Comida de convivencia: sopa de tomate

La preparación del refrito para la sopa de tomate.

Cuando llegan los fríos días de otoño, nuestra asociación fomenta la convivencia entre los socios y vecinos organizando comidas populares de nuestra tierra.  Conchi Rivera, miembro de la Junta Directiva de nuestra entidad, propuso elaborar una sopa de tomate, así que el día 27 de noviembre, a pesar del tiempo tan desapacible que hizo, disfrutamos de este típico plato de Andalucía que, podríamos decir, era el menú cotidiano de muchos andaluces (por la sencillez y lo económico que resultaba) en aquellos difíciles años de la posguerra. La sopa de tomate salió buenísima y, como fue acompañada de entremeses y de unos rabanitos, resultó una delicia. Tras los postres y el correspondiente descafeinado… bailamos un buen rato al ritmo de la salsa caribeña para hacer mejor la digestión. Y todo, por el módico precio de un euro.

Al ritmo de salsa caribeña

Ingredientes para 30 comensales

3 kg de pan (comprado en la víspera)

1 litro de aceite de oliva

7 kg de tomates colorados

1 kg de cebolla

1 kg de pimientos verdes

2 cabezas de ajos

Un manojo de hierbabuena

Un litro y medio de agua

Sal al gusto

 

Elaboración de la sopa de tomate

Se vierte aproximadamente un litro de aceite en la perola. Cuando el aceite esté caliente se echan los ajos, las cebollas y los pimientos bien picados y, una vez que las cebollas se empiezan a dorar, se añaden los tomates bien troceados y todo se repica con la espumadera hasta que el sofrito esté en su punto. A continuación se pasa por el pasapurés y acto seguido se coloca la perola al fuego y se vierte el agua suficiente para que haya sopa para todos los comensales. Cuando rompa a hervir, se le añade la sal, la hierbabuena y el pan (previamente cortado en finas rodajas) y se deja unos cinco minutos hasta que el pan se hidrate. Por último, se debe servir con prontitud para que la sopa no se enfríe.

 

 

Anuncios