Posts tagged ‘Alcalá de Guadaíra’

junio 14, 2019

Reconocimiento a nuestra labor medioambiental

alcalá .3

Entrega del premio de la sociedad ecologista Alwadi-ira de Alcalá de Guadaíra a nuestra entidad.

La sociedad ecologista Alwadi-ira es un grupo ecologista que tiene como fin la defensa del patrimonio histórico y del medio ambiente de Alcalá de Guadaíra, y ha tenido a bien concedernos el “Reconocimiento Antonio Gavira Albarrán” por nuestro trabajo en la defensa y divulgación de los árboles desde hace treinta y dos años que fundamos nuestra asociación.

Fueron a recoger el premio el presidente Jacinto Martínez y nuestra socia colaboradora Marisol Buero. Nuestro presidente tomó la palabra para agradecer la distinción concedida, e hizo un resumen de algunas de las acciones protagonizadas por nuestra entidad, como las siguientes:

-La iniciativa de crear el parque José Celestino Mutis y el bulevar Poeta Manuel Benítez Carrasco.

-La oposición a que se construyera un aparcamiento subterráneo bajo los históricos Jardines de Cristina.

-Nuestra oposición a que se mutilaran los Jardines del Prado de San Sebastián para construir un edificio de diseño.

-Nuestra iniciativa para erigirle un monumento a Forestier en el Parque de María Luisa.

Asimismo, mencionó algunos ejemplos de nuestras actividades sociales y medioambientales, como el reparto de los alimentos de la Cruz Roja durante ocho años, las 268 excursiones que hemos realizado, las 109 comidas de convivencia que hemos organizado, la plantación de 2.605 árboles y arbustos y las 367 conferencias, cursos y talleres que se han impartido en nuestra sede social.

Todo lo expuesto consta en el libro de las Memorias Anuales de nuestra asociación, del cual el presidente donó un ejemplar como recuerdo.

Terminado el acto, los numerosos asistentes degustaron unos aperitivos que los socios habían aportado.

Reconocimiento a nuestra asociación.

marzo 27, 2016

Apadrinamiento de un árbol en Alcalá de Guadaíra

La familia García-Buero, posan después de la plantación del brachichito rosa.

La familia García-Buero posa después de la plantación del brachichito rosa.

Con el objetivo de que los niños, desde muy temprana edad, vayan tomando conciencia de la importancia que tienen los árboles en nuestro entorno, y sobre todo, de los beneficios que los árboles aportan a nuestra calidad de vida (todos sabemos que disminuyen la contaminación absorbiendo el dióxido de carbono, que aportan oxígeno a la atmósfera, que con su sombra mitigan los calores del verano, que  embellecen el paisaje…), por todo ello, nuestra asociación, de forma totalmente altruista, facilita árboles a las familias que deseen que sus hijos o nietos quieran apadrinar un árbol, con el fin de que los cuiden, sean amigos y crezcan juntos.

En esta ocasión, la familia García-Buero ha plantado, con sus cuatro nietos, un brachichito rosa (Brachychiton discolor F.J. Muell) en su localidad de Alcalá de Guadaíra. Asimismo, con la plantación de esta exótica especie, cuya espectacular floración rosa embellecerá aún más el paisaje de Alcalá, se incrementará la rica biodiversidad de esta bonita localidad sevillana.

Los niños participaron activamente con sus palitas de playa en la plantación y se han comprometido en ir a regarlo.

Los niños participaron activamente en la plantación con sus palitas de playa y se han comprometido a ir a regarlo.

La familia García-Buero y los amigos que le acompañaron.

La familia García-Buero y los amigos que la acompañaron.

mayo 18, 2013

Excursión a Alcalá de Guadaíra

Image

El Puente del Dragón sobre el río Guadaíra.

Aunque el día amaneció algo fresquito, el sol fue calentando la mañana y colaboró para que la excursión a Alcalá de Guadaíra se desarrollara como estaba programada. Nos ubicamos en la zona ajardinada del Puente del Dragón. Este puente sobre el río Guadaíra fue diseñado por el ingeniero de caminos José Luis Manzanares Japón, que, inspirándose en la obra de Antonio Gaudí (diseñador del Parque Güell de Barcelona), imita a un dragón recubierto de cerámica que da la sensación de que viene del Cerro del Castillo

A lo largo del día realizamos dos caminatas: la primera llegó hasta los alrededores el Cerro del Calvario, y la otra hasta el Molino de Realaje (nombre que proviene del árabeRial Haja”).

Por ambos senderos pudimos contemplar las maravillosas vistas de la fortaleza almohade del siglo XII que, situada en el Cerro del Castillo, nos traslada a la época medieval.

Como ya son reglas generales de nuestra asociación, disfrutamos de la naturaleza y fomentamos la convivencia entre los socios.

Se inicia la marcha hacia el Cerro del Calvario.

Se inicia la marcha hacia el Cerro del Calvario.

La antigua fortaleza almohade de Alcalá de Guadaíra cuya titularidad le cedió el Ayuntamiento de Sevilla en el año 2007.

La antigua fortaleza almohade de Alcalá de Guadaíra, cuya titularidad le cedió el Ayuntamiento de Sevilla en el año 2007.

El molino harinero Realaje

El molino harinero de Realaje.

015

Una instantánea con el castillo almohade al fondo.

octubre 16, 2012

Los pinos de Alcalá de Guadaíra

Los pinos de Oromana (Alcalá de Guadaíra) deberían ser declarados monumento natural.

El pasado domingo fuimos a regar el arbolito que plantamos a finales del mes pasado en el cerro del Calvario. Sentimos una gran alegría al verlo de nuevo, pues el carambolo aún estaba allí y había crecido algo más de dos centímetros. Luego subimos la empinada cuesta hasta la ermita de San Roque, que fue construida en el año 1570, aunque la talla de San Roque que se venera allí date del siglo XVII. Siempre que vamos a los pinos de Alcalá subimos hasta la ermita y le rezamos a nuestro Patrón para que siga protegiendo a nuestra Asociación. Desde allí, las vistas que se contemplan son de una belleza relajante e indescriptible. Continuamos caminando por los senderos de albero hasta el río Guadaíra, y por su orilla fuimos viendo los distintos molinos de origen andalusí…

Comprobamos que el carambolo estaba bien y lo regamos.

Ermita de San Roque construida en el año 1570.

El río Guadaíra es un afluente de río Guadalquivir. Nace en la sierra de Pozoamargo, cerca de Morón de la Frontera, y tiene algo más de 100 Km de longitud.

El molino harinero de Benarosa sobre el río Guadaíra

septiembre 30, 2012

El árbol del carambolo

Plantación de un carambolo en el cerro de la ermita de San Roque de Alcalá de Guadaíra.

Este exótico y tropical árbolito le dio nombre a una colina cercana al municipio de Camas en la provincia de Sevilla donde se descubrió el famoso hallazgo de origen tartésico o tal vez fenicio que se conoce como el Tesoro del Carambolo. Posteriormente se realizaron excavaciones arqueológicas y se encontró un templo de origen fenicio que al parecer estaba dedicado al dios Baal y a la diosa Astarté. Como la historia y la cultura son las asignaturas pendientes de casi todos los políticos andaluces, en vez de hacer una burbuja arqueológica o un lugar de estudio sobre los tartesos… echaron sobre los restos fenicios una torta de cemento y lo abandonaron… En nuestro pequeño vivero estamos cuidando cinco ejemplares de carambolos con la esperanza de plantarlos algún día en el santuario fenicio. Mientras tanto, nos pareció conveniente cooperar con la buena labor de reforestación que está llevando a cabo el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra y, con el fin de aumentar su biodiversidad, el día 30 de septiembre plantamos un ejemplar a la orilla de la cuesta que lleva a la ermita de san Roque, que por cierto es el Patrón de nuestra asociación.

El nombre científico de este árbol frutal es Averrhoa carambola L. y pertenece a la familia de las Oxalidáceas. Es originario del sureste de Asia, posiblemente del estado malayo de Selangor que baña el estrecho de Malaca, donde los carambolos son de gran tamaño; posteriormente, su cultivo se extendió a la antigua Indochina, a las islas Molucas y a Ceilán. Es un árbol de crecimiento lento y por lo general no suele superar los 9 m de altura. Su copa tiene una silueta algo irregular pero con tendencia a redondearse y está formada por numerosas ramificaciones finas y flexibles. Su tronco es corto, normalmente torcido, y su corteza es bastante lisa aunque finamente fisurada. Su gran enemigo son las heladas.

Sus hojas miden de 10 a 18 cm de longitud y son perennes, alternas, pecioladas, compuestas e imparipinadas(que terminan en un folíolo, o sea que el número de folíolos es impar); el raquis es triangular y algo más ancho en la base y sobre él tiene insertados de 9 a 15 folíolos que tienen los márgenes enteros, miden de 3 a 8 cm de longitud y son de forma ovalada pero con un pequeño ápice acuminado.

Sus flores son pequeñas y completas. Suelen abrir gradualmente en las primeras horas de la mañana y se pliegan al atardecer. Su inflorescencia se presenta en forma de panículas y por lo general emergen de las axilas de las ramas viejas; sus vistosos pedúnculos de color granate miden 1 cm de largo. Su cáliz está formado por 5 sépalos rectos, algo desiguales y de color rojo oscuro, que están imbricados en el botón y miden entre 2,5 y 3,5 mm de longitud; su corola está formada por 5 pétalos libres de color violeta con matices rojizos y los bordes blanquecinos; cada flor dispone de 5 estambres fértiles y 5 estaminodios (estos son estériles, o sea, que no producen polen) más cortos; el estigma es bilobado.

Sus frutos son bayas muy curiosas que crecen en racimos, miden de 8 a 12 cm de largo y presentan por lo general cinco costillas o estrías prominentes en el sentido longitudinal. Su piel es fina, de color amarillo claro, y su pulpa transparente y jugosa  tiene un sabor agridulce. Si se corta en rodajas,  estas forman decorativas estrellas de cinco puntas. Cada fruto suele contener en su interior un máximo de 12 semillas planas y delgadas, de color marrón y de entre 6 y 12 mm de largo.

Pepi y Esperanza arreglando el alcorque y regando el carambolo.

Las flores del carambolo.

Los frutos del carambolo.

enero 12, 2010

La espuma vuelve al río Guadaíra

Los ecologistas de Alcalá de Guadaíra nos envían esta denuncia que aquí publicamos para que se tome conciencia y cese de una vez la contaminación de este río sevillano:

El grupo ecologista Alwadi-ira – Ecologistas en Acción quiere denunciar, a través de los medios de comunicación, la situación que vuelve a vivirse en el cauce del río Guadaíra. Desde hace varios días, la espuma provocada por los vertidos al cauce del río se adueña de las azudas de molinos como los de Benarosa, San Juan o El Algarrobo.

Como viene siendo habitual, hay empresarios que aprovechan las lluvias para utilizar el Guadaíra como cloaca. Esta triste realidad pone en entredicho los mensajes que se lanzan desde distintos sectores de la Administración diciendo que este río está prácticamente recuperado.

Para Alwadi-ira, al igual que para muchos ciudadanos de la cuenca, este nuevo vertido confirma que todavía queda mucho por realizar en la recuperación del Guadaíra. Y que el Programa Coordinado de Recuperación y Mejora del río Guadaíra, que debería haber terminado en 2003, está todavía por llevar a cabo en un alto porcentaje.

A todo este oscuro panorama se añade que la Comisión de Seguimiento del Programa Coordinado, que se reunió por última vez en octubre de 2007, continúa sin convocarse a pesar de la promesa de la Consejera de Medo Ambiente, Cinta Castillo, de que se celebraría en septiembre pasado. Todo un síntoma.

SOCIEDAD ECOLOGISTA ALWADI-IRA – ECOLOGISTAS EN ACCIÓN

http://www.alwadi-ira.org/