El aromo blanco

En el pinar de Oromana, frente al puente que cruza el río Guadaíra, hay un viejo aromo blanco de cuyas semillas proceden los ejemplares de esta especie que hemos cultivado en nuestro vivero para su posterior distribución por colegios y jardines. Este es otro árbol exótico que, por su extraordinaria vigorosidad y por su tolerancia a la aridez, se ha naturalizado muy bien en Sevilla. Su nombre científico es Leucaena leucocephala (Lam.) de Wit  y pertenece a la de familia de las Leguminosas. Es originario del sur de México, concretamente de la península de Yucatán, aunque su cultivo se ha extendido por toda la América tropical. De crecimiento rápido, con una longevidad de unos 50 años y a veces de porte arbustivo, el aromo blanco no suele sobrepasar los 9 metros de altura. Su copa es irregular, rala, ligeramente abierta, algo desgarbada, y está formada por ramas cilíndricas ascendentes; el tronco, delgado y sin nudos, suele bifurcarse a diferentes alturas; la corteza, de color pardo grisáceo, es lisa o ligeramente fisurada.

Las hojas de este árbol son perennes, alternas y bipinnadas (es decir, doblemente pinnadas); miden de 9 a 25 cm de largo y tienen entre 4 y 10 pares de pinnas, cada una de las cuales dispone de entre 5 y 20 pares de folíolos de forma lanceolada, sésiles, algo oblicuos y de 8 a 15 mm de longitud.

Sus flores se agrupan en pequeñas cabezuelas blanquecinas de unos 2 cm de diámetro que suelen brotar a pares en los extremos de las ramas. Cada cabezuela está formada por un centenar de flores tubulares de pétalos libres, cáliz pubescente y una decena de  estambres de color crema. En Sevilla, la floración del aromo blanco dura desde el mes de mayo hasta principios de otoño.

Sus frutos son legumbres aplanadas de hasta 20 cm de longitud y 2 cm de ancho, que al madurar toman un color marrón oscuro y que tienen un pico en el ápice. Cada vaina contiene en su interior de 15 a 30 semillas semejantes a las del girasol, de color marrón brillante y de 1 cm de largo, que están dispuestas transversalmente en la vaina y que mantienen para su germinación una larga viabilidad.

En Sevilla lo podemos contemplar frente al número 35 de la calle Ancha de San Bernardo, en el parque José Celestino Mutis, en el Jardín Americano y en la barriada Nuestra Señora de la Oliva (frente al bloque 127).

Hasta el mes de junio de 2010 hemos plantado ejemplares de aromo blanco en los lugares siguientes:

El 18-01-98, en el parque de El Almendral de Carmona.

El 12-01-07, en la barriada Ntra. Sra. de la Oliva de Sevilla, frente al bloque 127.

El 13-01-10, en el colegio Reina Fabiola de Alcalá de Guadaíra.

El 25-02-10, en el colegio público Zurbarán de Sevilla.

Aromo blanco plantado el día 12 de enero de 2007, en la barriada Ntra. Sra. de la Oliva, frente al bloque 127.

La flor del aromo blanco.

El 18 de enero de 1998, plantamos un aromo blanco en el parque de El Almendral de Carmona. Presidió el acto el entonces alcalde don Sebastián Martín Recio.

El 25 de febrero de 2010 plantamos un aromo blanco en el colegio Zurbarán de la barriada Ntra. Sra. de la Oliva, con motivo de la celebración del Día de Andalucía.

Pinche en la categoría Árboles de América para ver más árboles americanos plantados por la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: