayo 14, 2010

El árbol de las orquídeas o bauhinia rosa

La primera vez que vimos en Sevilla una bauhinia rosa fue a finales de los años ochenta en el barrio de Bami; entonces solicitamos permiso para recolectar sus semillas y, una vez que los arbolitos alcanzaron cierto porte, los fuimos plantando en las zonas ajardinadas de la barriada Nuestra Señora de la Oliva. Poco a poco se ha ido introduciendo en nuestra ciudad, y es una delicia contemplar su floración en la glorieta del Cid Campeador. El nombre científico de este árbol es Bauhinia variegata L. y pertenece a la familia de las Leguminosas; el género Bahuinia está dedicado a los hermanos Bauhin, botánicos suizos, y el atributo específico variegata a los variados colores de sus flores. Es originario de Asia, concretamente de las zonas tropicales de la India y de Birmania (actualmente Myanmar); en este último país, los budistas lo veneran como especie sagrada. Su porte es medianito, pues no suele superar los 10 metros de altura. Su copa es irregular, formada por ramas zigzagueantes y con algunas espinas; el tronco, erecto y delgado, tiene la corteza lisa y de color grisáceo, con leves hendiduras verticales. Su madera es de tonos rojizos oscuros y posee la peculiaridad de que es muy pesada y dura.

Sus hojas son simples, alternas, con un pecíolo que mide entre 3 y 4 cm de longitud y con un limbo de entre 6 y 12 cm de diámetro, limbo que tiene la nerviación muy señalada y además es bilobado, es decir, que tiene una hendidura que a veces llega hasta la mitad de la hoja y que la divide en dos lóbulos, dándole la forma de una pezuña, motivo por el cual el árbol de las orquídeas también se conoce como “pata de vaca”. Estas hojas son semipersistentes, o tal vez podríamos decir que son brevemente caducas, esto es, que las ramas permanecen desnudas poco tiempo.

Sus flores podrían compararse con las maravillosas orquídeas y suelen aparecer antes de la foliación, en pequeños racimos situados en los extremos de las ramas viejas. Sus  cinco pétalos oscilan entre los colores lila, blancuzco e incluso rosa intenso; uno de los pétalos presenta arabescos dibujos de color púrpura oscuro. Cada flor dispone de cinco estambres fértiles y arqueados de desigual longitud. En Sevilla la floración de la bahuinia rosa tiene lugar desde mediados de abril hasta la primera semana de mayo.

Sus frutos son vainas lineales dehiscentes (es decir, que se abren para expulsar las semillas) y aplastadas, algo comprimidas y recurvadas, de color pardo, que llegan a medir más de 20 cm de longitud y 2 cm de ancho. Cada fruto contiene en su interior de 10 a 20 semillas redondas y aplastadas, de 1 a 1,5 cm de diámetro y de color marrón claro.

Hasta el mes de mayo de 2010 hemos plantado árboles de las orquídeas en los siguientes lugares:

– El 21-12-90, en la barriada Ntra. Sra. de la Oliva, frente al bloque 29.

– El 03-01-91, en la barriada Ntra. Sra. de la Oliva, detrás del bloque 122.

– El 27-04-05, en el Centro Cívico “El Esqueleto”.

– El 25-09-05, en el Parque Estoril (Cerro del Águila).

– El 23-02-06, en el colegio Ntra. Sra. de la Paz (Polígono Sur).

– El 04-05-10, en el parque José Celestino Mutis, con los niños del colegio Fray Bartolomé de la Casas.

Árbol de las orquídeas.

Flores del árbol de las orquídeas.

Árbol de las orquídeas que plantamos el día 21 de diciembre de 1990, frente al bloque 29 de la barriada Ntra. Sra. de la Oliva.

El día 25 de septiembre de 2005, plantamos un árbol de las orquídeas en el Parque Estoril (Cerro del Águila) con motivo de la LXIV Velá de Ntra. Sra. de los Dolores.

Pinche en la categoría Árboles de Asia para ver más árboles asiáticos plantados por nuestra asociación.

mayo 12, 2010

Excursión a la Sierra Norte de Sevilla

Mayo es un mes en el que apetece estar en contacto con la naturaleza, y por ello el pasado día 8 organizamos una excursión a la Ribera del Huéznar, concretamente al paraje conocido como El Martinete, donde disfrutamos de la belleza de las cascadas de este río y del paisaje que lo rodea. Debido a las abundantes lluvias del pasado invierno, el caudal del río Huéznar era impresionante y las cascadas formaban numerosas hebras de agua en lugares por los que nunca antes habían discurrido. Cada socio abonó ocho euros para el viaje en autobús.

Los excursionistas, junto a una de las cascadas del río Huéznar.

Un alto en el camino.

mayo 4, 2010

El taraje blanco

A pesar de sus características ornamentales, no es corriente ver este árbol en los parques y jardines de Sevilla, excepto en el parque de El Alamillo, en el que hay numerosas plantas autóctonas. También existe un hermoso ejemplar en la zona de albero del bloque 3 de Giralda Sur, junto a la barriada Nuestra Señora de la Oliva. El nombre científico del taraje blanco es Tamarix africana Poir., y pertenece a la familia de las Tamaricáceas. Es originario de la cuenca del Mediterráneo occidental, y en Europa se ha extendido hasta las costas del sur de las Islas Británicas. A veces, como el ejemplar mencionado de los bloques de Giralda Sur, supera los 8 metros de altura. Su copa es irregular y poco tupida y está formada por numerosas ramas largas y flexibles predispuestas a caer péndulas. Su tronco es grueso y retorcido, con tendencia a ramificarse a poca distancia del suelo, y su corteza, de color pardo oscuro, presenta fisuras y grietas.

Las hojas son caducas, simples, alternas, sésiles, escamiformes (parecidas a las del ciprés), ensanchadas y abrazadas unas a otras por la base; podría decirse que tienen forma triangular; miden entre 1,5 y 3 mm de largo, por lo que pierden poca agua por evaporación.

Las flores aparecen antes que las hojas y son de color blanco; se agrupan en espigas cilíndricas y colgantes que miden algo menos de 1 cm de diámetro y entre 3 y 6 cm de largo. Cada flor tiene 5 sépalos, 5 pétalos de 2 a 3 mm de longitud y 5 estambres insertos sobre un disco nectarífero. En Sevilla, la floración del taraje blanco tiene lugar desde finales del mes de marzo hasta principios de mayo.

Los frutos son cápsulas de pequeño tamaño (de entre 3 y 5 mm) que se abren por 3 ó 4 valvas por las que liberan numerosas semillas. Estas semillas son de color marrón claro, y cada una de ellas tiene un penacho apical de color blanco.

El único ejemplar de taraje blanco que existe en las zonas ajardinadas de la barriada Nuestra Señora de la Oliva lo plantamos el día 10 de diciembre de 1993, en el jardín que está detrás del bloque 19 y que da a la avenida Poeta Manuel Benítez Carrasco.

El ejemplar de taraje blanco de los bloques de Giralda Sur.

Las flores del taraje blanco.

Flores y hojas del taraje blanco.

Este taraje blanco lo plantamos el 10 de diciembre de 1993 en el jardín del bloque 19 de la barriada de la Oliva.

Pinche en la categoría Árboles de Europa para ver más árboles europeos plantados por la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva.