Recorrido botánico por los patios del Museo de Bellas Artes

Fachada  del Museo de Bellas Artes de Sevilla.

Fachada del Museo de Bellas Artes de Sevilla.

El Museo de Bellas Artes de Sevilla está ubicado en el antiguo convento de la Merced, que fundara San Pedro de Nolasco en  tiempos de la reconquista de nuestra ciudad por el rey Fernando III el Santo.

En el siglo XVII se destruye el antiguo convento y se construye el actual de estilo manierista llevado a cabo por el escultor y arquitecto Juan de Oviedo. Después del saqueo del convento durante la ocupación francesa, este fue reedificado por la comunidad el 23 de diciembre de 1818. Pocos años después, el gobierno lo desamortizó, y fue en el año 1835 cuando por Real Decreto se creó el Museo de Pinturas. Un dato revelador de aquella época es que había 2.050 piezas inventariadas; precisamente el Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de Pascual Madoz deja constancia de las mismas y relaciona gran parte de las obras. Sin embargo, en el inventario realizado en el año 1993 sólo se conservan de aquella época unas 300 obras.

El expolio artístico llevado a cabo en nuestra ciudad ha sido vergonzoso. Numerosas piezas sevillanas de altísimo valor artístico han sido objeto de mercaderes y chalanes y se encuentran dispersas por el mundo; podría decirse que nos han privado del ADN de nuestra identidad sevillana.

Con respecto al recorrido botánico, Lourdes Páez nos presentó a los numerosos ciudadanos que estaban interesados en esta actividad. Comenzamos por identificar y explicar las características de los árboles de la Plaza del Museo, donde se encuentra la estatua del gran pintor sevillano Bartolomé Esteban Murillo, que fue realizada por el escultor madrileño Sabino de Medina. Posteriormente, visitamos el Patio del Aljibe, donde pudimos contemplar en el pozo algunos culantrillos que habían brotado a poca distancia del brocal. A continuación nos dirigimos al Patio de las Conchas, recuperado en los años cuarenta del siglo pasado; en el Patio de los Bojes pudimos contemplar en la fuente un nenúfar en flor y también los setos de mirtos con apariencia de laberinto. Por último, nos trasladamos al Claustro Mayor, donde pudimos disfrutar de los nísperos cargados de frutos.

Plano de los patios del Museo de Bellas Artes y las especies que hay en cada uno de ellos

Plano de los patios del Museo de Bellas Artes y las especies que hay en cada uno de ellos.

Lourdes Páez, presenta a Jacinto Martínez, al grupo de participantes.

Lourdes Páez presenta a Jacinto Martínez al grupo de participantes.

En el Patio de los Bojes, contemplando el nenúfar en flor.

En el Patio de los Bojes, contemplando el nenúfar en flor.

En el Patio del Claustro Mayor, Jacinto explica las caracteristicas de la palmera livistona.

En el Patio del Claustro Mayor, Jacinto explica las caracteristicas de la palmera livistona.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: