Los beneficios que nos aportan los árboles

Bda. Ntra. Sra. de la Oliva (Árbol del amor de flores  blancas).

Los árboles son seres vivos que deben gozar de nuestra protección y respeto, pues conviven con nosotros y nos favorecen con su labor callada, influyendo positivamente en nuestra calidad de vida.

Vamos a relacionar algunos de los beneficios que nos aportan:

1) Tienen la capacidad de regular la temperatura, gracias a su generosa sombra y al vapor de agua que liberan sus hojas. En nuestro barrio, en verano logran bajar la temperatura entre 4 y 6º C.

2) Tienen la particularidad de absorber el dióxido de carbono que expulsan los tubos de escape de los vehículos y, a la vez que se quedan con el carbono, expulsan el oxigeno purificado. Además de lo dicho anteriormente, absorben de la atmósfera los contaminantes siguientes: amoniaco, óxido de nitrógeno, dióxido de azufre y ozono.

3) Tienen la propiedad de retener las partículas de polvo que contaminan el ambiente.

4) Mejoran la salud física y mental de nuestros vecinos, ya que está demostrado que los espacios verdes disminuyen la tensión arterial alta y el estrés. Además, los árboles reducen la contaminación sonora.

5) La diversidad de las especies exóticas presentes en nuestra barriada nos hace disfrutar de la contemplación de sus bellas floraciones, algunas de las cuales son  espectaculares, como las del árbol del amor blanco, el brachichito rosado, el palo borracho y la jacaranda. Por otro lado, los árboles son el hogar de los pájaros, cuyo canto nos acerca a la naturaleza.

 La poda de los árboles

Antes que nada, manifestamos que hay que podar o en su caso talar aquellos ejemplares que, a juicio de los técnicos de Parques y Jardines, supongan un peligro para nuestros vecinos o para nuestras viviendas.

Dicho esto, también hay que decir que existe por lo general un gran desconocimiento sobre este asunto. Por ejemplo, se suele afirmar que las podas son necesarias para que los árboles estén saludables y vigorosos, y esto no es cierto. Los árboles solo se deben podar para darles una forma adecuada y cuando haya ramas rotas o secas, o bien, como hemos expresado anteriormente, cuando exista un peligro de rotura o caída.

A %d blogueros les gusta esto: