Posts tagged ‘Programa Raíces’

julio 3, 2017

La bucida

Las hojas y el fruto de la bucida.

Las primeras seis bucidas procedían del Jardín Botánico de San Juan de Puerto Rico y llegaron a Sevilla el día 2 de octubre de 1987 con el Programa Raíces, que tenía por objeto aclimatar las pantas facilitadas por los países americanos para la Exposición Universal de Sevilla de 1992. Uno de los ejemplares de úcar (así llaman los borinqueños a la bucida) se plantó en el Parque José Celestino Mutis gracias a Alberto García Camarasa, quien, además de codiseñador de este parque, fue Director del Programa de Forestación y Jardinería de la EXPO´92. El nombre científico de la bucida es Bucida buceras L. y pertenece a la familia de las Combretáceas. Es originaria de América y su distribución natural corresponde a los territorios comprendidos entre las latitudes 5º N y 25º N, es decir, a la península de Yucatán (México), Centroamérica, las Antillas y la costa norte de Sudamérica. Su crecimiento se puede considerar lento, suele alcanzar los 25 m de altura y puede ser catalogada como longeva, ya que supera con creces los 100 años de vida. Su copa es amplia, con denso follaje, y está formada por ramas casi horizontales; su tronco es recto y puede llegar a alcanzar un metro de diámetro; su corteza, cuando el árbol es joven, es de color grisáceo y sin asperezas, pero con el paso del tiempo se va oscureciendo y agrietando. Su madera es de color amarillento, resistente y dura. Otras características de este árbol son que es muy melífero (o sea, que su néctar atrae a las abejas), que le gusta estar a pleno sol y que no tolera la sombra; por otra parte, resiste muy bien la contaminación ambiental, la cercanía del mar, las heladas de corta duración, la sequía y, sobre todo, aguanta los fuertes vientos.

Sus hojas son perennes, aunque en zonas muy secas se suelen caer por un breve espacio de tiempo; además son simples, de forma ovalada o elíptica, con los márgenes lisos y casi sésiles, y miden entre 3 y 9 cm de longitud. Están dispuestas de forma alterna o espiralada (o sea,  que están colocadas en espiral en los extremos de las ramitas).

Sus flores son pequeñas, de color blanquecino verdoso, y desprenden un agradable perfume; aparecen en las espigas axilares de 3 a 10 cm de longitud; su hipanto (el receptáculo cóncavo de las flores) es campanudo; el cáliz es muy corto y dispone de cinco sépalos fundidos de color verdoso; carecen de pétalos y tienen 10 estambres sin fundir.

El fruto es una pequeña drupa algo carnosa, seca, coronada por el hipanto superior y el cáliz persistente. En su interior contiene una sola semilla de color negruzco; este tipo de semillas no pueden ser deshidratadas ni almacenadas a baja temperatura, ya que pierden pronto la viabilidad.

Las flores de la bucida.

Aspecto actual de la bucida en el Parque José Celestino Mutis.

 

El tronco de la bucida en el Parque José Celestino Mutis.

Anuncios
junio 20, 2017

Conferencia y plantación de un árbol en el Jardín Americano

El arquitecto paisajista Ricardo Librero López preparando la conferencia.

La Asociación de Ciudadanos por el Medio Ambiente ha organizado un programa de actividades para conmemorar el XXV Aniversario de la EXPO´92.

En el Aula Bioclimática del Jardín Americano, con la asistencia de numeroso público, el prestigioso arquitecto paisajista sevillano Ricardo Librero López impartió una magistral conferencia sobre la construcción del Jardín Americano, hoy abandonado a su suerte.

El señor Librero hizo una exposición cronológica de su labor, explicando con detalle y a través de planos todas las vicisitudes de su construcción.

Posteriormente, se plantó en el Jardín Americano una casia de Buenos Aires (Senna corymbosa (Lam.) H.S. Irwin & Barneby) procedente del vivero de nuestra asociación, que incrementará su contenido botánico.

El magnífico archivo documental que expuso el ponente Ricardo Librero.

El escritor y poeta Aquilino Duque, colaborando en la plantación de la casia de Buenos Aires.

enero 29, 2016

Árboles singulares de Sevilla: el Parque José Celestino Mutis

Parque José Celestino Mutis

El Parque José Celestino Mutis.

El Parque José Celestino Mutis fue construido gracias a una iniciativa de la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva y fue inaugurado por la Alcaldesa Soledad Becerril el día 16 de junio de 1997. Su contenido botánico es numeroso: 143  árboles y arbustos de géneros diferentes y 7 tipos de palmeras.

Plano del parque José Celestino Mutis. Indica los parterres y la ubicación de los árboles.

Plano del parque José Celestino Mutis. Indica los parterres y la ubicación de los árboles.

 

Estos son los árboles y arbustos singulares que reúnen los criterios expuestos en el preámbulo:

EL ROBLE DE VIRGINIA

Nombre local: Roble de Virginia                                                                                                

Nombre científico: Quercus virginiana Mill.

Familia: Fagáceas

Origen: La zona comprendida entre el sudeste de los Estados Unidos y el nordeste de México, así como la Isla de Pinos (Cuba); el nombre específico de virginiana alude al estado de Virginia, donde abundan los bosques de esta especie.

Ubicación

Parterre nº 17.

Historial

Fue introducido en Sevilla con motivo de la Exposición Universal de 1992 a través del Programa Raíces, por el cual 21 países del Nuevo Continente facilitaron las plantas más representativas de sus respectivas naciones para que fuesen ubicadas en el Jardín Americano de la EXPO´92. La descripción completa se puede leer aquí.

LA GUAYABA FRESA

Nombre local: Guayaba fresa

Nombre científico: Psidium cattleianum Sabine

Familia: Mirtáceas

Origen: América del Sur, concretamente Uruguay y la zona meridional del Brasil.

Ubicación

Parterre nº 7.

Historial

El primer ejemplar de guayaba fresa llegó a Sevilla el 8 de abril de 1988 procedente de Uruguay (donde se conoce a esta especie con el nombre de arazá) para su aclimatación en el vivero de San Jerónimo y su posterior plantación en el Jardín Americano de la Expo`92. La descripción completa se puede leer aquí.

EL ALMEZ AMERICANO

Nombre local: Almez Americano

Nombre científico: Celtis occidentalis L

Familia: Ulmáceas

Origen: Norteamérica, de la zona del estado de Misisipi.

Ubicación

Parterre nº 5.

Historial

El 22 de febrero de 1989 llegaba el primer envío, procedente de San Juan Capistrano (California, EE.UU.) para el Programa Raíces. Un programa de importación a España, encaminado a incrementar la representación de plantas americanas en el recinto de la Exposición Universal de Sevilla. La descripción completa se puede leer aquí.

EL CAOBO

Nombre local: Caobo

Nombre científico: Swietenia mahagoni (L.) Jacq

Familia: Meliáceas

Origen: Sur de la península de Florida, desde donde se propagó por las islas de las Antillas, principalmente en Cuba.

Ubicación

Parterre nº 18.

Historial

Dentro del Programa Raíces, una expedición cubana trajo a nuestra ciudad varios ejemplares de caobo el día 22 de septiembre de 1988. Uno de ellos fue plantado el 25 de noviembre de 2000 en el parque José Celestino Mutis, con motivo de la clausura del XXVII Congreso de la Asociación de Parques y Jardines Públicos. La descripción completa se puede leer aquí.

EL JAMBUL O CIRUELO DE LA INDIA

Nombre local: Jambul o ciruelo de la India

Nombre científico: Syzygium cuminii (L.) Skeels

Familia: Mirtáceas

Origen: El sur de Asia, concretamente la zona indostánica.

Ubicación

Parterre nº 13.

Historial

Llegó a Sevilla con motivo de la Expo`92 y fue aclimatado en el vivero de San Jerónimo.

LA BUCIDA O UCAR

Nombre local: Bucida

Nombre científico: Bucida buceras L.

Familia: Combretáceas

Origen: Las islas del mar Caribe y la península de Yucatán.

Ubicación

Parterre nº 14.

Historial

Este ejemplar llegó a Sevilla procedente de Puerto Rico el día 2 de octubre de 1989 y fue aclimatado en el vivero de San Jerónimo para su plantación en la Expo`92 de Sevilla. Posteriormente, se plantó definitivamente en el parque José Celestino Mutis en octubre de 1995.

EL CEDRO AZUL DEL ATLAS

Nombre local: Cedro azul del Atlas

Nombre científico: Cedrus atlantica var. ‘glauca’  (Endl.) Manetti

Familia: Pináceas

Origen: El norte de África (Argelia y Marruecos).

Ubicación

Parterre nº 3.

Historial

Plantado en el parque José Celestino Mutis en el mes de octubre del año 1995. A pesar de proceder de zonas montañosas, se ha adaptado bien al clima de Sevilla.

EL CIPRÉS DE MOCTEZUMA

Nombre local: Ciprés de Moctezuma o ciprés mejicano

Nombre científico: Taxodium mucronatum Ten.

Familia: Taxodiáceas

Origen: México, desde el sur de Texas hasta Guatemala.

Ubicación

Parterre nº 17.

Historial

México fue el primer país en contribuir al Programa Raíces y envió 29 ejemplares de Taxodium mucronatum el día 8 de marzo de 1988. En otoño de 1995 fueron plantados en el Parque José Celestino Mutis.

El caobo

El caobo.

La guayaba fresa

La guayaba fresa.

 

octubre 11, 2010

El tecoma amarillo

El tecoma amarillo de la barriada de la Oliva.

El tecoma amarillo es un arbusto o arbolito que está poco extendido por Sevilla; que sepamos, hay un ejemplar en el Jardín Americano de la Isla de la Cartuja y otro que plantamos con los alumnos del colegio Manuel Canela el día 4 de noviembre de 2009 en la barriada Nuestra Señora de la Oliva, concretamente frente al bloque 16. Los primeros plantones de tecoma amarillo llegaron a nuestra ciudad a través del Programa Raíces de la EXPO`92, donados por Colombia, donde se conoce popularmente como chirlobirlo, y por Ecuador, donde es conocido como cholán. Su nombre científico es Tecoma Stans (L.) Juss. ex Kunth. y pertenece a la familia de las Bignoniáceas. Es originario de México, pero se ha extendido y naturalizado tanto por el sudeste de los Estados Unidos como por Centroamérica y por las vertientes andinas de Sudamérica hasta el norte de Argentina. Su crecimiento suele ser rápido, y si el ejemplar está aislado o bien situado puede alcanzar hasta 8 metros de altura. Su copa, formada por numerosas ramas largas y delgadas, es casi redonda. Su tronco, bastante recto, suele ramificar desde la mitad del mismo, y su corteza, que es de color blanquecino grisáceo, presenta grietas longitudinales. El tecoma amarillo muestra una gran tolerancia ecológica para sobrevivir, es decir, que se adapta tanto a las condiciones climáticas variables como a los terrenos áridos.

Sus hojas suelen ser caducas o semicaducas, dependiendo del paralelo terrestre o de la altura en que se encuentre; en Sevilla, si el invierno ha sido frío, suele desfoliar durante dos o tres semanas. Además, sus hojas son opuestas y compuestas imparipinnadas, lo que quiere decir que al final de su raquis acanalado disponen de un solo un folíolo. Cada hoja mide entre 15 y 25 cm de largo, tiene un largo pecíolo de algo más de un decímetro y está formada por de 5 a 13 folíolos de forma lanceolada y con los bordes serrados.

Las flores del tecoma amarillo, de unos 5 cm de largo y de un color amarillo vivo, tienen un pequeño cáliz semejante a una cúpula de entre 4 y 7 mm de largo y una corola de forma tubular acampanada con cinco lóbulos semiesféricos y siete líneas rojizas en la garganta; disponen además de 4 estambres inclusos (es decir, que los estambres son más cortos que el perianto) y de un ovario de tipo bilocular (con dos cavidades). La floración tiene lugar durante los meses de verano, en los que las flores dispuestas en racimos terminales se van abriendo paulatinamente.

Su fruto es unas silicua (o sea, una vaina dehiscente) cilíndrica y alargada, que mide entre 7 y 20 cm de largo por 0,5 cm de ancho, y que se abre antes de caer para esparcir las semillas; dichas semillas, de forma aplanada, color blanquecino y con alas translúcidas, miden de 14 a 18 mm de largo por 5 mm de ancho.

Pinche en la categoría Árboles de América para ver más árboles americanos plantados por la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva.

julio 14, 2010

El parque José Celestino Mutis se seca

Por falta de riego, se ha secado uno de los árboles de Tule (Taxodium mucronatun Tenore) que hay plantados en el parque José Celestino Mutis desde 1996. Este árbol procedía del vivero de la EXPO´92. Había sido donado por México a través del Programa Raíces y llegó a Sevilla el día 8 de marzo de 1988.

Nuestro histórico árbol de Tule se ha secado por la desidia e irresponsabilidad de la delegación de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Sevilla, que continuamente hace dejación de sus funciones.

junio 24, 2010

La jacaranda

Sevilla en el mes de mayo se viste de lila. Tan hermosa es la floración de la jacaranda, que los sevillanos la hemos adoptado y nos hemos sumado a quienes le asignan el género femenino, aunque en otros países y regiones se conoce como el jacarandá. Los primeros ejemplares se plantaron frente al Pabellón Real de la Plaza de América con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929, y en la actualidad la jacaranda está presente en la mayoría de los parques de la ciudad. También la podemos contemplar en la Plaza de Juan de Austria, en la avenida de Ramón y Cajal y, cerca de la Catedral, en los jardines de la Lonja (a este árbol, por cierto, recientemente le han dado una poda mutiladora). Los ejemplares de esta especie que en 1989 Argentina y Bolivia donaron para el Programa Raíces de la EXPO`92 fueron plantados en la isla de la Cartuja. La jacaranda tampoco falta en la barriada Nuestra Señora de la Oliva: destaca la que hay frente al bloque 123, de cerca de 40 años de edad.

Este bellísimo árbol tiene por nombre científico Jacaranda mimosifolia D. Don. y pertenece a la familia de las Bignoniáceas. Es originario de Sudamérica, concretamente del curso medio del río Paraguay, en la región Guaraní, que comprende el norte de Argentina, el sur del Brasil y el noreste del Paraguay (en el idioma guaraní, la palabra jacarandá significa ‘fragante’). La jacaranda es un árbol de crecimiento entre medio y rápido, con una longevidad que supera los cien años; cuando se acerca al medio siglo suele alcanzar los 15 metros de altura. Su copa es irregular, abierta y ancha, formada por ramas frágiles y largas que componen una densa y atractiva silueta. El tronco, por lo general recto y largo, suele estar deshojado, y su fuste suele medir un tercio de la altura; al envejecer, se le forman contrafuertes en la base. La corteza, en su juventud lisa y de color grisáceo, con los años se oscurece y se hiende en escamas rectangulares.

Sus hojas, brevemente caducas, caen a finales del mes de marzo y brotan después de la floración de mayo; son opuestas, compuestas y bipinnadas, con pinnas que tienen de 25 a 30 pares de folíolos, de aproximadamente un centímetro de largo cada uno. Estas hojas son semejantes a las frondas de los helechos o a las hojas de las mimosas (el término específico mimosifolia significa ‘parecido a la mimosa’). La jacaranda es uno de los árboles que más dióxido de carbono absorben, o sea, que es un gran sumidero de CO2.

Sus flores, que esparcen una fragancia suave, son de color azul violáceo y miden unos 5 cm de largo; se reúnen en panículas terminales (en el extremo de las ramas), y cada panícula se compone de unas 50 flores. La corola de cada flor, tubular y acampanada, está formada por 5 pétalos soldados con lóbulos redondeados y desiguales; el cáliz es pequeño, mientras que los pistilos son bastantes largos. La floración del mes de mayo es espectacular, y la caída de las flores produce en el suelo un efecto de alfombra; sin embargo, la segunda floración, que tiene lugar durante los meses de septiembre y octubre (recordando la primavera del hemisferio sur de donde procede), configura otra estampa, como si a su copa verde la salpicaran de peinetas lilas.

El fruto de la jacaranda es una cápsula casi redonda, de 5 a 7 cm de diámetro, aplanada y con los bordes ondulados, que al madurar se lignifica, toma un color negruzco y se abre en dos partes (es un fruto dehiscente) para expulsar casi un centenar de semillas. Cada semilla, de forma vagamente circular y provista de una membrana delgada y translúcida que la rodea, mide entre 7 y 9 mm de diámetro.

Hasta el mes de junio de 2010 hemos plantado ejemplares de jacaranda en estos puntos de la ciudad de Sevilla:

El 28 de febrero de 1985, en el jardín parroquial de la Bda. Ntra. Sra. de la Oliva.

El 10 de enero de 1987, en la barriada Ntra. Sra. de la Oliva, detrás del bloque 21.

El 28 de diciembre de 1996, en la plaza central de los bloques de Nueva Europa y Getsemaní (es esta ocasión plantamos 12 jacarandas).

El 18 de noviembre de 2000, en los Jardines del Cristina.

El 30 de enero de 2004, día de la Paz, en el colegio Fray Bartolomé de las Casas.

El 2 de abril de 2008, en el Centro Cívico Esqueleto.

El 6 de junio de 2008, en El Alamillo.

El 16 de mayo de 2009, en la barriada Ntra. Sra. de la Oliva, detrás del bloque 44.

Jacarandas en flor en la barriada Ntra. Sra. de la Oliva de Sevilla.

Las flores de la jacaranda.

El día de Andalucía de 1985, plantamos una jacaranda en el jardín parroquial de la barriada Ntra. Sra. de la Oliva.

El día 28 de diciembre de 1996, con la ayuda de los chavales del barrio, plantamos 12 jacarandas en la plaza central de los bloques de Nueva Europa y Getsemaní.

El día 18 de noviembre de 2000, plantamos una jacaranda en los jardines del Cristina.

El día 6 de junio de 2008, día del Medio Ambiente, plantamos una jacaranda en el parque de El Alamillo.

Pinche en la categoría Árboles de América para ver más árboles americanos plantados por la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva.

Para conocer la historia de los árboles de América en los jardines de Sevilla, pinche aquí.