Posts tagged ‘Taxodium distichum (L.) L. Rich.’

octubre 12, 2017

Los árboles singulares del Parque de María Luisa

Con los primeros que llegaron a la Glorieta de Bécquer: los amigos de Jerez.

En las Jornadas Europeas del Patrimonio 2017, que se han celebrado bajo el lema “Patrimonio y Naturaleza: un paisaje de posibilidades”, con el objetivo de sensibilizar a los ciudadanos europeos en lo referente a la riqueza y la diversidad de Europa, nuestra asociación fue requerida para que colaborase, y lo hizo a través de Jacinto Martínez, que se ofreció para enseñar in situ los árboles singulares del Parque de María Luisa.

Citados en la emblemática Glorieta de Bécquer, esperamos la llegada de Juan Luis Ravé Prieto, que es licenciado en Historia del Arte, coordinador del Gabinete Pedagógico del Museo de Bellas Artes de Sevilla y organizador de estos eventos. Tras la presentación, repartió entre los 67 asistentes unas gorras para que se protegiesen del sol reinante y un librito titulado Siglo XX, de Alfredo J. Morales, que trata de la Exposición Iberoamericana de 1929 y la Exposición de 1992. También asistió una numerosa representación de la Asociación Amigos del Jerez de los Árboles.

Comenzó el acto con un saludo de bienvenida para todos los asistentes, y Jacinto informó, en primer lugar, de las particularidades que deben reunir los árboles para ser catalogados como singulares. A continuación pasó a explicar las características del ciprés de los pantanos (Taxodium distichum (L.) L. Rich.), que sirve de núcleo al conjunto monumental de Bécquer. Por su parte, Juan Luis Ravé informó detalladamente de la historia y los pormenores de este monumento. Continuamos el itinerario y nos paramos en el ombú que hay en la zona de juegos infantiles, seguimos hasta la Glorieta dedicada a Luis Montoto, donde se encuentra un magnífico ejemplar de araucaria australiana, y, cuando llegamos a la Avda de Rodríguez Caso, hablamos de los magnolios… Así, fuimos recorriendo nuestro Parque, informando de los 39 árboles catalogados como singulares.

Jacinto Martínez, explicando las características de los árboles singulares del Parque de María Luisa.

Comenzamos el itinerario botánico.

Una vez concluido el itinerario botánico, comimos con los miembros de la Asociación Amigos del Jerez de los Árboles. El próximo día 4 de noviembre, plantaremos juntos un árbol en la Plaza de las Angustias y nos hermanaremos ambas entidades.

Anuncios
diciembre 30, 2012

El taxodio o ciprés de los pantanos

Monumento a Becquer

El taxodio que forma parte del monumento al poeta sevillano Gustavo Adolfo Béquer.

El taxodio más relevante y antiguo de Sevilla es, sin lugar a dudas, el que forma parte del monumento erigido en memoria del poeta sevillano Gustavo Adolfo Bécquer, que fue plantado a mediados del siglo XIX en el Parque de María Luisa. El nombre científico del taxodio es Taxodium distichum (L.) L. Rich. y pertenece a la familia de las Taxodiáceas. Este colosal árbol es originario del sureste de los EE.UU de América y crece de forma natural en las zonas pantanosas de la península de Florida y también en los parajes húmedos de los estados colindantes (Luisiana lo ha adoptado como árbol emblemático); hacia el interior se extiende formando bosques por el valle del río Mississippi. Es de crecimiento medio-lento (unos 7,5 m en 20 años); sin embargo, en un medio lacustre soleado llega a sobrepasar los 40 m de altura. Su copa es de forma piramidal en su fase juvenil, pero al ir envejeciendo sus ramas horizontales toman un aspecto más irregular y desordenado; su tronco es derecho como una columnata vaticana, y con los años se va ensanchando por la base con potentes contrafuertes que le sirven de sostén sobre los suelos fangosos; cuando sus raíces están encharcadas, para obtener oxígeno, surgen del suelo unas protuberancias llamadas neumatóforos, que en su interior presentan un tejido esponjoso y blando que está adaptado para transportar aire. Su corteza es gruesa, dura y con hondas hendiduras de color pardo cobrizo. Su madera tiene la propiedad de ser resistente a la humedad; es fuerte pero algo blanda, su albura es de color blanco amarillento y el duramen pardo rojo.

Sus hojas están dispuestas de forma alterna en dos hileras opuestas sobre unas ramitas cortas (de 8 a 14 cm) y son caducas (es de las pocas coníferas cuyas hojas se desprenden en otoño). Estas acículas (hojas con forma de aguja) miden entre 1 y 2 cm de largo por 1 mm de ancho, son de color verde claro y presentan por el envés unas casi imperceptibles estrías longitudinales; a finales del otoño toman un bonito color ocre anaranjado.

Al tratarse de una especie monoica, tanto las flores femeninas como las masculinas se encuentran en el mismo árbol. Con respecto a las flores femeninas, podemos decir que son estructuras verdes semejantes a yemas que contienen escamas portadoras de semillas, están normalmente aisladas y suelen abrir a principios de la primavera en el ápice de las ramitas; por otra parte, las masculinas forman racimos colgantes de 10 a 15 cm de longitud, son de color verdoso y desprenden un polen dorado.

Sus frutos son estróbilos (o piñas) que suelen madurar a los 8 meses después de la polinización. Estos conos son de forma globosa y miden de 1,5 a 2,5 cm de diámetro; cada cono está compuesto de unas escamas leñosas (de 10 a 15) con forma de clavo que albergan de 1 a 2 semillas cada una. Estas semillas son pequeñas, duras, de color pardo oscuro, de forma casi triangular y presentan una corteza córnea. Carecen de alas, ya que se dispersan flotando; normalmente germinan en verano sobre el barro húmedo y de ellas emergen cinco cotiledones.

1.- El taxodio encerrado entre rejas en la espesura verde destaca el blanco marmóreo del monumento a Bécquer

El taxodio encerrado entre rejas: en la espesura verde destaca el blanco marmóreo del monumento a Bécquer.

2.-Las hojas del taxodio

Las hojas del taxodio.

3.- Fruto del taxodio

El fruto del taxodio.

5.- amentos masculinos

Los amentos masculinos del taxodio.