Las ranas del Parque de María Luisa

 
 
 

Plaza de América (Parque de María Luisa de Sevilla)

Nuestro amigo Lagartijo nos envía el siguiente artículo:

Desde que era un chaval, en los años 60, no había vuelto a ver ranas en el Parque de María Luisa, pero en 2001, al pasar por la fuente de la Plaza de América, las escuché. Eran unos veinte ejemplares adultos que croaban exhibiéndose a la gente sin el menor reparo. Me gustaba oírlas y todos los días ellas daban su concierto. Pero un día, cuando llegué, habían vaciado la fuente y las ranas ya no estaban. 

Pasaron meses hasta que volví a escucharlas, estaban en el Monte Gurugú y seguían siendo una veintena, pero empezaron las “obras de mejora” y las ranas volvieron a desaparecer. La primavera siguiente había ranas en la Fuente de los Leones y en el Estanque de los Patos; en este último vi renacuajos. Pero vaciaron el estanque y otra vez meses de silencio.

Al año siguiente las escuché en los Lotos, en los Patos y otra vez en la Plaza de América, y siempre que había renacuajos vaciaban las fuentes; sin embargo, las ranas seguían colonizando el Parque.

El verano pasado, en agosto vaciaron los Lotos y los renacuajos quedaron varados entre las verdinas secándose al sol: había unos 150 por m², y esto a mí me pareció una imagen dantesca… Llamé al SEPRONA, al Ayuntamiento, al 112, etc., y todos me mandaban a otro lado entre incredulidad y guasa. Al día siguiente cuando fui había limpiado aquellos restos con una pala excavadora.

Empezó a parecerme que todas estas actuaciones estaban planeadas y este año comprobé que había ranas en todos los estanques del parque, pero a principios de julio, empezando por los Lotos y terminando por la plaza de América, echaron en el agua un producto azulado que pensé que era un alguicida y que dejaba mustios los nenúfares. Desde entonces a las ranas ni se las escucha ni se las ve.

¡Qué gente tan inepta gestiona nuestro parque! Están cometiendo un delito contra el medio ambiente, pues los anfibios están protegidos por la Ley, y están desaprovechando el carné ecológico que da el hecho de que las ranas se reproduzcan en nuestro parque. Creo que ellos, como no son capaces de mantener los estanques de forma ecológica, ven a las ranas como un problema, y han decidido que lo mejor es exterminarlas antes de que se oficialice su existencia. Llevo años viendo cosas mal hechas en el Parque de María Luisa, pero lo que están haciendo con las ranas merece que alguien que lea mi relato y tenga el poder que yo no tengo, lo utilice para que este ranicidio no quede impune.

Lagartijo

Las ranas y los nenúfares afectados por los tratamientos químicos vertidos en el agua

 

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: