Monumento a Juan Pablo II en el día de la Virgen de los Reyes

Monumento al Papa Juan Pablo II en la Plaza de la Virgen de los Reyes de Sevilla.

Como entidad sevillana nos preocupa la situación económica de nuestra ciudad y deseamos aportar nuestro granito de arena para paliar la penosa crisis que estamos sufriendo. Para ello, nos proponemos potenciar el sector turístico, y con este noble fin hemos incorporado la categoría “El aura de Sevilla” en el lateral de este blog, en la cual resaltaremos aquellos monumentos, procesiones, fiestas y conmemoraciones que a lo largo del año hay en nuestra ciudad.  Asimismo, invitamos a los ciudadanos del mundo a que visiten la capital de Andalucía.

Con la sevillana “Algo se muere en el alma cuando un amigo se va…” despidió Sevilla al Papa Juan Pablo II en la última visita que realizó a nuestra ciudad en el año 1993. La construcción de este monumento es un nuevo logro de la sociedad civil: los promotores de esta iniciativa han logrado, tras vencer muchas vicisitudes, inaugurar en la víspera de la Asunción de la Virgen el monumento al Papa que logró devolver la libertad a su pueblo. En nuestra opinión han acertado hasta en la ubicación. Allí está casi desapercibido, entre dos viejos naranjos de la Plaza de la Virgen de los Reyes, frente a ese gran dedo afiligranado de la Giralda que señala constantemente al cielo y a la sombra del ciprés centenario que se encuentra a su espalda en la fachada del Convento de la Encarnación.

El monumento al Papa Juan Pablo II entre dos naranjos y a la sombra del ciprés del convento de la Encarnación.

El monumento al Papa Juan Pablo II ha sido una iniciativa de la sociedad civil sevillana.

La Virgen de los Reyes, principal patrona de Sevilla y su Archidiócesis en su recorrido alrededor de la Catedral Metropolitana.

La Virgen de los Reyes acompañada de miles de sevillanos.

El Hijo de Dios en brazos de la Virgen de los Reyes

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: