Archive for abril, 2017

abril 26, 2017

Unos días en Punta Umbría: visita a los lugares colombinos (Moguer)

El monumento más destacado de Moguer: el monasterio de Santa Clara, de 1337.

El día 25 de abril por la tarde visitamos Moguer, que se encuentra situada a la orilla del río Tinto y que está cargada de historia. No olvidemos que fue la cuna del poeta Juan Ramón Jiménez, premio Nobel de literatura en 1956.

Entre su riqueza patrimonial, destaca el Monasterio de Santa Clara, que fue fundado en 1337 por el primer señor de Moguer, don Alonso Jofre Tenorio, para las monjas clarisas franciscanas, quienes lo habitaron hasta el año 1903. Este convento es un monumento colombino destacado, ya que en él pasó Colón su primera noche a la vuelta del viaje a América. También visitamos la iglesia de Ntra. Sra. de la Granada, del siglo XVIII, y pudimos admirar en su interior varios retablos barrocos. El cultivo del fresón ha traído la prosperidad a esta ciudad; sus calles estaban repletas de emigrantes del norte de África.

La Iglesia de Ntra. Sra. de la Granada, en Moguer.

Anuncios
abril 25, 2017

Unos días en Punta Umbría: visita a los lugares colombinos (Palos de la Frontera y La Rábida)

Residencia de Tiempo Libre de Punta Umbría.

El martes 25 de abril, lo dedicamos a visitar los lugares colombinos. Comenzamos por Palos de la Frontera, que como indica el escudo de la ciudad, es la cuna del Descubrimiento de América, ya que de allí partieron las carabelas la Pinta y la Niña y la nao Santa María el día 3 de agosto de 1492, al mando de las cuales estaban Colón y los hermanos Pinzón. El autobús nos dejó cerca del Parque de la Fontanilla, junto al cual se encontraba el muelle de donde partió el Almirante de Castilla… Llegamos a la iglesia de san Jorge Mártir, de estilo gótico-mudéjar; precisamente por la puerta de los Novios fue por donde salieron los marinos, después de rezar, para embarcarse y realizar la gran epopeya de descubrir un Nuevo Continente. También vimos la Plaza dedicada al Comandante de aviación Ramón Franco, donde una placa recuerda la hazaña del vuelo Palos-Buenos Aires realizado entre el 22 de enero y el 10 de febrero de 1926.

Palos de la Frontera: Iglesia de san Jorge Mártir.

Placa conmemorativa de la hazaña realizada por el comandante Ramón Franco: el vuelo desde Palos a Buenos Aires iniciado el día 22 de enero de 1926.

Después de comer, visitamos el Monasterio de La Rábida, declarado monumento histórico y artístico de la Nación, por Real Orden de 3 de febrero de 1856. En él se encuentran numerosos objetos y cuadros conmemorativos del Descubrimiento de América. En este monasterio también se encuentra enterrado Martín Alonso Pinzón. Este cenobio fue construido entre los siglos XIV y XV, y está decorado con los frescos de Daniel Vázquez Díaz. Allí llegó Cristóbal Colón en el año 1485, encontró cobijo entre los frailes y recibió el benéfico apoyo de los frailes Juan Pérez y Antonio de Marchena para poder realizar su empresa descubridora, ya que estos le facilitaron el contacto con la reina Isabel I de Castilla.

Explanada del Monasterio de La Rábida.

Monasterio de La Rábida (Huelva, España).

Claustro mudéjar del Monasterio de La Rábida.

Frescos pintados por Daniel Vázquez Díaz.

abril 22, 2017

Excursión a la Peña de Alájar

Peña de Arias Montano.

El sábado día 22 de mayo, nos fuimos de excursión a la Peña  de Alájar. Nada más llegar, nos acercamos a la fuente para beber el agua pura que mana de la montaña, luego visitamos la ermita donde está la patrona de la zona Ntra. Sra. Reina de los Ángeles y posteriormente, realizamos una caminata por el sendero que conduce al Calabacino donde disfrutamos respirando el aire puro y contemplando los alcornoques centenarios.

A las 14:00 h el autobús nos acercó al restaurante Las Tinajas y finalmente paseamos por Aracena y nos llevamos para Sevilla productos naturales del lugar, miel de la sierra, arrope, piñonate…

Alájar desde la Peña de Arias Montano

Camino del Calabacino

abril 21, 2017

Concentración en la calle Fernán Caballero

Postal antigua de la casa de Fernán Caballero, donde se ven el magnolio y el limonero tan arbitrariamente talados.

Convocados por Joaquín Egea, presidente de ADEPA, nos reunimos 63 ciudadanos en la calle Fernán Caballero para protestar por el arboricidio cometido en la casa donde vivieron la escritora Fernán Caballero y el pintor José García Ramos.

El acto comenzó con unas palabras de agradecimiento del presidente de la Asociación de Defensa del Patrimonio de Andalucía, quien hizo un breve resumen de los personajes que habitaron dicha vivienda y de la arbitrariedad que ha supuesto la poda del magnolio que plantó Cecilia  Böhl de Faber y del limonero del pintor José García Ramos.

Acto seguido, José Antonio Francés González leyó el manifiesto siguiente:

CONTRA LA INDIFERENCIA

Uno de mis alumnos esta mañana me preguntaba, no sin motivos, para qué íbamos a ir al acto de desagravio si ya los árboles están cortados, si ya el mal no tiene remedio y nada de lo que hagamos nos devolverá los árboles que plantaron la escritora Fernán Caballero y el pintor José García Ramos. En efecto, cortar un árbol es como cercenar una vida y tiene todo lo dramático e irremediable de la muerte. Pero, ¿de verdad debemos resignarnos a esta evidencia, sin más?

Parece que, peor que el mal, que a veces no puede evitarse porque forma parte de la tentación humana, es que los buenos, los justos, se queden impasibles ante él. Amigos, si en esta hermosa tarde de abril nos hubiéramos quedado en casa, si hoy no estuviésemos aquí, el mal sería doble porque a la ignorancia de los que han cortado un trozo de nuestra historia habría que unir la indiferencia de los buenos.

Porque… ¿qué sería lo siguiente si nadie clama contra la injusticia? ¿Qué otra parte de nuestra memoria nos arrancarían si nadie pone coto a la brutalidad? Si hoy no protestamos contra lo que ha ocurrido, que es lo que suele pasar con tantas causas justas, les estamos dando una carta blanca a nuestros responsables para que nos gobiernen sin ninguna delicadeza ni dignidad, les estamos permitiendo que nos traten como a mercancía electoral, les estamos abriendo la puerta para que nos dirijan desde la impunidad y la falta de respeto.

Sí, ya sé que hay problemas más acuciantes (el paro juvenil, la pobreza y el hambre, la violencia y el terrorismo yihadista…) y que la vida no se detiene porque alguien autorice desde una oficina gris que corten dos árboles. No, el mundo no se para, es verdad. Pero si damos por buena esa forma de pensar les estamos dando la razón a esos burócratas sin sensibilidad que piensan que las ciudades son solares y cédulas de edificación donde solo echan raíces los impuestos, los formularios y las plusvalías.

Los árboles son una hermosa metáfora de lo que son los pueblos: hombres que echan raíces en una tierra y se funden a un paisaje, a una cultura. Un pueblo es pasado, aquello que podemos recordar, y si nos privamos de nuestra memoria, de nuestro patrimonio, somos como árboles a los que han cortado sus raíces.

Los pueblos sin memoria están abocados a la barbarie, a repetir sus errores, a despreciar todo aquello que les rodea con la soberbia del ignorante.

El grado de civilización de un pueblo se mide por el respeto que tiene a su memoria. Y eso es lo que estamos haciendo aquí, amigos, reunirnos civilizadamente para exigir una disculpa pública, para exigir una rectificación, un gesto de arrepentimiento, para pedir un poco de vergüenza torera. Que alguien, a quien corresponda, asuma la responsabilidad de lo que ha pasado y pida perdón a los ciudadanos, y vuelva a plantar en esta finca un limonero y un magnolio.

Pedimos respeto por nuestra memoria. Respeto por lo que somos. Pedimos que nadie ultraje nuestras raíces como les ha pasado a estos árboles centenarios.

Muchas gracias.

Posteriormente, varios jóvenes recitaron poemas relacionados con los árboles y el beneficio que estos aportan a la naturaleza. Por último, recitamos al unísono el poema “Dice el árbol” de Manuel Benítez Carrasco, y a continuación, Jacinto Martínez, presidente de la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva, comunicó que el próximo día 3 de mayo se plantará un magnolio en el colegio Buen Pastor, en desagravio por la tala del magnolio de Fernán Caballero.

Joaquín Egea, informando a los ciudadanos asistentes de los hechos acaecidos.

José Antonio Francés González, leyendo el manifiesto “Contra la indiferencia”.

101_3531bc

Una de las jóvenes asistentes manifestó su indignación a través de la lectura de un poema.

 

 

abril 21, 2017

DÍA DE LA TIERRA EN EL MUSEO DE BELLAS ARTES DE SEVILLA

Lourdes Páez, conservadora del Museo de Bellas Artes de Sevilla, explicando las características del paisaje en los cuadros de nuestro museo.

Como en años anteriores, nuestra asociación ha colaborado en la celebración del Día de la Tierra en el Museo de Bellas Artes de Sevilla.

Las conservadoras de nuestro museo, Lourdes Páez y Rocío Izquierdo, realizaron una visita guiada por las distintas salas del museo explicando exhaustivamente las técnicas del paisaje y de la naturaleza en las distintas épocas de la pintura, así como su evolución hasta el siglo XX.

Una vez concluida la visita al museo, Jacinto Martínez, presidente de nuestra asociación, recorrió los distintos patios del antiguo convento de la Merced, fundado por San Pedro Nolasco en la época de Fernando III y remodelado en el siglo XVII por el arquitecto Juan de Oviedo, quien le dio ese peculiar estilo manierista andaluz. Comenzó por el Claustro Mayor, donde explicó las características de las plantas de interior, arbustos y árboles, allí existentes, como la dama de noche, la clivia, la cinta, el níspero de Japón… y la Bauhinia variegata que plantamos el año pasado por estas fechas. Seguidamente hizo lo mismo con el patio del Aljibe, el patio de las Conchas y el patio de los Bojes. Por último, se repartieron semillas de cinco árboles diferentes.

Rocío Izquierdo, conservadora del Museo de Bellas Artes de Sevilla, explicando las características arquitectónicas de los patios de nuestro museo.

Jacinto Martínez, presidente de la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva, explicando las características de la flora de los patios del museo.

abril 20, 2017

Recorrido por las glorietas y árboles singulares del Parque de María Luisa

Los amigos que acudieron a la Glorieta de Bécquer para recorrer el Parque de María Luisa.

De vez en cuando nos gusta enseñar altruistamente nuestro Parque de María Luisa. Ayer, día 19 de abril, acudieron a la cita los alumnos de la Biblioteca Municipal San Jerónimo y varios amigos de Facebook.

Como es costumbre desde hace casi veinte años, quedamos citados en la Glorieta más emblemática de nuestro Parque, la dedicada a Gustavo Adolfo Bécquer. Tras una breve presentación de los asistentes, comenzamos informando de las características e historia del monumento y del magnífico taxodio, árbol central que le da vida a tan bello conjunto monumental. Nos despedimos de Bécquer recitando al unísono la rima “Volverán las oscuras golondrinas”.

Tras describir algunos ejemplares de árboles singulares y centenarios que nos íbamos encontrando (plátanos de sombra, araucarias, castaños de India, ombúes…) llegamos a la glorieta dedicada a Luis Montoto, escritor que luchó para que la cultura popular recibiera reconocimiento académico, y luego pasamos a la glorieta dedicada a Luca de Tena… Continuamos viendo árboles singulares y glorietas hasta que llegamos a la glorieta dedica a Ofelia Nieto, donde nos despedimos hasta otra nueva ocasión.

Pensamos que, si se conoce nuestro patrimonio, se valorará y respetará.

abril 18, 2017

La sociedad civil en Sevilla

El primer ciclo “Agua, paisaje y ciudadanía”.

El pasado día 23 de marzo tuve la oportunidad de hablar en el primer Ciclo “Agua, paisaje y ciudadanía” sobre el movimiento ciudadano en Sevilla. Haré un resumen de lo que dije en los escasos diez minutos que se me concedieron.

Comencé exponiendo mi opinión sobre la sociedad civil de Sevilla, que, como suele ocurrir en todas partes, es dual: por una parte están quienes solo desean que triunfen sus ideas y critican los abusos y arbitrariedades que comete el partido que gobierna, y por otra parte existen asociaciones que son correa de transmisión de los partidos políticos y que sobreviven gracias a las subvenciones que estos les facilitan. La Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva lleva más de treinta años defendiendo los árboles y zonas verdes de Sevilla sin recibir dádivas que la condicionen.

Tras muchos años de trabajo y reivindicaciones, nos sentimos especialmente orgullosos de haber logrado que se inaugurase el Parque José Celestino Mutis el día 16 de junio de 1997. Más tarde, se cumplió nuestra ilusión de dedicarle una avenida a nuestro socio de honor, el poeta Manuel Benítez Carrasco, y de que se construyera el bulevar que lleva su nombre. Podría calificarse de épica la acción de defender los Jardines de Cristina frente a la amenaza que suponía la construcción de un aparcamiento subterráneo bajo las raíces de sus árboles centenarios. Y qué decir de la epopeya que supuso oponerse a la mutilación de los Jardines del Prado para que se construyese un edificio de diseño precisamente para la Universidad de Sevilla. La Justicia nos dio la razón y tuvieron que reconstruir lo destruido. Una pregunta capciosa: ¿por qué los ciudadanos tenemos que pagar, a través de los impuestos, las extralimitaciones de los políticos?

En cuanto al Jardín Americano, que se cerró después de la EXPO`92, se logró reabrir el día 11 de abril de 2010 gracias a la presión que ejerció la Plataforma Ciudadana por los Parques, los Jardines y el Paisaje de Sevilla.  Lamentablemente, el Jardín fue utilizado como arma de reproche político y se abandonó de nuevo a su suerte. Hoy, cuando falta poco para la celebración de su XXV aniversario, está que da pena verlo.

Jacinto Martínez Gálvez

Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva

 

abril 8, 2017

Colaboramos con un árbol en la celebración del cuarenta aniversario de la Fundación Carlos Espigares

Plantación de un carambolo en la Fundación Carlos Espigares.

El pasado 25 de marzo, la Fundación Carlos Espigares celebró el 40º Aniversario de su creación. La Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva participó en el evento facilitando un exótico árbol de nuestro vivero: se trata de un carambolo (Averrhoa carambola L.).

 

abril 6, 2017

Una mañana en el Parque José Celestino Mutis

Los alumnos del colegio Fray Bartolomé de las Casas en el Parque José Celestino Mutis.

Nuestras socias Nati Escalante Asuero y Blanca Salgado Pazo fueron profesoras del colegio Fray Bartolomé de las Casas. Durante sus años de actividad en dicho centro escolar, nuestra Asociación colaboró en numerosas ocasiones en la realización de actividades medioambientales con los alumnos. Actualmente, tanto Nati como Blanca están jubiladas y, a pesar de tener que cuidar de los nietos, siguen colaborando activamente en el fomento de la educación medioambiental.

El pasado día 31 de marzo quedamos citados con los alumnos del colegio Fray Bartolomé de las Casas en el Parque José Celestino Mutis, con el fin de identificar su rico contenido botánico y para que los alumnos entrevistasen al presidente de nuestra Asociación.

Agradecemos la labor altruista que están realizando ambas profesoras jubiladas al potenciar la educación medioambiental en el Polígono Sur.