Homenaje a Sally Crane

En la entrada de la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva.

Hace años… nuestra amiga Sally apareció por nuestra asociación para que la apoyásemos en la protesta contra el arboricidio que se estaba cometiendo en la Avenida de la Constitución… Como nuestros argumentos tuvieron eco en la prensa, pronto se unieron muchos sevillanos en la defensa de nuestros árboles. Así comenzaron nuestros primeros pasos para crear la Plataforma Ciudadana por los Parques, los Jardines y el Paisaje de Sevilla.

Sally nos ha contado que nació en Glen Mills, un pueblo situado a unos 27 km de Filadelfia (EE.UU.); que estudió Filosofía en Boston y que tuvo la oportunidad de venir a Madrid, donde cursó un año de dicha carrera. En la capital de España conoció a su marido, el poeta y escritor Aquilino Duque. Sabemos que le gusta la encuadernación, la restauración de muebles… En realidad no para, hasta ha sacado tiempo para ayudar a la Asociación Madre Coraje. No es de extrañar que hayan acudido tantos amigos al acto de homenaje.

Comenzó el acto con unas palabras de Jacinto Martínez, presidente de la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva, quien dio la bienvenida a todos los presentes y esbozó los principales rasgos de la personalidad de Sally, así como su compromiso social y medioambiental con nuestra ciudad; al mismo tiempo, se proyectaban imágenes de dichas actividades.

A continuación, Sally realizó un canto al voluntariado y al civismo. Asimismo, manifestó el nombre de las dos personas que más influyeron en ella: William Armistead y el naturalista John Muir. Luego habló de los árboles: “nunca vi a un árbol descontento; agarran la tierra como si estuvieran a gusto”. También manifestó que Dios nunca ha creado un paisaje feo. Todo lugar donde brille el sol es bello, mientras que sea silvestre…

Tras la intervención de Sally, se acercaron miembros de la Plataforma para entregarle una Placa conmemorativa del acto; seguidamente, Marisol Buero le hizo entrega de una cerámica elaborada por ella donde se representa el tronco del último eucalipto abatido en el Parque de María Luisa; por último, Jacinto Martínez le hizo entrega de un ejemplar del libro escrito por él titulado Vivencias de mi infancia.

Finalizamos el acto saboreando los exquisitos aperitivos que llevaron los miembros de la Plataforma.

Sally y Jacinto.

Sally agradeció la distinción.

Sally recibe la Placa conmemorativa del homenaje.

Sally muestra la placa.

Marisol Buero le hace entrega de la cerámica.

Marisol con la cerámica.

Como no se cabía en la sede, salimos al exterior…

 

 

A %d blogueros les gusta esto: