La fotinia

Fotinia en la barriada de Alcosa

Una fotinia en el barrio de Alcosa.

La fotinia es un arbusto que posee una gran aspiración a ser arbolito. En Sevilla está bien representada en las zonas ajardinadas de los barrios de Alcosa, La Oliva, El Porvenir… que fueron construidos allá por los años setenta del siglo pasado, época en la que la fotinia fue introducida en nuestra ciudad. El nombre científico de la fotinia es Photinia serratifolia (Desf.) Kalkman. y pertenece a la familia de las Rosáceas. Es originaria de la provincia de Anhui, en la actual República Popular China; en esta provincia forma grandes bosques mixtos que se extienden desde los valles hasta cotas superiores a los 2.000 metros de altura. Este arbolito ornamental es de crecimiento medio: su altura normal oscila entre los 3 y los 6 metros, pero a veces, en condiciones optimas, logra superar los 10 metros de altura. Su porte es casi siempre erguido: su copa es bastante redondeada y muy ramificada; su tronco es prácticamente recto, aunque con cierta tendencia a inclinarse, y con respecto al comienzo de la ramificación, presenta la cruz a un metro aproximadamente del suelo. Su corteza suele ser bastante lisa, aunque al ir envejeciendo se fisura. Con relación al suelo, tolera bien los terrenos calcáreos y alcanza su máximo desarrollo cuando está plantado a pleno sol.

Las hojas son perennes, alternas, simples, de forma ovalada u oblonga con el ápice acuminado; miden de 10 a 16 cm de largo y tienen los bordes levemente aserrados aunque de forma irregular; sus láminas suelen estar algo retorcidas y su textura es coriácea, y además presentan el nervio central muy pronunciado. Los nuevos brotes de las hojas son de un color cobrizo, y con el tiempo las hojas se tornan de color verde brillante tanto por el haz como por el envés; al envejecer, toman distintas tonalidades del color rojizo. Su pecíolo mide de 2 a 4 cm de largo.

Las flores son pequeñas (tan solo miden de 6 a 8 mm de diámetro) y están reunidas en inflorescencias terminales de tamaño grande y de forma aplanada que se denominan corimbos. Cada flor está compuesta de 5 sépalos libres de aspecto triangular, una corola formada por 5 pétalos libres de color blanquecino y unos 20 estambres. En Sevilla la fotinia florece a mediados de marzo, por el día de San José.

Sus frutos son bayas pequeñas de color rojo y de textura carnosa que miden unos 5 o 6 mm de diámetro. En su interior contienen de 1 a 4 semillas de color marrón y de forma ovoide de 2 a 2,5 mm de ancho.

Inflorescencia de la fotinia

Inflorescencia de la fotinia.

detalle de las hojas

Detalle de las hojas de la fotinia.

detalle del tronco de la fotinia

Detalle del tronco y la corteza de la fotinia

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: