Posts tagged ‘Queensland’

julio 7, 2014

El árbol de las lianas

En los Jardines de Murillo de Sevilla hay cinco magníficos ejemplares de árbol de las lianas.

En los Jardines de Murillo de Sevilla hay cinco magníficos ejemplares de árbol de las lianas.

El árbol de las lianas se caracteriza por su porte gigantesco y a la vez es un árbol ornamental. En Sevilla fue introducido a principios del siglo XX, y a pesar de las diferencias climáticas existentes entre su lugar de origen y nuestra ciudad, se ha naturalizado muy bien; tanto es así, que está muy bien representado en la capital de Andalucía, donde existen magníficos ejemplares en los Jardines de Murillo, en la Plaza del Cristo de Burgos y en la Glorieta de Goya del Parque de María Luisa. El nombre científico de este árbol es Ficus macrophylla Desf. ex Pers. y pertenece a la familia de las Moráceas. Es originario de Australia, concretamente de la isla de Lord Howe, donde crece en las zonas bajas a lo largo de la costa, pero también lo podemos encontrar en las regiones tropicales costeras de la provincia de Queensland y en el norte de Nueva Gales del Sur. Su crecimiento en sus primeros años es rápido, mas luego se ralentiza. Con respecto a la altura que alcanza, en Sevilla algunos ejemplares han superado los 20 metros, pero en las zonas originarias suelen superar los 40 metros. Su copa, formada por ramificaciones abiertas, es extendida y frondosa; su tronco es recto, robusto y con marcados contrafuertes, y al envejecer le brotan raíces tabulares de las ramas hasta llegar al suelo, donde arraigan con el fin de apuntalar y anclar el enorme peso de su copa; su corteza es lisa y de color grisáceo. Su sistema radicular se desarrolla por una zona amplia alrededor del tronco con el fin de conseguir agua. En general, el árbol de las lianas tolera bien todos los suelos, sufre con las sequías prolongadas y admite la proximidad del mar.

Sus hojas, perennes, están distribuidas en disposición alterna, tienen forma ovada-elíptica, miden unos 20 cm de longitud y disponen de un largo pecíolo; además, son de consistencia coriácea, simples, enteras y con los márgenes lisos. Tienen un color verde oscuro y brillante por el haz y un color herrumbre pero mate por el envés.

Sus flores son unisexuales y, al florecer las de ambos sexos en el mismo árbol, se dice que el árbol de las lianas es una especie monoica. Tanto las femeninas como las masculinas se encuentran agrupadas en un receptáculo carnoso y periforme denominado sicono, que mide aproximadamente 2 cm de diámetro, y brotan generalmente en pares de las axilas que se forman entre las hojas y el tallo. Las flores están dispuestas  de tal manera que las masculinas se encuentran en la parte superior de dicho sicono y las femeninas en la base del mismo. Estas flores tienen un perianto (parte no reproductiva de la flor) de una sola envuelta, con las flores masculinas con 2-3 estambres y las femeninas con un pequeño pistilo tricarpelar soldado. Para que las flores fructifiquen, es necesaria la presencia del insecto polinizador.

Sus frutos son realmente unas diminutas nuececillas (lo que comúnmente se conoce como huesecillos de los higos) que están en el interior de los siconos. Estos minúsculos aquenios contienen una sola semilla.

Este colosal árbol de las lianas está plantado en el centro de la glorieta dedicada a Goya en el Parque de María Luisa.

Este colosal árbol de las lianas está plantado en el centro de la glorieta dedicada a Goya en el Parque de María Luisa.

Detalle de las hojas del árbol de las lianas.

Detalle de las hojas del árbol de las lianas.

Detalle de los siconos en las ramas.

Detalle de los siconos en las ramas.

Los siconos (higos) en el suelo.

Los siconos (higos) en el suelo.

 

Anuncios
junio 26, 2012

El brachichito rosa

Uno de los brachichitos rosas de la barriada Ntra. Sra. de la Oliva en plena floración

En Sevilla tenemos el privilegio de disfrutar de numerosos árboles exóticos cuyas espectaculares floraciones añaden colorido y belleza a sus parques y avenidas. Uno de estos árboles ornamentales es sin duda el brachichito rosa, que se ha adaptado perfectamente a nuestro clima y latitud, aunque todavía sea escasa su presencia en nuestra ciudad. En la barriada Ntra. Sra. de la Oliva tenemos cinco ejemplares que están situados en los lugares siguientes: uno se encuentra frente al bloque 49 y lo plantamos el 27 de diciembre de 1991, con la colaboración de los vecinos Juan Tejera Hernández, Paco Rodríguez y Trifón Domínguez, y los otros cuatro los plantamos el día 20 de noviembre de 1994 frente a los bloques 129 y 130, ayudados por los chavales Raúl, Sara y Laura (lo más probable es que les traiga gratos recuerdos el ver este árbol en el blog).

El nombre científico del brachichito rosa es Brachychiton discolor F. J. Muell. ypertenece a la familia de las Esterculiáceas. Es originario de la zona tropical de la costa oriental de Australia, en la franja comprendida entre los paralelos 26º y 33º que corresponde al sur del estado de Queensland y a la parte septentrional de Nueva Gales del Sur. Con relación a su crecimiento, se podría decir que es un árbol que se desarrolla con rapidez y que en condiciones óptimas puede incluso superar los 18 m de altura. Su copa es frondosa y algo piramidal y está formada por robustas ramas que disponen de contrafuerte en la base; su tronco es recto, cilíndrico y a veces se ensancha a poca distancia del suelo; su corteza, de color verdoso cuando joven, es prácticamente lisa, con esporádicas cicatrices horizontales.

Sus hojas, caducas durante un breve periodo de tiempo, son alternas, simples y palmatifidas con de 3 a 7 lóbulos angulosos; tienen vellosidades o tomentos blanquecinos por el envés y unas nervaduras que son visibles por ambos lados de la hoja; su limbo llega a superar los 28 cm de largo y los 22 cm de ancho y su pecíolo mide unos 15 cm de longitud.

Sus flores carecen de pétalos y suelen aparecer a mediados del mes de junio, poco antes de que broten las hojas. Estas flores están dispuestas en racimos terminales y su cáliz, formado por cinco sépalos soldados, es de forma acampanada, de textura aterciopelada y tomentosa, de color rosado o rojo pálido, mide unos 5 cm de longitud y carece de pedúnculo, por lo que se desprende con facilidad formando una alfombra rosada.

Sus frutos son unas cápsulas leñosas y tomentosas que se denominan folículos y que se asemejan a una embarcación vikinga; miden unos 12 cm de largo, son de color pajizo oscuro o herrumbroso y al madurar se abren. Cada fruto contiene en su interior unas 30 semillas de unos 9 mm de largo que están protegidas por pelillos rígidos y espinosos de color amarillento.

Las flores del brachichito rosa

Las hojas del brachichito rosa

Detalles del tronco y las ramas del brachichito rosa

Fruto del brachichito rosa

Alfombra de flores a los pies de un brachichito rosa

El día 21 de mayo de 2012 plantamos un brachichito rosa en el colegio Manuel Canela.