Archive for ‘La voz de los socios’

diciembre 7, 2016

La Red de Sevilla por el Clima y las talas de árboles

Talas indiscriminada...en la zona de Tabladillas.

Talas indiscriminadas… en la zona de Tabladilla.

Hace unos cinco años un alma sensible plantó en un alcorque vacío de la calle Tabladilla, junto a los bloques de la urbanización de la Estrella, un pequeño limonero. Yo, en sus primeros años, fui más de una vez a regarlo en verano; a veces lo hacía con mi padre, que se quedaba dentro del coche por su edad; otras veces le sugería a mi tía, vecina del arbolito, que cuando saliera con la cuidadora, lo regase. Han pasado los años, y tanto mi padre como mi tía se han ido, pero curiosamente también el pequeño limonero.

En la calle Tabladilla, durante este mes de noviembre, ha llegado la poda y la tala, y no sólo ya no está el pequeño limonero que me recordaba tiernamente a mis seres queridos, sino que también han desaparecido otros árboles, algunos centenarios, como un viejo olmo que perteneció al antiguo jardín de la casa de Genaro Palardé y que se encontraba en la zona de aparcamiento. Ahora la calle tiene otro paisaje, desforestado, maltratado y sin sombra.

Y esto no sólo está pasando en esta calle, sino en otras muchas más de la ciudad y no lo entiendo. Hace un mes se presentaba a la opinión pública un proyecto pionero, la Red de Sevilla por el Clima, que pretende revegetar la ciudad, crear azoteas verdes, promover la utilización de energías renovables para reducir las emisiones de CO2, así como educar y concienciar a la población con respecto a los riesgos del cambio climático. El objeto de la actuación es bajar 5ºC en la ciudad para el 2020, animando siempre a la participación activa de los vecinos en la búsqueda de soluciones.

Y todo esto tan bonito, no me encaja con lo que pasa ni con lo que se propugna institucionalmente, pues tanto el arranque del pequeño arbolito, que no hacía daño a nadie ni a nada, como las podas que mutilan a los árboles y nos dejan sin sombra y sin frescor para el verano, son un mal ejemplo para todos. Se justifica, de este modo, el ensañamiento hasta en los tratamientos de los árboles de los jardines privados. No sé si todo esto de las podas y las talas corresponderá a una política preventiva o será un simple negocio de las empresas de este ramo.

Si la Red por el Clima de Sevilla empieza ahora cuidando lo que tenemos, los árboles heredados de nuestros abuelos, nuestros fieles amigos, y reforestando con respeto y cariño, de esta manera beneficiaremos y embelleceremos a la ciudad.

Marisol Buero

 

septiembre 8, 2016

Los árboles ayudan a bajar las altas temperaturas

Cuadro pintado por mi hijo en los años noventa...donde expresa la desgracia de los incendios forestales.

Cuadro pintado por Jacinto M. C. en los años noventa… donde expresa la desgracia de los incendios forestales.

Nos comenta un técnico conocedor del clima de Sevilla que el verano pasado tuvimos 41 días con temperaturas superiores a 39º, pero este verano ya vamos por los 42 días, o sea, que estamos en todo lo alto del ranking del calor. Y que quedan ya lejos los 22 días de 2003, año en el que murieron muchas personas por la ola de calor.

Está claro que esta intensidad de las temperaturas no es habitual ni se da tan continuadamente y que esto puede ser uno de los efectos del cambio climático. Nuestro mejor aliado es el árbol, que absorbe la contaminación del dióxido de carbono para convertirlo en oxígeno y así regula la temperatura y la humedad de nuestro entorno.

Con tan altas temperaturas es comprensible el uso moderado de los aires acondicionados, en su justa medida, pero con temperaturas menos exageradas, deberíamos aprender a adaptarnos sin ellos, cuyo uso supone un alto gasto energético y hace que la ciudad se recaliente aún más.

Plantemos árboles, aunque sean jóvenes; seamos desprendidos pensando en las futuras generaciones y no dejemos espacios con árboles cercenados, y replantémoslos de nuevo.

En nuestra opinión, el incendio intencionado del Castillo de las Guardas, que ha calcinado 1.845 hectáreas de encinar, eucaliptal y matorral, ha dejado al descubierto una gran mancha negra sobre la comarca del Corredor de la Plata y es el causante  de las elevadas e inusuales temperaturas de la primera semana de este mes de septiembre. M.B.

La temperatura que alcanzó Sevilla en los primeros días del mes de septiembre.

La temperatura que alcanzó Sevilla en los primeros días del mes de septiembre.

 

febrero 12, 2016

Encuentro con Alberto García Camarasa

Marisol le entrega la rosa de la sensibilidad en el homenaje que la Plataforma Ciudadana por los Parques y Jardines de la Oliva le rindio a Alberto García Camarasa el día 27 de abril de 2013.

Marisol le entrega la rosa de la sensibilidad en el homenaje que la Plataforma Ciudadana por los Parques, los Jardines y el Paisaje de Sevilla le rindió a Alberto García Camarasa el día 27 de abril de 2013.

Nuestro amigo Alberto García Camarasa fue Director del Programa de Forestación y Jardinería de la Expo`92. Además, entre otras responsabilidades, fue codiseñador del parque José Celestino Mutis. El día 27 de abril de 2013, la Plataforma Ciudadana por los Parques, los Jardines y el Paisaje de Sevilla le rindió un homenaje por su innovadora labor en la jardinería sevillana.

Encuentro con Alberto García Camarasa

El 12 de febrero de 2016, por circunstancias de la vida, como fue el ingreso de mi tía en una residencia de mayores, nos reencontramos con Alberto, y es que a veces lo importante sucede providencialmente.

A pesar de sus lagunas mentales, Alberto habló con gran sensibilidad acerca de los árboles, y poco a poco fue reconociendo a Jacinto como “el amigo que daba caña en los periódicos defendiendo el arbolado”.

Hablamos de crear una carta con “los derechos de los árboles”, en plural, y Alberto expresó una serie de pensamientos que publicamos a continuación:

El árbol es un ser viviente.

El árbol tiene un derecho existencial.

El árbol es uno de los principales amigos del hombre.

El árbol tiene derecho a su espacio vital.

El árbol solo da beneficios.

El árbol es inteligente, se adapta a todo y campea las dificultades para sobrevivir.

El árbol siente o presiente con anticipación el daño o el peligro.

El árbol tiene derecho a un tratamiento digno.

Al árbol hay que acariciarlo y hablarle, es necesario el diálogo con él.

Sobre esto último, él mismo repitió varias veces, emocionándose, que incluso habían escrito en los periódicos que “estaba loco porque hablaba y acariciaba a los árboles”.

Hemos recogido estos preciosos pensamientos dichos por Alberto con el ánimo de colaborar en su difusión y puesta en práctica. También sería deseable que figurasen en la futura Ley del Árbol.

Marisol

Alberto Garcia Camarasa con su amigo Pepe Elías. Dos catalanes que aportaron su talento a la jardinería sevillana.

Alberto Garcia Camarasa con su amigo Pepe Elías. Dos catalanes que aportaron su talento a la jardinería sevillana.

Alberto con Jacinto Martínez en la inauguración del jardín dedicado a Alberto García Camarasa.

Alberto con Jacinto Martínez en la inauguración del jardín dedicado a Alberto García Camarasa.

noviembre 6, 2015

Situación del arbolado en el Paseo de la Palmera

Así están los bancos del Paseo de la Palmera

Así están los bancos del Paseo de la Palmera.

Nuestro blog tiene un apartado o categoría denominado La Voz de los socios que recoge las inquietudes que estos nos comunican.

La Avenida de La Palmera es una de las arterias principales de la ciudad y también una de las más emblemáticas y hermosas que encuentra el viajero que viene desde Cádiz. Fue trazada con motivo de la celebración de la Exposición de 1929 para enlazar las afueras de la ciudad con el Parque de Mª Luisa, el Paseo de las Delicias y el casco histórico.

Desgraciadamente, ahora se encuentra en un estado lamentable no solo en lo que respecta al arbolado exterior de setos, palmeras y naranjos (muchos de estos últimos desaparecidos en determinados tramos como mostramos en las fotografías realizadas frente al Pabellón de Cuba), sino también en cuanto a los árboles de la acera del paseo interior. Por otra parte, el mobiliario de bancos, abundante en épocas pasadas y utilizado por los viandantes y sobre todo por las personas mayores, es casi inexistente o está destrozado, como indicamos en las fotos recientemente realizadas.

Creemos que el Ayuntamiento tiene que actuar urgentemente en dicha zona para mantenerla en el estado que le corresponde, digno de una ciudad con historia y ejemplo de conservación de su patrimonio verde y monumental.

Multitud de tocones...

Multitud de tocones donde antes había árboles…

abril 20, 2015

Cuando afeamos el paisaje

La noria, una mancha en el paisaje.

Desde la Avenida de Eritaña, ahora de la Guardia Civil, se puede contemplar hacia el Oeste un hermoso horizonte cuando atardece. Sólo algunos altos árboles y las siluetas del Pabellón de Marruecos y de la Autoridad Portuaria, tímidamente escondidos entre árboles en un lateral, ocupan el espacio. Desgraciadamente, hace unos días han colocado en esta zona una noria panorámica, lo que provoca un impacto visual negativo de contaminación y afea de gran manera la contemplación de la ciudad. Este hermoso entorno, planificado durante las reformas para la exposición Iberoamericana de 1929,  está sufriendo un gran deterioro, junto a la pérdida de jardines y arbolado como el que existía en la Clínica de Fátima. Todo nos indica una total ausencia de sensibilidad por parte de nuestros responsables.

El horizonte de la ciudad se contamina visualmente con edificios y elementos que rompen la contemplación relajada de una panorámica tranquila y llana de la ciudad, sin estridencias, como la producida por esta noria y  por la impactante Torre Pelli. Si a ello sumamos que los grandes árboles, los de mayor porte, como los eucaliptos y palmeras, están desapareciendo por enfermedades incontrolables y que peligran asimismo los que viven en la otra orilla ante el proyecto de construcción de un futuro auditorio, por cierto innecesario, está claro que este lugar en poco tiempo perderá por completo su encanto.

¿Qué nos espera a la larga? ¿Sustituir el arbolado por elementos o artilugios estrambóticos, como esta noria que puede verse de manera permanente desde el puente de Triana, con el único fin de sacar algún rendimiento económico? Apelamos al corazón, al respeto a la herencia de nuestros abuelos, a lo hermoso que hemos recibido de nuestro antiguo paisaje natural del Guadalquivir como regalo a las generaciones venideras.

 Marisol Buero Martínez

Sevilla, a 20 de abril de 2015.

P1000883 (2)

En principio, como la Torre Pelli, molesta a la vista.

marzo 31, 2015

Naranjos salvajemente mutilados en plena floración

Naranjo salvajemente mutilado en plena floración

Naranjo salvajemente mutilado en plena floración.

Vecinos de la zona del barrio de Nervión han contactado con don José Elías Bonells, quien desde 1956, año en que vino a la capital de Andalucía para trabajar en la delegación de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Sevilla, ha ejercido los cargos de director técnico, jefe de servicio, jefe de jardinería y por último adjunto del jefe de servicio; estos vecinos indignados le informaron de que en la calle Beatriz de Suabia, a la altura del número 101, unos mal llamados jardineros habían realizado una mutilación salvaje a varios naranjos que estaban en plena floración. Al parecer, la única razón esgrimida es que, reducidas las copas, darían menos flores y, por tanto, fructificarían menos naranjas que ellos, por contrata, están obligados a recoger.

Es notable la falta de sensibilidad de la delegación responsable de los parques y jardines de nuestra ciudad, por lo que no es de extrañar que la Sevilla sensible le esté volviendo la cara por estos actos.

Otro naranjo que le han privado de su floración.

Otro naranjo que ha sido privado de su floración.

febrero 13, 2015

Publicación de las poesías inéditas de Manuel Benítez Carrasco

Ayer y de Hoy, recopilación de algunos poemas inéditos y otros no publicados,

El libro “De Ayer y de Hoy”, recopilación de algunos poemas inéditos y otros no publicados de Manuel Benítez Carrasco.

Con el adiós definitivo al poeta granadino Manuel Benítez Carrasco, socio de honor de nuestra entidad, sus amigos, encabezados por el hermano del poeta, el padre Benítez S.J., lograron publicar en cinco tomos sus obras completas con el patrocinio de Caja Sur de Córdoba. Más tarde, el padre Benítez, poco antes de fallecer, le entregó a Jesús Rossi una caja con las cosas de Manolo… y en ella había poesías no publicadas del poeta del Albaycín.  Gracias a Ediciones Giralda, hoy podemos disfrutarlas tras su presentación en el Ateneo de Sevilla.

En el acto de presentación, Jesús Rossi López de Castilla, recitó algunas "solea" de Manolo, como  "Soleá del amor desprendido" y "Soleá del amor indiferente"

En el acto de presentación, Jesús Rossi López de Castilla, recitó algunas “soleás” de Manolo, como “Soleá del amor desprendido” y “Soleá del amor indiferente”.

Manolo Melado, contó varias anécdotas que le pasó con Manuel Benítez Carrasco.

Manolo Melado contó varias anécdotas que tenían como protagonista a Manuel Benítez Carrasco.

Federico Rivellot, recitó de forma magistral el poema de Manuel Benítez Carrasco " juerga en el cielo"

Federico Rivellot recitó de forma magistral el poema de Manuel Benítez Carrasco “Juerga en el cielo”.

abril 4, 2014

Tríptico del Centenario de la apertura al público del parque de María Luisa

pag1

Tríptico del Centenario de la apertura al público del Parque de María Luisa.

Triptico CentenarioParque (1)

Triptico CentenarioParque_Página_2

Marisol, muchas gracias.

Este tríptico ha sido elaborado y financiado por nuestra socia Marisol Buero. Hoy se hace realidad el generoso compromiso adquirido en la presentación de su libro Entre los árboles del parque de que lo recaudado sería para la difusión de los valores medioambientales y la conservación de los parques.

libro

Este libro ha contribuido generosamente a sufragar un tríptico que siembra sensibilidad medioambiental.

noviembre 22, 2013

Homenaje a nuestro socio honorífico Fernando Fernández Gómez en El Raso (Candeleda, Ávila)

Descubriendo la Placa...

El Alcalde de Candeleda y Fernando descubriendo la placa.

El día 15 de noviembre de 2013 se celebró un Pleno extraordinario de la Corporación Municipal de Candeleda (Ávila) en la pedanía de El Raso para materializar el acuerdo del Pleno del 7 de agosto pasado por el que se decidió ponerle el nombre de Don Fernando Fernández Gómez, director de las Excavaciones Arqueológicas de El Raso, a una de las calles de esta pedanía.

El Alcalde de Candeleda, don José Mª Monforte Carrasco, leyó a todos los asistentes, entre los que se hallaban numerosos familiares, amigos, arqueólogos e investigadores procedentes de diversos puntos de España (Ávila, Madrid, Sevilla y Toledo) y de Marruecos, y los fieles vecinos que acudieron al acto, una entrañable y sincera semblanza de nuestro ilustre y querido arqueólogo. Nuestro amigo también tuvo unas hermosas y agradecidas palabras a todos los asistentes, en las que expresó su deseo de donar todos los libros, documentos y objetos personales que ha utilizado en sus trabajos de campo de El Raso para un futuro Museo o Centro de Interpretación del Castro, como son los diarios de excavaciones, las antiguas cámaras fotográficas, los dibujos y los libros especializados de la cultura celtibérica, y hasta las herramientas que aún conserva.

Al finalizar la sesión del Pleno se procedió al descubrimiento de la placa conmemorativa en la que se leía “Paseo de Fernando Fernández Gómez”, en el camino que se dirige desde El Raso hacia el poblado céltico. Cerca de ella, para sorpresa del homenajeado y de todos los asistentes, se descubrió un monumento dedicado a todos los arqueólogos y trabajadores que han colaborado desde hace más de 30 años en el descubrimiento y estudio del castro celta.

Al día siguiente asistimos a la conferencia del arqueólogo y profesor de la Universidad Autónoma de Madrid, director de las excavaciones de los Castillejos de Chilla (enclave situado muy cerca de El Raso, en el mismo término de Candeleda), Luis Berrocal, y su ayudante Gregorio Manglano. Fernando Fernández Gómez le animó a que fuera el nuevo director de las futuras excavaciones y de los proyectos de musealización del poblado, que es un recurso patrimonial de gran importancia para el desarrollo turístico de la comarca.

Nuestro amigo también expresó su deseo de descansar, cuando llegue la hora, en El Raso, junto a sus obreros y amigos de estas bellas tierras, al pie de las impresionantes montañas de la Sierra de Gredos, donde la naturaleza y la historia lo acunarán para siempre.

Palabras del señor Alcalde de Candeleda: https://mail.google.com/mail/#inbox/1427c31c0382943c?projector=1

Una placa de recuerdo.

El Alcalde de Candeleda le hace entrega a Fernando de una placa idéntica a la colocada en el Paseo.

unnamed (12)

Fernando posa junto al monumento dedicado a los arqueólogos que han trabajado en El Raso.

Conjunto N+¦cleo BD- Urbanismo

Castro celta de El Raso (Candeleda, Ávila).

septiembre 28, 2013

Tenemos que salvar los últimos navazos de Sanlúcar de Barrameda

Navazo cultivado por Perico y ahora por su hija Mari

El navazo de Perico, situado cerca del fuerte de San Salvador, es de los pocos que siguen funcionando gracias a Mari, que aprendió los secretos de la huerta de su padre Perico.

Por lo general, la expansión urbanística no suele respetar ni el patrimonio etnográfico ni el monumental de nuestras ciudades, y así ha ocurrido con los navazos en Sanlúcar de Barrameda. Desde nuestra asociación, pedimos a las autoridades responsables de la conservación del patrimonio, tanto locales como autonómicas o estatales, que los últimos navazos que se encuentran en la margen izquierda de la desembocadura del río Guadalquivir sean declarados Patrimonio Agrícola o Bien de Interés Cultural (BIC).

El siguiente artículo de Francisco Carrasco lo publicamos en nuestro boletín informativo “La Voz de los Jardines” (nº 5) en el mes de noviembre de 1996:

EL NAVAZO DE SALÚCAR DE BARRAMEDA

UN LEGADO DE LOS  ÁRABES QUE NO DEBE PERDERSE

Desde tiempos inmemoriales, los campesinos de Sanlúcar observaron que debajo de la arena acumulada en las algaidas, dunas o médanos por el impulso del viento que procede del mar, había una capa de agua a una profundidad de entre cuatro y ocho metros. Esta agua se había filtrado del mar y por tanto era salada, pero ellos vieron que en su superficie flotaba una capa de agua dulce que procedía de las lluvias filtradas en el suelo de la campiña y que se perdería en el mar. Esta capa de agua dulce la aprovecharían ellos para regar.

Con la tenacidad propia de los campesinos andaluces y con la sola ayuda de azadas, palas y burros con albarda y serón, cavaron el navazo, dándole la forma de un tronco de pirámide invertida, hasta que el fondo quedo a una altura de 40 a 50 cm de la lámina de agua dulce. En ese momento, buscando el centro de esa base, excavaron un pozo rectangular, el tollo, de un metro de lado y una profundidad de un metro. La arena que habían sacado la extendieron en los alrededores. Para que los taludes no se corrieran, plantaron cañas, chumberas, vides, yucas, etc.

Como la arena del navazo era totalmente estéril, necesitaban añadirle materia orgánica. Las casas del Barrio Alto de Sanlúcar aún no tenían alcantarillado y acumulaban las heces fecales en los llamados pozos negros o ciegos. Cuando se llenaban, había que vaciarlos y los agricultores de los navazos gratuitamente lo hacían, llenando unos cántaros sin cuello (boquines) que tapaban con pastos y que cargaban en unos carros especiales cuya plataforma tenía forma de retícula, en cuyos huecos se metían los cántaros con las heces fecales. En cada carro cabían de 40 a 50 cántaros de una arroba (16 litros) cada uno. Esta mercancía iba a hacer en el navazo el milagro de convertir en fértil la arena estéril. Los cántaros se vaciaban en unos recipientes, que podían ser artesas o medios bidones, y se mezclaban con arena; con esta mezcla se hacían unas bolas que se colocaban en el suelo a ras de tierra, poniendo sobre ellas las semillas (de calabaza, pepino, melón, sandía, etc.) o las plantitas traídas del semillero (cebollas, tomates, pimientos, ajos, etc.).

Con una jarra de trasegar sacaban el agua con suavidad para que no se mezclase con la salada y golpe a golpe regaban la siembra para que las plantas naciesen, arraigasen y al cabo de algún tiempo tomasen contacto con el agua freática y ya no necesitasen el riego.

El resto de las faenas que tenían que hacer eran las mismas que las de cualquier otro agricultor, menos el riego, que podemos decir que era automático.

Actualmente algunos han querido modernizar el navazo y han colocado motobombas, que al succionar el agua forman remolinos mezclando las dos aguas, teniendo que abandonar el riego hasta el año siguiente, que las lluvias manden agua dulce hacia el mar.

A pesar de todos los cuidados, cuando llega el invierno los vientos llevan arena al navazo y tienen que volver a sacarla.

Hoy, que tanto se habla del cultivo ecológico, no puede permitirse que se pierda esa riqueza que los árabes nos legaron. Habrán cambiado los sistemas sanitarios, desapareciendo los pozos ciegos, pero los residuos urbanos ofrecen materia orgánica que sustituye a la de aquellos.

Francisco Carrasco

Noviembre de 1996

Artículo publicado en la Voz de los Jardines Nº 5 de noviembre de 1996

Este ártículo lo publicamos en el nº 5 de “La Voz de los Jardines”, en noviembre de 1996.

agosto 13, 2011

María, vecina del barrio de Nervión, nos cuenta su inquietud por los brachichitos

Resumen de la situación que ha tenido lugar, en la calle Leonardo de Figueroa nº1 y 3 en el barrio de Nervión (Sevilla).

La historia se remonta a marzo de 2010, mes en el que se llevaron a cabo unas obras de reforma en los muros de contención del bloque donde vivo. A partir de dicha obra, alegando que se trataba de árboles “enfermos”, querían talarlos (literalmente “pegarles dos hachazos”) y llevar a cabo la siembra de naranjos y el cierre de la comunidad. Ante la encarecida lucha que llevamos a cabo por parte de mi familia, pudimos demostrar que el árbol no estaba enfermo y que debido a su gran porte arbóreo y por la dejadez que ha habido (al menos 10 u 11 años sin podar) las ramas de gran envergadura podrían caer con el consiguiente peligro para los transeúntes y vehículos. Al llegar el periodo veraniego y ante la intensa lucha que tuvimos, incluyendo prensa y televisión, el asunto parece que dejó de interesar también porque indiqué claramente a un vecino de los que querían darle el hachazo al árbol que no iba a dejar que se llevase a cabo tal atrocidad, y que si así fuera daría parte a Gerencia de Urbanismo a la que fui a informarme personalmente para saber como podía evitarlo. Debido a ello, parece que empezaron a retroceder, y realicé un escrito a Parques y Jardines para que llevasen a cabo la poda de ambos árboles, y de hecho en septiembre de 2010 la llevaron a cabo en ambos brachichitos.

Cuando parecía que ya no iba a ocurrir ningún incidente más, en marzo de 2011 nos encontramos una nueva sorpresa: el brachichito que esta en mi portal (nº 3) estaba cercado con cinta, y llamamos a la policía local para que a la mañana siguiente viniera ya que creímos que iban a llevar a cabo la tala del mismo, de esta forma la policía vino y se puso en contacto con nosotros así como con la persona al cargo de la poda que nos aseguró que la iba a realizar sin daño para el mismo aunque perdiese la copa (creo que es una poda denominada “a 2/3”) sin eliminar las ramas guía; no muy conformes pero no viendo una solución mejor aceptamos. Creíamos que el árbol iba a morir, pero empezó a brotar y la verdad es que se recuperó bastante bien; en los episodios de viento más intenso a lo mejor perdía algunas ramas pequeñas, más tiernas y no tan consistentes,  pero para nada parecía que pudiesen dañar a nadie.

La sorpresa ha sido cuando hace una semana hizo algo más de viento y el brachichito que se encuentra en el bloque vecino (que llevaban sin podar 12 años) presentaba algunas ramas de gran envergadura, algo más peligrosas, pero debido sobre todo a la dejadez como siempre de la comunidad de vecinos. Entonces tuvieron que intervenir bomberos y policía ante la denuncia de alguien que alertó de la posibilidad de su caída. Vinieron y actuaron sobre las mismas, pero este incidente ha sido el motivo para que se haya llevado a cabo la última barbarie y hayan dejado ambos brachichitos en el estado en el que aparecen en las fotos. Al parecer, amenazaron de forma velada con preguntar a un abogado sobre la posibilidad de culpabilizarnos a quienes estábamos en contra de la tala del árbol y exigirnos responsabilidades en el caso de que ocurriese algún daño tanto material o personal.

Así, el día 11 de agosto de 2011 han llevado a cabo el desmoche de ambos árboles, y esta  ha sido la tala más agresiva que hemos visto, realizada sin ser consensuada y sin consultar a la comunidad.

Nosotros jamás nos hemos opuesto a la poda de los árboles, de hecho es lo que siempre hemos exigido ante la inmensa dejadez que se ha tenido con los mismos, inclusive los otros brachichitos del terreno adyacente, que son propiedad de la comunidad pero de uso público y que no interesa cuidar, ya que el realizar un cerramiento lleva consigo el que se tenga que tener abierto durante un periodo de horas diurno y claro eso exigiría demasiado trabajo, por eso están obsesionados con el terreno de los propios edificios. También quisiera realizar alguna pregunta: ¿Qué interés hay en llevar a cabo de forma unilateral dos podas “facturadas a la comunidad” consecutivas de un mismo árbol? ¿Es qué los naranjos o cualquier otra especie arbórea no requiere un mantenimiento del mismo? Teniendo en cuenta que intervino Parques y Jardines en septiembre del año pasado y lo que sería necesario es realizar, respetando el ciclo vegetativo del árbol, una poda anual o bianual del mismo para su mantenimiento.

¿Están intentando matar los árboles poco a poco ya que el talarlos conllevaría una multa por parte de la Gerencia de Urbanismo al dar parte a la misma? Parece que se esconden otros intereses  y que quieren hacer de una comunidad de vecinos un chalé particular ayudándose del poder de unos pocos, la dejadez de la inmensa mayoría de vecinos y estando únicamente una ínfima minoría (mi familia) en contra.

Así quedaron los brachichitos en el mes de agosto...

Detalle del desmoche...

enero 18, 2011

EL DECRECIMIENTO

El decrecimiento es una corriente de pensamiento político, económico y social favorable a la disminución regular de la producción económica. La conservación del medio ambiente no es posible sin reducir la producción económica, responsable de la reducción de los recursos naturales y la destrucción del medio, que actualmente estaría por encima de la capacidad de regeneración natural del planeta. Se cuestiona el modelo de vida moderno para producir bienestar. Se opone al desarrollo sostenible. El reto es vivir mejor con menos.

Son partidarios de una disminución o reducción del consumo y la producción controlada y racional, respetando el clima, los ecosistemas y los propios seres humanos. Se aplicaría principios más adecuados a una situación de recursos limitados: escala reducida, relocalización, eficiencia, cooperación autoproducción-intercambio, durabilidad y sobriedad. En resumen, simplicidad voluntaria, una sociedad de decrecimiento se basa en un cambio imaginario, un cambio de valores y de mentalidad que debe llevarnos a otros objetivos, una valoración de los aspectos no cuantitativos, no mercantilistas de la vida humana. Descubrir otras formas de riqueza que no sea la económica o mercantil, y participar en la riqueza de las relaciones, con relaciones más fuertes en el seno de la familia, con los amigos, con los otros, es vivir mejor en sociedad. Y eso es mucho más importante que consumir aparatejos.

El decrecimiento no es un concepto nada negativo, sino todo lo contrario:

“Cuando un río se desborda, todos deseamos que decrezca para que las aguas vuelvan a su cauce”          

MBM                                                                                                                                                                                                    

 
 
 

Nuestra esperanza está en vivir mejor con menos...o sea, compartir.