Archive for agosto, 2016

agosto 23, 2016

El alcanforero

El alcanforero de la Glorieta de Doña Sol.

El alcanforero de la Glorieta de Doña Sol.

El único ejemplar de alcanforero que conocemos en nuestra ciudad se encuentra en la Glorieta de Doña Sol, en el Parque de María Luisa, y, por sus características, entrará en la relación de árboles singulares de Sevilla que actualmente estamos elaborando. El nombre científico del alcanforero es Cinnamomum camphora (L.) J. Presl y pertenece a la familia de las Lauráceas. Es originario de Asia Oriental, concretamente de las islas situadas al sur de Japón (Shikoku, Kyushu, Honshu y demás islas que limitan el Mar de China Oriental). Este aromático árbol es de crecimiento rápido y suele superar los 18 metros de altura. También se caracteriza por su longevidad: en los santuarios del Japón hay ejemplares que superan los 1000 años de edad. Su copa, formada por una estructura de gruesas ramas casi verticales, suele ser amplia, extendida y bastante espesa; su tronco es más bien corto y robusto, y su corteza, de color marrón grisáceo, está profundamente agrietada en sentido longitudinal. Por otra parte, prefiere una exposición soleada; hay que tener en cuenta que no soporta los suelos encharcados y, sobre todo, que cuando es joven hay que protegerlo de los vientos del invierno. Sin embargo, cuando es adulto, puede soportar temperaturas inferiores a 0 ºC, aunque las partes verdes se marchiten. Existen testimonios de que este árbol es cultivado desde épocas remotas, ya que de él se extrae, por destilación de su madera, la sustancia aromática denominada alcanfor.

Sus hojas, que tienen una fragancia peculiar, son perennes, en disposición alterna, simples y de forma ovadoacuminada, con los márgenes lisos pero levemente ondulados, de textura coriácea y con unas dimensiones de 8 x 4 cm. El limbo foliar, atravesado por de 3 a 5 nervaduras amarillentas, es de color verde claro por el haz (que reluce cuando le da el Sol) y más pálido por el envés. Su pecíolo, de color amarillento, es delgado y mide de 2 a 3 cm de largo. También hay que destacar que los brotes de las hojas nuevas tienen un tono rojizo.

Sus pequeñas flores están agrupadas en panículas axilares, en inflorescencias del tipo corimbo de unos 7 cm de longitud. Cada flor, de tan solo 6 mm de diámetro, tiene 6 pétalos de color blanco amarillento y 9 estambres; el pistilo tiene una sola cavidad y un solo rudimento seminal, y el ovario es súpero. Otra característica de sus flores es que atraen a las mariposas. En Sevilla, el alcanforero florece a finales del mes de abril.

Sus frutos (no comestibles) son pequeñas drupas globosas que miden entre 7 y 8 mm de diámetro y que al madurar toman un color violeta oscuro. Hay que tener en cuenta que este ornamental árbol no fructifica hasta pasadas varias décadas después de su germinación. Cada fruto contiene en su interior una sola semilla de unos 5 mm de diámetro y de gran dureza; su poder germinativo es breve, por lo que hay que sembrarla inmediatamente después de extraerla del fruto.

Las hojas y los frutos del alcanforero

Las hojas y los frutos del alcanforero.

Las flores del alcanforero

Las flores del alcanforero.

Las semillas del alcanforero.

Las semillas del alcanforero.

Tronco y corteza del alcanforero

Tronco y corteza del alcanforero.

Anuncios
agosto 14, 2016

Pepe Elías valora la situación actual del Jardín Americano

Así está el jardín de las Cactáceas del Jardín Americano. ¡Una lástima!

Así está el jardín de las Cactáceas del Jardín Americano. ¡Una lástima!

José Elías Bonells llegó a Sevilla el día 9 de enero de 1959, cuando solo tenía 21 años, y en la delegación de Parques y Jardines ha sido director técnico, jefe de servicios, jefe de la jardinería…

Ha sido reconocido internacionalmente como uno de los grandes técnicos en la jardinería mediterránea y, sobre todo, entre los numerosos libros que ha escrito, destaca por su legado histórico Plantas y Jardines de Sevilla.

Y aunque pasa de los ochenta años, continúa velando por los parques de Sevilla, como afirmó el día de su jubilación. Por ello, el movimiento ciudadano, a través de la Plataforma Ciudadana por los Parques, los Jardines y el Paisaje de Sevilla, llevó a cabo un reconocimiento y homenaje a su labor en nuestra ciudad.

Pepe Elías ha visitado el Jardín Americano de la Expo`92 y nos ha enviado unas fotografías como testimonio de las horas bajas que padece este jardín catalogado como BIC y que actualmente está seco, sucio y vandalizado.

Sabemos del esfuerzo que está realizando la Dirección General de Parques y Jardines de Sevilla para acondicionar y restaurar nuestras zonas verdes, pero este jardín necesita una especial protección y que deje de ser objeto de disputa política.

Evidente abandono del Jardín Americano

Evidente abandono del Jardín Americano.

El vandalismo se ceba con este jardín declarado Bien de Interés Cultural.

El vandalismo se ceba con este jardín declarado Bien de Interés Cultural.

La zona del Umbráculo presenta un estado lamentable.

La zona del Umbráculo presenta un estado lamentable.

José Elías Bonells y Alberto García Camarasa, dos catalanes que por su amor a Sevilla aportaron lo mejor de sus conocimientos de jardinería. Ambos se merecen un reconocimiento oficial, el reconocimiento ciudadano, ya lo tienen.

José Elías Bonells y Alberto García Camarasa, dos catalanes que por su amor a Sevilla aportaron lo mejor de sus conocimientos de jardinería. Ambos se merecen un reconocimiento oficial, pues el reconocimiento ciudadano ya lo tienen.