El bulevar Poeta Manuel Benítez Carrasco

Panorámica del bulevar Poeta Manuel Benítez Carrasco.

Tras vencer múltiples dificultades, el día 16 de junio de 1997 inauguramos el parque José Celestino Mutis, y al año siguiente, el día 22 de abril de 1998, le dimos el nombre del poeta granadino a la avenida que discurre entre la rotonda de Alcampo y la del final del parque. Después pusimos todo nuestro empeño en la construcción del bulevar Poeta Manuel Benítez Carrasco en la misma avenida. Hemos acudido a nuestro archivo fotográfico, al libro de actas y, sobre todo, a nuestro boletín informativo La Voz de los Jardines, que publicábamos en aquellos años, para poder contar los pasos que dimos y las vicisitudes que tuvimos que sortear hasta lograr su apertura al público el día 1 de febrero de 2001.

Antecedentes 

 

En el editorial del nº 11 de La Voz de los Jardines, publicado en mayo de 1999, dábamos un toque de atención:

Siempre hemos dicho que la misión de los políticos es construir una Sevilla habitable. Estamos en tiempo de promesas, aunque algunos después sean remisos a cumplirlas, y como sabemos que la esperanza es la aurora del vencido, preguntamos con algo de ingenuidad: ¿cuándo se transformarán la maleza y los jaramagos de la avenida Poeta Manuel Benítez Carrasco en un digno bulevar que tenga por fondo el singular parque José Celestino Mutis?

En La Voz de los Jardines nº 13, con fecha de mayo de 2000, informamos de lo siguiente:

Tras largos años de demanda, por fin el Ayuntamiento aprobó el proyecto del bulevar Poeta Manuel Benítez Carrasco. Sentimos una gran satisfacción porque, con la acreditada seriedad que nos caracteriza, hemos contribuido a la materialización de esta obra; para ello hemos apoyado las iniciativas de asociaciones afines, hemos presentado proyectos, hemos colaborado con los equipos técnicos y hemos aprovechado cualquier oportunidad (meriendas electorales, entrevistas, boletines informativos, etc.) para reclamar a los políticos la urgente necesidad de su construcción.

En el editorial de La Voz de los Jardines nº 14, publicado en noviembre de 2000, se critica a los detractores del proyecto:

El cauce del Tamarguillo fue durante muchos años una escombrera inmunda. Hoy, gracias a la constancia de nuestra Asociación, ha reverdecido: podemos disfrutar del parque José Celestino Mutis y muy pronto lo haremos del bulevar Poeta Manuel Benítez Carrasco. Esto se ha conseguido a pesar de las zancadillas de los de siempre, que solicitaron la construcción de un campo de fútbol en su lugar y que ahora pretenden rebautizar el nuevo paseo con otro nombre.

Antiguo cauce del Tamarguillo antes de las obras

Abril de 1999: comienzan las obras.

Plantación de los primeros árboles.

Plantación de las acacias de Constantinopla.

Plantación de los arriates laterales.

En La Voz de los Jardines nº 15, de agosto de 2001, se narra la inauguración:

Al comunicarnos el Distrito Sur que el bulevar Poeta Manuel Benítez Carrasco se inauguraba el día 1 de febrero, iniciamos las gestiones para darle la debida relevancia al acto, procurando que fuese en consonancia con el legado literario del poeta. Como nos consta que la directora y el claustro del colegio público Manuel Canela son grandes admiradores del poeta granadino, solicitamos su colaboración, que como siempre nos la ofrecieron con grata predisposición, y a pesar del poco tiempo que faltaba para el acontecimiento, instruyeron a un grupo de alumnos para que recitaran, en el momento de la inauguración, el poema Dice el árbol, cuyos primeros versos están grabados en una placa incrustada en un tosco monolito a la entrada del paseo.

Nosotros siempre procuramos colaborar positivamente con las Administraciones Públicas; así, al comprobar allá por el mes de octubre que había numerosos árboles que como consecuencia del trasplante se habían secado, se lo notificamos a la delegación de Parques y Jardines del Ayuntamiento para que llevase a cabo su reposición. Asimismo, avisamos de la necesidad de colocar una barrera protectora a ambos lados del paseo para evitar posibles accidentes a aquellas personas negligentes e incívicas que, además de pisar los arriates, no cruzan las vías por los semáforos a pesar del tráfico que circula. Otro olvido que debería subsanar con prontitud la Sra. Guerra-Librero (concejal delegada de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Sevilla en aquellos años) es la colocación de papeleras; de esta manera, los que arrojan los desperdicios al suelo no tendrán disculpas.

Y por último, como los protegidos vándalos siguen haciendo de las suyas sin el menor temor y han estropeado el sistema de riego, sería conveniente, para que no se sequen los árboles, que se procediese a su reparación, y mientras tanto, que el personal de mantenimiento regase del modo tradicional. Y como siempre decimos, ya está estrenado, ahora toca mantenerlo. Nosotros seguiremos estando atentos para que así sea.

 

Jesús Rossi con los hermanos del poeta Manuel Benítez Carrasco.

Los alumnos del colegio Manuel Canela recitando el poema “Dice el árbol”.

Los alumnos inaugurado los juegos infantiles.

Miembros de la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva, tras la inauguración.

El monolito con el poema “Dice el árbol”.

El bulevar Poeta Manuel Benítez Carrasco discurre entre la rotonda de Alcampo y la rotonda de La Oliva; a uno de sus lados se sitúan los edificios conocidos como los bloques de Comisiones Obreras y los de UGT, y al otro lado se encuentran los bloques de Giralda Sur y de Cielo Azul y la barriada Nuestra Señora de la Oliva. El bulevar dispone de una abundante arboleda en el paseo central, que proporciona una benéfica sombra; la exuberante y tupida vegetación lateral aísla a los paseantes del ruido del tráfico rodado. Las floraciones de las grevilleas, las tipuanas, las acacias de Constantinopla y las jacarandas son espectaculares.

Dimensiones: 48 x 325 m

Número de árboles: 387

Setos: Pitósporos como barrera protectora

Alumbrado: 38 puntos

Nº de pozos: 1 (para el riego)

Carriles bici: 2

Incluye juegos infantiles, bancos de piedra y un monolito rústico con la inscripción de unos versos del poema Dice el árbol.

Presupuesto: 101 millones de Ptas.

 

Panorámicas del Bulevar Poeta Manuel Benítez Carrasco (junio de 2010).

 

Floración de las acacias de Constantinopla.

Las tipuanas en flor.

Las grevilleas en flor.

Las jacarandas en flor.

Los limpiatubos en flor.

Por desgracia, la delegación de Parques y Jardines del Ayuntamiento no hace todo lo que debería hacer.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: