María, vecina del barrio de Nervión, nos cuenta su inquietud por los brachichitos

Resumen de la situación que ha tenido lugar, en la calle Leonardo de Figueroa nº1 y 3 en el barrio de Nervión (Sevilla).

La historia se remonta a marzo de 2010, mes en el que se llevaron a cabo unas obras de reforma en los muros de contención del bloque donde vivo. A partir de dicha obra, alegando que se trataba de árboles “enfermos”, querían talarlos (literalmente “pegarles dos hachazos”) y llevar a cabo la siembra de naranjos y el cierre de la comunidad. Ante la encarecida lucha que llevamos a cabo por parte de mi familia, pudimos demostrar que el árbol no estaba enfermo y que debido a su gran porte arbóreo y por la dejadez que ha habido (al menos 10 u 11 años sin podar) las ramas de gran envergadura podrían caer con el consiguiente peligro para los transeúntes y vehículos. Al llegar el periodo veraniego y ante la intensa lucha que tuvimos, incluyendo prensa y televisión, el asunto parece que dejó de interesar también porque indiqué claramente a un vecino de los que querían darle el hachazo al árbol que no iba a dejar que se llevase a cabo tal atrocidad, y que si así fuera daría parte a Gerencia de Urbanismo a la que fui a informarme personalmente para saber como podía evitarlo. Debido a ello, parece que empezaron a retroceder, y realicé un escrito a Parques y Jardines para que llevasen a cabo la poda de ambos árboles, y de hecho en septiembre de 2010 la llevaron a cabo en ambos brachichitos.

Cuando parecía que ya no iba a ocurrir ningún incidente más, en marzo de 2011 nos encontramos una nueva sorpresa: el brachichito que esta en mi portal (nº 3) estaba cercado con cinta, y llamamos a la policía local para que a la mañana siguiente viniera ya que creímos que iban a llevar a cabo la tala del mismo, de esta forma la policía vino y se puso en contacto con nosotros así como con la persona al cargo de la poda que nos aseguró que la iba a realizar sin daño para el mismo aunque perdiese la copa (creo que es una poda denominada “a 2/3”) sin eliminar las ramas guía; no muy conformes pero no viendo una solución mejor aceptamos. Creíamos que el árbol iba a morir, pero empezó a brotar y la verdad es que se recuperó bastante bien; en los episodios de viento más intenso a lo mejor perdía algunas ramas pequeñas, más tiernas y no tan consistentes,  pero para nada parecía que pudiesen dañar a nadie.

La sorpresa ha sido cuando hace una semana hizo algo más de viento y el brachichito que se encuentra en el bloque vecino (que llevaban sin podar 12 años) presentaba algunas ramas de gran envergadura, algo más peligrosas, pero debido sobre todo a la dejadez como siempre de la comunidad de vecinos. Entonces tuvieron que intervenir bomberos y policía ante la denuncia de alguien que alertó de la posibilidad de su caída. Vinieron y actuaron sobre las mismas, pero este incidente ha sido el motivo para que se haya llevado a cabo la última barbarie y hayan dejado ambos brachichitos en el estado en el que aparecen en las fotos. Al parecer, amenazaron de forma velada con preguntar a un abogado sobre la posibilidad de culpabilizarnos a quienes estábamos en contra de la tala del árbol y exigirnos responsabilidades en el caso de que ocurriese algún daño tanto material o personal.

Así, el día 11 de agosto de 2011 han llevado a cabo el desmoche de ambos árboles, y esta  ha sido la tala más agresiva que hemos visto, realizada sin ser consensuada y sin consultar a la comunidad.

Nosotros jamás nos hemos opuesto a la poda de los árboles, de hecho es lo que siempre hemos exigido ante la inmensa dejadez que se ha tenido con los mismos, inclusive los otros brachichitos del terreno adyacente, que son propiedad de la comunidad pero de uso público y que no interesa cuidar, ya que el realizar un cerramiento lleva consigo el que se tenga que tener abierto durante un periodo de horas diurno y claro eso exigiría demasiado trabajo, por eso están obsesionados con el terreno de los propios edificios. También quisiera realizar alguna pregunta: ¿Qué interés hay en llevar a cabo de forma unilateral dos podas “facturadas a la comunidad” consecutivas de un mismo árbol? ¿Es qué los naranjos o cualquier otra especie arbórea no requiere un mantenimiento del mismo? Teniendo en cuenta que intervino Parques y Jardines en septiembre del año pasado y lo que sería necesario es realizar, respetando el ciclo vegetativo del árbol, una poda anual o bianual del mismo para su mantenimiento.

¿Están intentando matar los árboles poco a poco ya que el talarlos conllevaría una multa por parte de la Gerencia de Urbanismo al dar parte a la misma? Parece que se esconden otros intereses  y que quieren hacer de una comunidad de vecinos un chalé particular ayudándose del poder de unos pocos, la dejadez de la inmensa mayoría de vecinos y estando únicamente una ínfima minoría (mi familia) en contra.

Así quedaron los brachichitos en el mes de agosto...

Detalle del desmoche...

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: