Archive for abril 15th, 2019

abril 15, 2019

El ceibo falcata

Las hojas y las flores del ceibo falcata.

El ceibo falcata es uno de esos árboles exóticos que habría que catalogar como singular en nuestra ciudad. El primer ejemplar de este árbol llegó a Sevilla el 17 de febrero de 1989, facilitado por Argentina para el Programa Raíces de la EXPO`92; tras un periodo de aclimatación en el vivero de San Jerónimo, fue plantado en el Jardín Americano y aguantó lo que pudo tras muchos años de abandono. El ejemplar que hoy describimos se encuentra entre la Plaza de la Concordia y la Plaza de Duque, frente a una consejería de la Junta de Andalucía. Su nombre científico es Erythrina falcata Benth y pertenece a la familia de las Leguminosas-fabáceas. Es originario de América del Sur, concretamente del norte de Argentina, de la provincia de Salta, al sur de Bolivia y del Chaco paraguayo. Es un árbol de crecimiento medio, que en su lugar de procedencia puede superar los 12 metros de altura; el que tenemos en Sevilla, que está plantado en un arriate, es posible que no supere los 8 metros. Su longevidad la podemos situar entre los 100 y los 150 años de vida. Su copa es frondosa e irregular y está formada por ramas que poseen pocas espinas; su tronco es recto y cilíndrico, sostenido por una raíz pivotante; su corteza es gruesa; de color grisáceo y algo agrietada; su madera es blanda y liviana. Por otra parte, es un árbol al que le gusta el sol, aunque también se desarrolla en la semisombra; aguanta bien  la sequía, no es muy exigente con el terreno y crece bien tanto en suelos arcillosos como en arenosos; asimismo, tiene la propiedad de fijar el nitrógeno en el suelo. Lamentablemente, es poco resistente a la contaminación y a los fuertes vientos.

Sus hojas son caducas, alternas y compuestas trifoliadas, con tres folíolos ovales con los bordes lisos, con la particularidad de que el folíolo terminal es ligeramente mayor que los otros dos. De color verde claro tanto por el haz como por el envés, la lámina de cada hoja mide unos 25 cm, y el pecíolo entre 7 y 15 cm.

Sus flores, de un color rojo intenso, tienen forma de media luna o de hoz y miden unos 5 cm de largo. Son hermafroditas y están dispuestas en racimos ascendentes de unos 20 cm de longitud. Su cáliz es campanulado, a veces tubular, y dispone de 9 estambres unidos y uno libre; el gineceo por lo general es falcado (con forma de hoz). Se podría decir que el ceibo falcata es un árbol ornitófilo, ya que en su lugar de origen sus flores son polinizadas por los colibríes. En Sevilla comienza a florecer a partir de los diez años y su floración tiene lugar a principios del mes de abril.

Sus frutos son legumbres, es decir, que sus semillas están protegidas por una vaina lineal y semileñosa, de ápice curvo y de color marrón oscuro, que mide de 10 a 15 cm de longitud y 2,5 cm de ancho. En su interior suele tener entre 3 y 6 semillas de forma arriñonada o elíptica, que miden aproximadamente 1 cm, de color castaño oscuro y con puntos y manchas claras.

Ceibo falcata en la Plaza de la Concordia de Sevilla.

Detalle de la flor.

Las semillas del ceibo falcata.

El tronco del ceibo falcata.

 

 

Anuncios