Los niños de la Fundación Carlos Espigares visitan el Parque de María Luisa

100_0649

Niños y voluntarios de la Fundación Carlos Espigares.

La última actividad para conmemorar el Día de Andalucía la realizamos recorriendo los caminos y glorietas del Parque de María Luisa con los niños de la Fundación Carlos Espigares.

Nos citamos en la Glorieta de Bécquer y, antes que nada, guardamos un minuto de silencio en memoria de la joven fallecida en esta zona. Tanto Rosa como Jacinto explicaron con detalle la historia de esta emblemática glorieta. De vez en cuando, algún niño nos dedicaba una carta o un poema a nuestra altruista labor, y también a nuestros amigos los árboles… Recordamos a la niña Carmen, que se sentía orgullosa de ser rumana y nos emocionó con sus sensibles versos… ¡Qué suerte han tenido estos niños de ser educados en la Fundación Carlos Espigares!

Y fuimos caminando lentamente, saboreando los instantes de armonía, explicando las características y los nombres de los árboles y los detalles históricos de las artísticas glorietas de nuestro emblemático parque. Llegamos la Plaza de América y nos reunimos en la peculiar glorieta dedicada a Cervantes, a la sombra de la esbelta araucaria; allí, antes de despedirnos, retornaron las emociones, nos cantaron en coro y al unísono una bella canción compuesta por ellos que hablaba de sembrar acacias y jazmines, mimosas, naranjos y jacarandas… También nos entregaron una placa conmemorativa de este día y, por último, las cosas del destino: presenció este acto una señora mayor, que traía libros para colocarlos en los anaqueles vacíos de la glorieta, y se dirigió a nosotros para que los niños la ayudaran a colocarlos… ¡Qué final más ejemplar! ¿Cuándo los anaqueles vacíos volverán a llenarse de libros que, una vez leídos, retornen a su hueco vacío?

La Fuente de los Leones del Parque de María Luisa

La Fuente de los Leones del Parque de María Luisa.

En el templete de la Isleta de los Patos.

En el templete de la Isleta de los Patos.

La señora argentina que peregrinó hasta la Glorieta de Cervantes para rellenar con libros los anaqueles vacíos.

La señora argentina que peregrinó hasta la Glorieta de Cervantes para rellenar con libros los anaqueles vacíos.

100_0659-2

Los anaqueles de la Glorieta de Cervantes ya tienen libros…

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: