Árboles de Europa

Árboles de Europa plantados por la Asociación.

EL MADROÑO

Este arbolito ornamental, representado en el escudo de la villa de Madrid, aparece en la mitología griega en el pasaje en el que Hércules vence a Gerión, monstruo gigante y alado y de cuya sangre derramada brotó un madroño. Su nombre científico es Arbutus unedo L. y pertenece a la familia de las Ericáceas. Originario de la región mediterránea, podemos catalogarlo como de crecimiento lento, y lo normal es que no llegue a alcanzar los 10 m de altura. Su copa es espesa y redondeada, compuesta por ramas ascendentes; el tronco es bajo y muy ramificado, y su corteza, de color rojizo oscuro, se desgaja en tiras cuando envejece.

Las hojas son perennes, coriáceas, alternas, simples, lanceoladas, de 4 a 11 cm de largo, con el margen aserrado, lustrosas por el haz y más pálidas por el envés; tienen el pecíolo sonrosado, así como la nervadura.

Las flores son por lo general blancas, a veces teñidas de rosa o de verde, y brotan en racimos; la corola es globosa, con los pétalos soldados pero con las puntas libres, parecida a una pequeñita olla boca abajo de 1 cm de longitud; cada flor dispone de diez estambres y un pistilo. El madroño florece en otoño.

El fruto es esférico, de 2 a 3 cm de diámetro y de color rojo anaranjado, con la pulpa carnosa y la superficie exterior granulosa, y sirve de alimento a muchas aves. Requiere un año completo para madurar, por lo que coincide con la nueva floración. En su interior contiene 3 ó 4 semillas planas.

El día 4 de octubre de 2009, plantamos un madroño en el Arboretum Intercontinental del Club de Campo de Sevilla.

Flor y fruto del Madroño

Flor y fruto del madroño.

2-Plantando un madroño en el Club de Campo

Plantación de un madroño en el Club de Campo.

Fruto y flor del Madroño

Madroño (Arbutus unedo L.)

 

EL OLIVO

El olivo, traído por los fenicios a Andalucía, es el árbol emblemático de la cultura mediterránea, aunque es muy probable que sea originario del Cáucaso. Mencionado unas cuatrocientas veces en la Biblia, su nombre científico es Olea europaea L. y pertenece a la familia de las Oleáceas. Es un árbol muy longevo, aunque no suele sobrepasar los 12 metros de altura; su copa extendida está formada por ramas irregulares, casi siempre dirigidas hacia arriba, y el tronco, que es corto, a medida que envejece se retuerce; a su delgada corteza, de color grisáceo, con el tiempo se le forman huecos profundos.

Sus hojas son perennes, opuestas, simples, coriáceas y lanceoladas, con los márgenes lisos, pero curvados hacia dentro, y el ápice ligeramente puntiagudo; miden de 2 a 8 cm de largo y son de color verde oscuro por el haz y gris plateado por el envés, casi sésiles o con el pecíolo muy corto.

Sus flores son pequeñas, fragantes, de color blanquecino, y surgen en primavera en panículas axilares multifloras; tienen 4 sépalos, 4 pétalos y un pistilo central.

Sus frutos son drupas carnosas, jugosas y ovoides de 1 a 3,5 cm de largo (dependiendo de la variedad), que en principio son de color verde pero durante la maduración veraniega se tornan de color negruzco: son las aceitunas. En su interior hay un hueso duro (la semilla) que necesita 4 meses para germinar.

El 30 de enero de 2008, para conmemorar el Día de la Paz, plantamos un olivo en la zona ajardinada del Centro Cívico Esqueleto.

 

Plantación del olivo en el Esqueleto el Día de la Paz de 2008.

Plantación del olivo en el Esqueleto el Día de la Paz de 2008.

Para ver más árboles de Europa plantados por la Asociación, pinche aquí.

A %d blogueros les gusta esto: