Archive for abril 7th, 2018

abril 7, 2018

Visita a Arcos de la Frontera

Desde el Mirador de Abades de Arcos de la Frontera.

Salimos de la barriada Ntra. Sra. de la Oliva con tiempo inestable, pero cuando pasamos el Cruce de las Cabezas, empezaron a abrirse claros… No cabe duda de que nuestro Patrón San Roque nos protege. El autobús nos dejó en la Plaza de España de Arcos de la Frontera, y comenzamos a subir la empinada calle Corredera y luego la Cuesta de Belén. Allí entramos en la Oficina de Turismo para recoger un plano de la zona monumental de la ciudad; continuamos por el Callejón de las Monjas, donde pudimos contemplar el exterior de la Basílica Menor de Santa María de la Asunción, que se levanta sobre los restos de una mezquita árabe, y de allí fuimos hasta la Plaza del Cabildo, donde se encuentra el Mirador, que está a 230 metros de altura sobre el nivel del mar y desde el cual se puede contemplar el valle del río Guadalete. Desde este lugar, nos dispersamos en grupos para que cada cual viese lo que más le gustase. Nos impresionaron la silueta del Castillo Ducal, las exposiciones del Palacio del Mayorazgo, con su cuidado Jardín Andalusí, y la iglesia de San Pedro con su torre-fachada de estilo barroco. Después nos acercamos hasta el Mirador de Abades, desde donde se contempla el embalse de Arcos de la Frontera, donde han construido una coqueta playa artificial. Retornamos por los vericuetos callejones para ver las portadas de las antiguas Casas Palacio (Núñez de Prado, Juan de Cuenca y Farfán de los Godos, Virués de Segovia e Hiestal…). Almorzamos comidas típicas del lugar y luego bajamos hasta la Plaza de España, donde nos ofrecieron una degustación de los famosos quesos “Payoyo”. Tras comprar miel, queso y longanizas de la zona, regresamos a Sevilla, como dice la canción, “cansados pero contentos”.

Desde el Mirador de la Plaza del Cabildo de Arcos de la Frontera.

Miembros de la Vocalía “Los de San Bernardo”.

Los arcos de Arcos de la Frontera.

El recoleto Jardín Andalusí.

Vista desde el Mirador de la Plaza del Cabildo.

 

Anuncios