El lirio español

A pesar de la belleza del lirio español, en Sevilla no está muy extendido su cultivo. Su nombre botánico es Iris xiphium L. y pertenece a la gran familia de las Iridáceas, que está formada por unas 200 especies de iris, de las cuales algunas como en el caso del lirio español son bulbos, mientras que otras son rizomas. El lirio español es originario de la península Ibérica, posiblemente de la región de Murcia. Es muy frecuente confundirlo con los híbridos lirios holandeses.

Su bulbo es de tamaño mediano tirando a pequeño, parecido a una perita de San Juan de unos 2,5 cm de diámetro. Sus raíces no son persistentes y pertenece al grupo de los bulbos tunicados. En Sevilla se planta a mediados del mes de octubre, con el ápice hacia arriba y a una profundidad de unos 8 cm, para que el largo tallo no sea doblado por el viento. Los bulbos se extraen a finales del mes de junio, cuando sus hojas estén completamente marchitas; una vez sacados de la tierra, se dejan al aire unos dos días y luego se guardan en un lugar fresco y oscuro. 

Sus hojas son parecidas a las cintas, largas, estrechas y muy acanaladas, con sus extremos gradualmente acuminados; acompañan al tallo floral de forma opuesta y disminuyendo su longitud a medida que se acercan al botón floral. Son de color verde claro por el haz y estriadas por el envés. 

La flor presenta una conformación muy peculiar denominada tripartita: está compuesta por seis tépalos soldados en la base para formar un tubo, de los cuales los tres tépalos externos son casi horizontales y tienen una llamativa mancha o lengua amarilla, y además su parte final se curva levemente hacia abajo; sin embargo, los tres tépalos internos son erectos, posiblemente para facilitar la polinización por las abejas.  El tallo florífero mide entre 40 y 60 cm de altura y sus yemas florales están protegidas por una espata formada por dos brácteas. Casi siempre su floración es solitaria, pero a veces, cuando el primer lirio se ha marchitado aparece otro botón floral, que por lo general es algo más pequeño.

En Sevilla, la floración del lirio español tiene lugar desde mediados del mes de marzo hasta finales de abril, y su esplendor dura alrededor de una semana.

Bulbos del lirio español.

El lirio español, sus hojas y el tallo floral. Al fondo la barriada Ntra. Sra. de la Oliva.

Lirio español morado.

Lirio español amarillo.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: