La visita al Jardín Americano nos entristeció

Image

Los ciudadanos preocupados por el Jardín Americano.

Cuando llegamos a la puerta del Jardín Americano, nos sorprendió una pandilla de litroneros con su machacona y estridente música… Al parecer, disfrutar de la paz de los jardines y de la naturaleza es un fenómeno marginal de su existencia. El grupo de ciudadanos que acudimos para valorar el estado del Jardín Americano estaba formado por 14 personas. Entramos por la puerta de acceso al Jardín de las Cactáceas y allí pudimos comprobar que faltaban carteles informativos y que otros estaban deteriorados. Cuando llegamos al estanque, comprobamos que lo habían vaciado y que solo quedaba por recoger la basura del fondo. Camino del umbráculo contemplamos con tristeza que el bonito mosaico inspirado en las láminas dibujadas por el naturalista gaditano José Celestino Mutis estaban vandalizados con grafitis… A veces, teníamos que rodear los senderos para esquivar las numerosas hojas de palmeras que estaban caídas en el suelo, y cuando llegamos al estanque del umbráculo vimos que una manta flotaba en sus aguas pestilentes… Al salir contemplamos una robusta fuente de hierro forjado que estaba arrancada y tirada en el suelo. Al finalizar el recorrido, preguntamos por la valoración de la visita, y hubo consenso en acordar que su estado podría ser denominado como “descuidado”.

No había responsables de Jardín Americano...sólo una pandilla de litronero con su música machacona y estridente...

No había responsables del Jardín Americano, pero sí había una pandilla de litroneros con su música machacona y estridente…

El estanque ya no tiene agua...sólo basura...

El estanque ya no tiene agua… Solamente tiene basura.

Las hojas de las palmeras por el suelo...

Las hojas de las palmeras por el suelo…

Los grafiteros no han respetado ni el mosaico inspirado en las láminas de José Celestino Mutis.

Los grafiteros no han respetado ni el mosaico inspirado en las láminas de José Celestino Mutis.

Los carteles informativos o arrancados o grafiteados por los vándalos..

Los carteles informativos, o arrancados o grafiteados por los vándalos…

El acto vandálico más llamativo...

El acto vandálico más llamativo: la fuente arrancada.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: