El árbol del amor de flores blancas

Árbol del amor de flores blancas plantado el día 1 de marzo de 1990 en el barrio de La Oliva.

¿Cuándo diseñará el Ayuntamiento una ruta botánica de los árboles exóticos y ornamentales de Sevilla que incluya este árbol? Los vecinos de la barriada Ntra. Sra. de la Oliva tenemos el privilegio de poder contemplar la espectacular floración del árbol del amor de flores blancas, cuyo nombre científico es Cercis siliquastrum L. var. alba Weston y que pertenece a la familia de las Fabáceas o Leguminosas. Es posible que sea originario de la región asiática que limita con el mar Mediterráneo; con respecto a su introducción en Europa Occidental, al parecer lo trajeron, allá por el año 1200, los caballeros templarios desde Judea (Tierra Santa). Lo podemos catalogar como un árbol de crecimiento medio, que llega a alcanzar los 12 m de altura. Su copa es de porte irregular, algo globosa y extendida, y está formada por ramas tortuosas que normalmente acaban péndulas; las ramitas jóvenes tienen un ligero color pardo rojizo. El tronco aparece retorcido con frecuencia y, con el paso de los años, su corteza grisácea y rugosa se va agrietando con profundas fisuras longitudinales de color parduzco.

Sus hojas normalmente brotan después de la floración a finales del mes de marzo y son caducas, simples, alternas y palminervias, con forma de corazón redondeado, con dos lóbulos que se solapan por la base y con el borde entero; con respecto a su tamaño suelen medir alrededor de 10 cm de diámetro, y son de color verde oscuro por el haz y más claro (a veces de un color verde azulado) por el envés; su pecíolo, de  unos 3 cm de largo, tiene tonalidades rojizas.

Sus flores son de un color blanco céreo y están reunidas en ramilletes situados tanto en las ramas viejas como en la corteza del tronco, particularidad que se conoce en botánica como caulifloria; su cáliz dispone de 5 dientes de color parduzco y la corola se parece a la de las papilionáceas y mide unos 2 cm; hay que tener en cuenta que los tres pétalos superiores son claramente más pequeños que los inferiores, y de éstos, el central se denomina estandarte; cada flor dispone de 10 estambres que rodean a un pistilo central. En Sevilla la floración comienza a finales del mes de febrero y se mantiene durante el mes de marzo.

Sus frutos maduran en otoño y son vainas o legumbres colgantes de 6 a 10 cm de longitud, con el ápice puntiagudo y de color pardo rojizo, que permanecen en el árbol todo el invierno. Cada fruto contiene en su interior unas 12 semillas negruzcas y aplanadas.

El 1 de marzo de 1990, plantamos el ejemplar de la barriada Ntra. Sra. de la Oliva que está situado en el alcorque circular del bloque 36, en la zona de los aparcamientos.

Las flores del árbol del amor blanco.

Flores que brotan del tronco del árbol del amor blanco.

Una floración caprichosa.

El árbol del amor después de la floración.

Las hojas del árbol del amor blanco.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: