Archive for julio, 2019

julio 14, 2019

El sauzgatillo

El sauzgatillo de la barriada Ntra. Sra. de la Oliva.

El sauzgatillo es un arbusto o arbolito ornamental que está poco representado en las zonas verdes de nuestra ciudad. Que sepamos, existen dos ejemplares en la barriada Ntra. Sra. de la Oliva, uno frente al bloque 37 y otro junto al bloque 20; asimismo, podemos contemplar varios ejemplares en el jardín que hay en el Paseo de Cristóbal Colón, antes de llegar al Puente de Triana. Su nombre científico es Vitex agnus-castus L. y pertenece a la familia de las Verbenáceas (hasta hace poco, pertenecía a la de las Lamiáceas). Es originario de la cuenca mediterránea, pero se extiende hasta el suroeste de Asia; suele crecer en los alrededores de los arroyos y ríos, y lo podemos encontrar desde el nivel del mar hasta cotas superiores a los 1.000 metros.

Su crecimiento es lento; por otra parte, no suele superar los 3 o 4 metros de altura, pero, con buenos cuidados, y sobre todo si el suelo es poco calizo y arenoso, llega a superar los 6 metros. Su copa globosa está formada por numerosas ramas largas y flexibles de sección cuadrangular; su tronco suele ser recto, pero ramificado desde la base, y su corteza, gruesa y de color grisáceo, con el paso del tiempo se va fisurando en sentido vertical. Cuenta la leyenda que en los monasterios utilizaban sus frutos como sucedáneo de la pimienta, con el fin de inhibir los deseos sexuales de los frailes y preservar su castidad. Al sauzgatillo le gusta estar a pleno sol, resiste las heladas hasta -15 ºC y soporta bien los largos períodos de sequía.

Sus hojas son caducas, opuestas, palmaticompuestas, con un pecíolo de unos 7 cm de longitud de color amarillento, desde donde se bifurcan de 5 a 7 folíolos lanceolados y estrechos con el ápice muy agudo, que van disminuyendo de tamaño a medida que se acercan al punto de origen; los bordes son enteros o algo ondulados y la lámina o limbo foliar es discolora (por el haz es de color verde oscuro y por el envés verde pálido grisáceo), con nerviaciones muy señaladas.

Sus flores son fragantes, sésiles, de unos 7 u 8 mm de ancho; su corola es de color violáceo, o bien rosado o blanco, y consta de 5 pétalos soldados por la base, uno de ellos de mayor tamaño. Su abundante inflorescencia se encuentra reunida en largas panículas terminales de 15 a 25 cm de longitud. El cáliz tiene 5 dientes triangulares pequeños, y el limbo bilabiado tiene 4 estambres exertos (que sobresalen de la flor) con los filamentos pelosos en la base.

Sus frutos son drupas globosas parecidas a los granos de pimienta, de 3 a 4 mm de diámetro, de color negruzco en la madurez y de sabor áspero y picante. Cada fruto contiene 4 semillas.

La variedad lila del sauzgatillo.

La variedad blanca.

Los frutos del sauzgatillo.

 

 

julio 3, 2019

Los árboles secos de la Plaza de América

Árboles secos en la Plaza de América del Parque de María Luisa.

El año 2018 será recordado en Sevilla como el año de los arboricidios, por las talas masivas de árboles que sufrió la ciudad. Concretamente, en la Plaza de América talaron medio centenar de jaboneros y árboles del amor, que cada año le daban colorido a esta emblemática plaza con sus esplendorosas floraciones de color amarillo y rosa.

El último día del mes de junio, paseando por la Plaza de América, nos sorprendió el hecho de que catorce de los árboles que habían plantado a principios de esta primavera se hubieran secado por falta de riego.

No sabemos si el mantenimiento de dichos árboles corría a cargo del Ayuntamiento o de la empresa que los plantó. Sea como fuere, esperamos que los que aún están vivos se rieguen asiduamente para evitar que se sequen y, por supuesto, que los árboles que se han marchitado sean repuestos el próximo otoño.

Nos duele que se talen los árboles, pero lo que más nos duele es que, una vez plantado un árbol, por “negligencia” se deje secar.

Catorce árboles plantados en marzo se han secado…

Esperamos que no se seque ni uno más. Estas fotos son del 1 de julio, cuando por fin ya estaban regando.