El vandalismo se ceba con el conjunto monumental de la Glorieta de Bécquer

Los vándalos amputan los dedos de la mujer que espera a su amor. Conjunto monumental de la Glorieta de Bécquer.

Una vez más, el conjunto monumental de la Glorieta de Bécquer ha sido vandalizado. El pasado día 22 de diciembre fue restaurado el conjunto monumental y adaptado a las dimensiones del gigantesco taxodio que le sirve de núcleo.

Los sevillanos consideramos esta glorieta como uno de los símbolos más emblemáticos de nuestra ciudad, no solo porque fuese inaugurada el día 9 de diciembre de 1911 (tres años antes de la apertura al público del Parque de María Luisa), ni por el esfuerzo realizado por los hermanos Álvarez Quintero, quienes inspirándose en una rima de Bécquer compusieron la comedia La rima eterna (cuya recaudación se empleó para la construcción de la glorieta), ni porque fuese proyectada por el escultor Lorenzo Coullaut Valera en el año 1910, a partir de la rima “El amor que pasa”; sino porque este monumento está en el ADN de la Sevilla sensible, y ya va siendo hora de que se acabe con el vandalismo. Este monumento tiene que estar vigilado constantemente, existen medios tecnológicos para ello, pero sobre todo se debe cerrar a una hora prudencial.

Por otra parte, la amputación debe ser restaurada lo más rápidamente posible.

La mano, antes del ataque vandálico.

Otro ataque vandálico anterior.

Los vándalos destruyeron el anaquel de mármol que había en la glorieta de Bécquer.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: