Posts tagged ‘Jardín Americano’

octubre 28, 2016

Jornada medioambiental en el Jardín Americano

Los alumnos del colegio Prácticas

Los alumnos del Colegio de Prácticas “Aneja” en la plantación del tecoma chileno, en el Jardín Americano de la Expo`92.

Nuestra primera actividad para conmemorar el XXX Aniversario de la fundación de nuestra Asociación ha consistido en plantar un árbol en el Jardín Americano. Numerosos alumnos del Colegio de Prácticas “Aneja”, acompañados de sus profesoras, acudieron al Jardín Americano para plantar un tecoma chileno (Tecoma fulva (Cav) G. Don) con el fin de incrementar su contenido botánico. Posteriormente, en el Aula Bioclimática, Jacinto Martínez les explicó la trayectoria histórica del Jardín Americano a través de la proyección de una serie de imágenes. También acudieron a esta charla los alumnos de jardinería del I.E.S. Virgen de los Reyes. A continuación, acompañamos a los alumnos de jardinería, con su profesora Maite Aguado, a realizar un recorrido botánico por el Jardín Americano para identificar las especies que allí aún perviven.

Una alumna del colegio Prácticas

Una alumna del Colegio de Prácticas “Aneja” plantando el tecoma chileno.

Anuncios
enero 14, 2016

Reunión de la Plataforma, enero 2016

Reunión de la Plataforma Ciudadana por los Parques, los Jardines y el Paisaje de Sevilla.

Reunión de la Plataforma Ciudadana por los Parques, los Jardines y el Paisaje de Sevilla.

Con fecha 14 de enero se reúne, en la sede de la asociación Amigos de los Jardines de la Oliva, la Plataforma Ciudadana por los Parques, los Jardines y el Paisaje de Sevilla, para tratar el siguiente Orden del Día:
1º.- Resumen de la reunión anterior.
2º.- Gestiones realizadas:
a) Escrito de solicitud de BIC para el Jardín Americano de la EXPO´92.
b) 29-11-15: Marcha ciclista para frenar el cambio climático.
c) 12-12-15: Itinerario botánico por el Jardín Americano (Aula Bioclimática).
d) 13-01-16: reunión con el Director General de Parques y Jardines.
e) Elaboración de la relación de árboles singulares de Sevilla.
f) Estado de cuentas del Monumento a Forestier (31-12-15).
3º.- Asuntos pendientes.
4º.- Propuestas.

Comenzó la reunión con un saludo de bienvenida de Jacinto Martínez, quien presentó a las representantes de la Fundación Carlos Espigares, que asistían por primera vez a la reunión, a las cuales les entregó un escrito de apoyo a la labor que realizan con los discapacitados. A continuación, justificó a los miembros de la Plataforma que por distintas razones no pudieron asistir. Acto seguido, leyó el resumen de la reunión anterior, que fue aprobado sin objeción.

Sobre el segundo punto del orden del día (las gestiones realizadas), Jacinto informó de lo siguiente:

a) Escrito en el que se solicita que el Jardín Americano sea declarado BIC. Lo registramos en la Delegación Territorial de Cultura, Deporte y Turismo, con fecha 14 de diciembre de 2015.

b) Con fecha 29 de noviembre de 2015, una amplia representación de la Plataforma participó en la “Marcha Ciclista para frenar el cambio climático”.

c) Con fecha 12 de diciembre de 2015, dos representantes de la Plataforma colaboraron con el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Andalucía en la identificación de los árboles del Jardín Americano.

d) Con fecha 13 de enero de 2016, una representación de la Plataforma se reúne con el Director General de Parques y Jardines para tratar los temas siguientes:

1.- El monumento a Bécquer: Solicitamos la restauración del monumento. Adolfo nos comunicó que se está gestionando su restauración y que su coste es de unos 70.000 €. Le sugerimos la conveniencia de buscar un patrocinador o solicitar ayuda a Patrimonio del Estado.
2.- Los árboles singulares de Sevilla: Le informamos de que estamos elaborando el catálogo actualizado de los árboles singulares de Sevilla.
3.- La recogida de las naranjas amargas: El Director General nos comunicó que desde antes de Navidad se están recogiendo las naranjas y que pronto será el turno de la barriada Ntra. Sra. de la Oliva.
4.- Las actividades lúdicas en los Jardines del Prado: Le comunicamos que este año se han montado excesivas pistas de hielo, lo cual ha provocado demasiado ruido. Hay que buscar la armonía sin deteriorar estos jardines.
5.- El muro de la biblioteca y el Parque de María Luisa: Nos explicó que las obras realizadas disponían de todos los requisitos legales.
6.- El Jardín Americano: Solicitamos el cerramiento nocturno del pantalán, para evitar el acceso al mismo por las noches.
7.- Los aseos en el Parque de María Luisa: Nos comunicó que actualmente están funcionando; le sugerimos su adaptación para que sean accesibles para las personas discapacitadas.
8.- El Parque de los Príncipes: El estanque está invadido de verdina; nos comunicó que tiene programada su limpieza.
9.- La Avenida de la Palmera: Nos dijo que informaría a Urbanismo para que se lleve a cabo su restauración.
10.- Solicitud de reunión con el delegado del Área de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, para informarle del proyecto de erigir un monumento a Forestier: el Director se comprometió a comunicárselo para que nos reciba.
11.- La Colección Bellver: Le transmitimos nuestra inquietud sobre el retraso de las obras de rehabilitación del Pabellón Real de la Plaza de América. Le recordamos que debe ser inaugurado en el mes de diciembre de este año, fecha acordada por el Ayuntamiento de Sevilla.
12.- La Mesa del Árbol: Nos comunicó que está realizando las gestiones para que sea más abierta y tiene previsto convocarla para la última semana de este mes.

e) Sobre la elaboración de la relación de los árboles singulares de Sevilla, Jacinto Martínez informó a la Plataforma de que está realizando el catálogo.

f) Sobre el estado de cuentas del monumento a Forestier, Jacinto explicó que el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Andalucía ha ingresado 250 € y que el saldo es de 3.909,40 €.

Sobre el tercer punto del orden del día (los asuntos pendientes), se acordó lo siguiente:

-Reunión lírica en la Glorieta de Bécquer para conmemorar el 180 aniversario del nacimiento del poeta.
Día: 17 de febrero de 2016
Hora: 17:30
Actos: Lectura de rimas por los asistentes; memorial de los Parques y Jardines de Sevilla; ofrenda de la rosa de la sensibilidad.

-Excursión al Jardín Botánico El Castillejo, en el término municipal de El Bosque, para el día 12 de marzo.

Por último, al llegar al cuarto punto se hizo la siguiente propuesta:
Que las obras en los colegios no se realicen en horas lectivas, para que los ruidos no distraigan a los alumnos.

NOTA:
Rosa Guallart nos transmitió la información que le había enviado el Director General de Parques y Jardines:
Hola, Rosa y Jacinto. Esta Mañana tuve una reunión con Antonio Muñoz para hablar de varias cosas, entre otras algunas de las que vimos ayer; por lo que se refiere a la mesa del árbol, vamos a convocarla para el día 2 de febrero por la mañana. Ya os diremos la hora y el sitio. Como nombre le he sugerido a Antonio, y le ha parecido bien, llamar a este nuevo proceso participativo, si también os parece bien a vosotros, “Comité Consultivo para la Gestión del arbolado, las zonas verdes y el paisaje de Sevilla”. Os llamarán para concertar una reunión sobre el tema de Forestier.
Saludos Cordiales. Adolfo Fernández.

Plataforma enero 2016

septiembre 24, 2015

Charla sobre el Jardín Americano en el Aula Bioclimática

Charla sobre el Jardín Americanoa los alumnos del IES Chaves Nogales.

Charla sobre el Jardín Americano a los alumnos del IES Chaves Nogales.

A petición de la Asociación Ciudadanos por el Medio Ambiente, dimos una charla sobre la historia, las vicisitudes y el contenido botánico del Jardín Americano de la EXPO`92 a los alumnos del IES Chaves Nogales y a un grupo de alumnas danesas que realizaban un intercambio con dicho instituto.

marzo 10, 2014

Reunión con el Director General de Medio Ambiente, Parques y Jardines

011

El Director General con los miembros que representaron a la Plataforma.

Una comisión de la Plataforma Ciudadana por los Parques, los Jardines y el Paisaje de Sevilla se ha reunido por primera vez con Francisco J. Ibáñez de Navarra Quintero,  nuevo Director General de Medio Ambiente, Parques y Jardines de Sevilla.

Tras la presentación, Jacinto Martínez informó al Director General de los objetivos de la Plataforma Ciudadana y de nuestra predisposición para colaborar en la conservación de nuestros parques y jardines. También le explicó el programa elaborado por la Mesa del Centenario para celebrar la apertura al público del Parque de María Luisa y el proyecto de erigir un monumento a Jean Claude Nicolas Forestier por suscripción popular.

Sobre el estado de los parques, lo que más preocupa a los miembros y entidades que forman la Plataforma es la situación de abandono y deterioro que actualmente sufre el Jardín Americano de la Expo´92.  Asimismo, le entregamos el informe elaborado en el año 2003 para la recuperación del mismo.

También nos interesamos por los planes y proyectos que tiene la dirección general de parques y jardines para combatir el picudo rojo, y además le preguntamos por los siguientes asuntos: la apertura del Parque de Guadaíra; la conveniencia de recuperar el Pabellón Real de la Plaza de América  como archivo, biblioteca y recepción del Parque de María Luisa; el lamentable cierre de la Escuela de Jardinería Joaquín Romero Murube, ubicada en el Pabellón de la Telefónica; el vandalismo que se sigue cebando en nuestros parques y jardines.

El señor Director General, cautamente, tomó nota de nuestras propuestas, quejas y preocupaciones, y nos transmitió su deseo de ir buscando soluciones a todas ellas.

Nosotros le deseamos que acertase en su gestión y le reiteramos nuestra colaboración desinteresada y altruista.

reunión DG 11-03-+2014 1

Reunión con el Director General de Medio Ambiente, Parques y Jardines.

noviembre 24, 2013

Jornada fraternal con la Asociación Ciudadanos por el Medio Ambiente

020

Jorge, el director de Viento Sur Teatro, remodela el alcorque del recién plantado níspero.

Nuestra entidad ha colaborado en el desarrollo de las actividades siguientes, programadas por Joaquín Sánchez-Apellániz, presidente de la Asociación Ciudadanos por el Medio Ambiente:

Plantación de árboles en la explanada del taller de teatro VIENTO SUR TEATRO, en el barrio de El Tardón (Triana). Cuando llegamos a dicho teatro, nos atendió amablemente su director Jorge y esperamos a que llegaran los alumnos del Club Patinadores de Sevilla para proceder a la plantación de los siguientes árboles procedente del Vivero La Oliva:

-Níspero (Eriobotrya japonica (Thunb.) Lindl.

-Almez (Celtis Australis L.)

-Fresno americano (Fraxinus americana L.)

-Aromo blanco (Leucaena leucocephala (Lam.) de Wit. )

A continuación nos dirigimos al Aula Medioambiental del Jardín Americano, sede de la Asociación Ciudadanos por el Medio Ambiente, para tomar unos aperitivos. Acto seguido, Jacinto Martínez dio una charla sobre la historia, vicisitudes y contenido botánico del Jardín Americano.

007

Los patinadores mas pequeños plantaron el aromo blanco.

019

Los miembros de la Asociación Ciudadanos por el Medio Ambiente, del Club Patinadores de Sevilla y de la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva compartimos unos aperitivos.

enero 27, 2013

La visita al Jardín Americano nos entristeció

Image

Los ciudadanos preocupados por el Jardín Americano.

Cuando llegamos a la puerta del Jardín Americano, nos sorprendió una pandilla de litroneros con su machacona y estridente música… Al parecer, disfrutar de la paz de los jardines y de la naturaleza es un fenómeno marginal de su existencia. El grupo de ciudadanos que acudimos para valorar el estado del Jardín Americano estaba formado por 14 personas. Entramos por la puerta de acceso al Jardín de las Cactáceas y allí pudimos comprobar que faltaban carteles informativos y que otros estaban deteriorados. Cuando llegamos al estanque, comprobamos que lo habían vaciado y que solo quedaba por recoger la basura del fondo. Camino del umbráculo contemplamos con tristeza que el bonito mosaico inspirado en las láminas dibujadas por el naturalista gaditano José Celestino Mutis estaban vandalizados con grafitis… A veces, teníamos que rodear los senderos para esquivar las numerosas hojas de palmeras que estaban caídas en el suelo, y cuando llegamos al estanque del umbráculo vimos que una manta flotaba en sus aguas pestilentes… Al salir contemplamos una robusta fuente de hierro forjado que estaba arrancada y tirada en el suelo. Al finalizar el recorrido, preguntamos por la valoración de la visita, y hubo consenso en acordar que su estado podría ser denominado como “descuidado”.

No había responsables de Jardín Americano...sólo una pandilla de litronero con su música machacona y estridente...

No había responsables del Jardín Americano, pero sí había una pandilla de litroneros con su música machacona y estridente…

El estanque ya no tiene agua...sólo basura...

El estanque ya no tiene agua… Solamente tiene basura.

Las hojas de las palmeras por el suelo...

Las hojas de las palmeras por el suelo…

Los grafiteros no han respetado ni el mosaico inspirado en las láminas de José Celestino Mutis.

Los grafiteros no han respetado ni el mosaico inspirado en las láminas de José Celestino Mutis.

Los carteles informativos o arrancados o grafiteados por los vándalos..

Los carteles informativos, o arrancados o grafiteados por los vándalos…

El acto vandálico más llamativo...

El acto vandálico más llamativo: la fuente arrancada.

enero 20, 2013

Se frustró la visita al Jardín Americano

Image

Los representantes de la Plataforma en la puerta cerrada del Jardín Americano.

Como se acordó en la última reunión de la Plataforma Ciudadana por los Parques, los Jardines y el Paisaje se Sevilla, una comisión de dicha Plataforma dejó sus quehaceres particulares y acudió a visitar el Jardín Americano para evaluar su estado de conservación.

Cuando llegamos, nos encontramos con que los candados estaban echados y no pudimos entrar. Sin embargo, vimos cómo un joven penetró por un hueco de la reja y transitó por el interior del parque sin el menor temor… Al menos intercambiamos las informaciones que teníamos sobre la administración del Jardín Americano y el mantenimiento del mismo. La visita se pospuso para el próximo domingo a la misma hora.

El candado nos impidió visitar el Jardin Americano

El candado nos impidió visitar el Jardin Americano.

Lo que pudimos ver desde la calle.

Lo que pudimos ver desde la calle.

enero 16, 2013

Reunión de la Plataforma. Enero 2013

Image

Los representantes de la Plataforma, una vez concluida la reunión.

En la sede social de la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva se reunieron 26 representantes de la Plataforma Ciudadana por los Parques, los Jardines y el Paisaje de Sevilla para tratar los temas relacionados en la convocatoria y acordar lo que exponemos a continuación. Jacinto Martínez informó de la reunión con el Director General de Medio Ambiente sobre el tema de la reforestación de los Jardines del Prado y de la que tuvo lugar en el Pabellón de la Madrina sobre los temas del vandalismo en los parques, el picudo rojo y el estado del Jardín Americano.

Jardín Americano

-Representantes de la Plataforma se pondrán en contacto con don Joaquín Peña para recabar información sobre el estado actual del Jardín Americano.

-Visita de los miembros de la Plataforma para comprobar “in situ” el estado de mantenimiento y conservación del Jardín Americano.

Día: 20 de enero de 2013 (domingo)

Hora: 11:00 (En la puerta del Jardín Americano).

Picudo Rojo

-Representantes de la Plataforma se pondrán en contacto con el Departamento de Biología de la Universidad de Sevilla para solicitarle su colaboración en la erradicación del picudo rojo.

-Solicitaremos a través de las Juntas Municipales de los Distritos una mayor implicación de la Junta de Andalucía en la lucha contra el picudo rojo.

-Representantes de la Plataforma se podrán en contacto con don Joaquín Peña para preguntarle las causas del retraso en el tratamiento de las palmeras canarias.

El estado de los parques de Sevilla

Reunión en el monumento erigido a Bécquer (Parque de María Luisa)

Día: 14 de febrero 2013 (jueves)

Hora: 17:00

  1. Informe del estado actual de los parques de Sevilla

  2. Cada miembro de la Plataforma recitará una rima de Bécquer

  3. Una representante de la Plataforma colocará la rosa de la sensibilidad en el busto de Bécquer.

  4. Se recitará el poema “Dice el árbol” de Manuel Benítez Carrasco.

Homenaje a Alberto García Camarasa

-Una vez que concluyan los trámites para la denominación del jardín como “Jardín Alberto García Camarasa”, se plantará un árbol en su honor.

-En la sede de la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva se le entregará una cerámica elaborada por Marisol Buero.

junio 2, 2012

VII Plantación en el Jardín Americano

Hermosa y efímera floración de un cactus del Jardín Americano.

Con motivo del vigésimo aniversario de la EXPO´92, el gerente del Jardín Americano ha convocado a varias Asociaciones defensoras del medio ambiente para llevar a cabo una plantación, que mayoritariamente ha sido de cactáceas.

La Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva continúa apoyando y facilitando en la medida de sus posibilidades el incremento de especies de origen americano en dicho jardín. En esta ocasión, hemos elegido un chirimoyo (Annona cherimola Mill.) procedente de nuestro vivero. Asimismo, nuestra socia Rosa Mª Guayart ha donado una palmera butia (Butia capitata (Mart.) Becc.).

Miembros de la Asociación de Ciudadanos por el Medio Ambiente ayudando a plantar el chirimoyo.

Preparando el hoyo para plantar la butia.

Rosa Mª Guallart plantando su butia

noviembre 5, 2011

Visita al Jardín Americano y a La Cartuja

Esperando la llegada del autobús en la puerta del Centro Cívico "Esqueleto".

Con la activa Asociación de Mayores “Empezando a Renacer”, que tiene su sede social en el Centro Cívico “Esqueleto”, hemos realizado una visita conjunta al Jardín Americano y al Monasterio de Santa María de las Cuevas, que se encuentra frente al Jardín y que fue rehabilitada con motivo de la Expo´92.

El presidente de la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva explicó durante el desplazamiento en autobús la historia y las vicisitudes que tuvo que pasar el Jardín Americano desde su clausura el día 12 de octubre de 1992 hasta su reapertura el 11 de abril de 2010. Posteriormente, guió al grupo en un recorrido botánico por el Jardín Americano y en La Cartuja explicó con detalle su historia.

Los visitantes en el Jardín de la cactáceas.

Junto a la cascada y el palmeral del Jardín Americano.

Recorriendo el pantalán...sobre el río Guadalquivir.

noviembre 3, 2011

VI Plantación en el Jardín Americano

Los alumnos de 6º curso del colegio Zurbarán en la entrada del Jardín Americano

Entre las actividades que la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva ha programado para celebrar el XXV aniversario de su fundación, estaba prevista una conferencia sobre el Jardín Americano, impartida por Jacinto Martínez a los alumnos de 6º curso del colegio Zurbarán, y la posterior plantación por parte de dichos alumnos de una Eugenia uniflora L. en el Jardín Americano.

El Distrito Sur cooperó facilitando el autobús que realizó el traslado de los alumnos desde el colegio Zurbarán hasta la Isla de la Cartuja. En la entrada del Jardín Americano nos esperaba Teresa Montes, bióloga responsable del mantenimiento del mismo. Tras unas fotografías para el recuerdo, nos dirigimos directamente al lugar fijado para la plantación. Entre todos cavamos el hoyo y a continuación procedimos a la plantación de la eugenia, que en Uruguay es conocida como “pitanga”. Precisamente este país sudamericano fue el que, el día 8 de abril de 1988, nos donó para la Expo`92 los primeros ejemplares de Eugenia uniflora,  que fueron aclimatados por Alberto García Camarasa en el vivero de San Jerónimo. Una vez que los alumnos echaron las últimas paladas de tierra y le fabricaron un pequeño alcorque, el presidente de la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva recitó el poema “Dice el árbol”, del gran poeta granadino Manuel Benítez Carrasco. Tras recorrer los distintos jardines que conforman el Jardín Americano y recolectar las semillas que se encontraban esparcidas por el suelo, nos trasladamos al salón de actos donde  se proyectó un vídeo sobre la ribera del Guadalquivir, que está en proceso de recuperación.

Un alumno del colegio Zurbarán ayudando a cavar el hoyo para plantar la Eugenia uniflora.

Después de la plantación los alumnos posan con el arbusto recién plantado.

Los alumnos del colegio Zurbarán posan delante del mosaico que representa las plantas pintadas y descritas por el gran naturalista gaditano José Celestino Mutis.

julio 17, 2011

El zumaque de Virginia

Zumaque de Virginia en el Vivero de La Oliva

El primer zumaque de Virginia que vimos fue allá por el año 1993 en el arboreto de El Carambolo. Allí recolectamos algunas semillas del suelo que logramos que germinaran en el vivero de la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva, donde en la actualidad crecen dos magníficos ejemplares; posteriormente, en dos ocasiones intentamos plantar otros zumaques en el parque José Celestino Mutis, pero el vandalismo imperante acabó con ellos; por último, el 9 de abril de 2011 plantamos un ejemplar en el Jardín Americano de la EXPO`92.

El nombre científico del zumaque de Virginia es Rhus typhina L. y pertenece a la familia de las Anacardiáceas. Es originario de Norteamérica, tanto de la provincia canadiense de Ontario, como de los estados fronterizos del nordeste de los EE.UU. Fue introducido en Europa a principios del siglo XVII. Este arbolito ornamental es de crecimiento lento y en raras ocasiones alcanza los 10 metros de altura; su copa es irregular y dilatada y está formada por pocas ramas zigzagueantes que en invierno, una vez desfoliadas, tienen cierto parecido a las cuernas de los ciervos. Estas ramas, cuando son jóvenes, suelen estar cubiertas de una especie de pelusilla de tacto aterciopelado. El tronco del zumaque es bastante recto y su corteza, rica en taninos, es de color pardo grisáceo y presenta poros respiratorios prominentes de color amarillento; en sus primeros años es lisa y delgada, pero al envejecer se vuelve agrietada y escamosa. Su madera es ligera de peso, frágil, de color anaranjado y con radios verdosos. A veces, sus chupones radiculares (hijuelos que brotan en las raíces) forman pequeños bosques que son aprovechados para detener la erosión del suelo.

Sus hojas son caducas, alternas y compuestas imparipinnadas, de unos 50 cm de longitud; cada hoja tiene de 11 a 31 folíolos de entre 6 y 10 cm de longitud, con ápices largamente acuminados, márgenes dentados y sin pedúnculos, con la característica de que tanto el pecíolo como el raquis son pubescentes (vellosos). La peculiaridad de este árbol estriba en que en otoño, las semanas previas a la caída de las hojas, estas adquieren vistosas tonalidades y matices que van desde el amarillo anaranjado hasta el rojo escarlata.

El zumaque de Virginia es una especie dioica, es decir, que tiene las flores masculinas y las femeninas separadas en diferentes árboles. Las flores masculinas aparecen en primavera en grandes racimos ramificados que miden unos 50 cm de largo. Cuando se abren estas efímeras cabezuelas florales, son al principio de un color verdoso con matices rojizos debido a unas pelusillas que crecen en medio de sus numerosas brácteas. Cada flor masculina dispone de cinco sépalos, cinco pétalos de un verde amarillento y cinco estambres.  Las flores femeninas forman racimos más pequeños y agrupados, son también de color verde rojizo y, al igual que las masculinas, poseen cinco sépalos y cinco pétalos y su pistilo sólo dispone de una celda.

 Sus frutos son pequeñas drupas comprimidas y globosas de unos 3 ó 4 mm de diámetro, que se reúnen formando un cono compacto y erguido de unos 20 cm de altura que permanece en el árbol a lo largo del invierno y que, debido al crecimiento vigoroso de una especie de pelusa de color rojizo, toma un hermoso y aterciopelado color carmesí. Las semillas son redondas, duras y de color pardo, y no germinan hasta la segunda primavera después de haber madurado.

El cono compacto y piloso, muy decorativo, del zumaque de Virginia.

El tronco del zumaque de Virginia

El 9 de abril de 2011, las directivas de nuestra entidad presentes en la imagen plantaron un zumaque de Virginia en el Jardín Americano de la EXPO´92.

abril 9, 2011

V Plantación en el Jardín Americano

Para conmemorar el primer aniversario de la reapertura del Jardín Americano, tras 18 años de abandono negligente, una representación de la Junta Directiva de nuestra Asociación llevó a cabo la plantación de un zumaque de Virginia (Rhus typhina L.) 

Anteriores plantaciones que la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva ha realizado en el Jardín Americano:

I Plantación de un guayabo (Asociación Amigos del Parque de El Alamillo)

II Plantación de una bauhinia blanca (colegio Fray Bartolomé de las Casas)

III Plantación de una feijoa (colegio Cristóbal Colón)

IV Plantación de un lapacho rosado (Colegio Julio Coloma)

Para plantar el zumaque de Virginia, hicimos el hoyo en el mismo lugar donde estaba el anterior que se había marchitado.

Una vez plantado, Pepi Núñez le da los últimos toques al alcorque.

febrero 24, 2011

IV Plantación en el Jardín Americano (con el colegio General Julio Coloma)

Esta plantación la realizamos el día 24 de febrero y estaba incluida en las actividades programadas para conmemorar el Día de Andalucía. Previamente, en dicho colegio, el presidente de la Asociación dio una charla a los alumnos sobre la historia, las características, las vicisitudes y el contenido botánico del Jardín Americano.

Nos desplazamos en autobús (sufragado por los padres de los alumnos) desde el colegio General Julio Coloma hasta el Jardín Americano. Cuando llegamos, nos dio la bienvenida Montse y nos dirigimos hacia el pabellón de la Naturaleza para tener un recuerdo gráfico de esta visita. Acto seguido caminamos hacia la zona de la pasarela para proceder al acto de plantación del lapacho rosado (Tabebuia impetiginosa (Mart. ex DC. ) Standl.). Procedente del vivero de La Oliva, este ejemplar tiene 15 años de edad y un porte de 3,2 m de altura. Cada alumno echó una palada de tierra y,  mientras se realizaba esta operación, el presidente de la Asociación recitó el poema “Dice el árbol” de Manuel Benítez Carrasco. A continuación, nos dirigimos hacia la zona de recreo para que los alumnos tomasen el bocadillo y, posteriormente, visitamos el umbráculo, el jardín de las cactáceas, el palmeral y, tras recorrer la pasarela flotante, cruzamos la avenida Camino de los Descubrimientos y entramos en el Monasterio de La Cartuja para contemplar el famoso ombú, que según la leyenda fue plantado por Hernando Colón, hijo del Almirante.

Los alumnos del colegio Julio Coloma en la entrada del Jardín Americano.

La plantación del lapacho rosado

Los alumnos en el ombú del Monasterio de la Cartuja

febrero 3, 2011

III Plantación en el Jardín Americano (con el colegio Cristóbal Colón)

La cita era el día 3 de febrero a las once de la mañana en el Jardín Americano, así que salimos del colegio Cristóbal Colón a las nueve y media para dirigirnos hacia la parada de la línea 2 de autobuses en la avenida Poeta Manuel Benítez Carrasco. El autobús nos llevó hasta La Barqueta y desde allí nos fuimos andando hasta la pasarela de La Cartuja. En la entrada del Jardín Americano nos recibieron el gerente Curro Oñate y la bióloga Teresa Montes, que nos saludaron y nos dieron la bienvenida.

En primer lugar nos trasladamos a la zona de juegos infantiles para que los alumnos tomasen el bocadillo; repuestas las fuerzas, marchamos hasta la cercanía del umbráculo donde estaba programada la plantación de la feijoa (Feijoa sellowiana O. Berg). Comenzó el acto de la plantación con la presencia de Curro Oñate y Encarnación María Martínez Díaz, delegada de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Sevilla. Cada alumno echó una palada de tierra, les siguieron las profesoras y por último la delegada de Medio Ambiente. Para concluir el acto de plantación, el presidente de la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva recitó el poema “Dice el Árbol”, de Manuel Benítez Carrasco.

A continuación, nos dirigimos hacia la pasarela flotante para realizar el itinerario botánico, deteniéndonos en aquellos lugares más relevantes del recinto, donde Teresa nos explicaba las características de los árboles más exóticos.

Los alumnos de colegio Cristóbal Colón en la entrada del Jardín Americano.

Los alumnos tomando el bocadillo en la zona de recreo de Jardín Americano

Teresa Montes, explicando las características de la feijoa

La plantación de la feijoa

enero 3, 2011

La bauhinia blanca

La bauhinia blanca es un árbol exótico en Sevilla; que sepamos, sólo lo podemos contemplar en el Jardín Americano de la EXPO`92, junto al cerramiento que hay al lado del jardín de las cactáceas, donde plantamos un ejemplar con los alumnos del colegio Fray Bartolomé de las Casas el día 10 de noviembre de 2010. Su nombre científico es Bauhinia forticata Link., y pertenece a la familia de las Fabáceas. Es originario de América del Sur, de las regiones meridionales de Brasil que lindan con Argentina, concretamente de las riberas del río Uruguay, donde forma bosques de galería. Su crecimiento se puede considerar como medio y rara vez sobrepasa los 7 metros de altura. Su copa, de forma irregular, aunque un tanto redondeada, está formada por ramas normalmente arqueadas; hay que ser prudentes a la hora de configurar su copa, ya que es un árbol muy sensible a las podas. Su tronco suele ser recto y la corteza es de color gris oscuro con estrías profundas. Su madera, que es conocida como ”falsa caoba” por su semejanza con la misma, es muy apreciada. Como procede de una zona subtropical, a la bauhinia blanca le afectan mucho las heladas.

Sus hojas, casi perennes (este árbol sólo está sin hojas pocas semanas), son alternas y simples, y se caracterizan por estar divididas en dos lóbulos que le dan la forma de una pezuña de vaca con los bordes enteros. Cada hoja dispone de un largo pecíolo en cuya base posee dos estípulas espinosas.

Sus flores son efímeras, pues abren por la mañana y al atardecer del mismo día se marchitan. Suelen brotar en los extremos de las ramas viejas, bien solitarias, bien en grupos de 2 ó 3; los botones florales están recubiertos de un fino indumento de color tabaco. El cáliz es de color verdoso y de forma acampanada; la corola está compuesta por cinco pétalos sin soldar de color blanco y de forma lanceolada, que miden unos 9 cm de largo. Cada flor posee 10 estambres desiguales organizados en dos grupos de 5 anteras notorias; además, tiene un estigma bilobulado y un largo estilo. La bauhinia blanca se caracteriza porque suele florecer muy joven, a veces cuando apenas supera el metro de altura. En Sevilla su floración tiene lugar durante el mes de agosto.

El fruto es una legumbre o vaina coriácea de unos 15 cm de longitud, de forma recta y aplanada, que toma el color castaño oscuro al madurar y al secarse se retuerce con energía para esparcir a distancia las semillas. Estas son ovoides, planas, de color negruzco y de aproximadamente un centímetro de diámetro.

El día 10 de noviembre de 2010, plantamos con los alumnos del colegio Fray Bartolomé de las Casas una bauhinia blanca en el Jardín Americano.

Flor de la bauhinia blanca.

Frutos de la bauhinia blanca.

Semilla de la bauhinia blanca.

diciembre 2, 2010

La tevetia amarilla

La tevetia amarilla es un arbusto o arbolito ornamental que se ha adaptado bien al clima de Sevilla. Sin embargo, hasta la fecha está poco representado. En los jardines de los Reales Alcázares se encuentran los ejemplares más antiguos, pero también los hay en el Jardín Americano, fruto de la contribución que realizó Colombia para el Programa Raíces enviando unos plantones de esta especie que llegaron al vivero de la Expo´92 el día 15 de marzo de 1987. Y cómo no, en la barriada Nuestra Señora de la Oliva, en el jardín lateral del bloque 34, junto a la Peña Sevillista, tenemos otra tevetia. El nombre científico de la tevetia amarilla es Thevetia peruviana (Pers.) K. Shum. y pertenece a la familia de las Apocináceas. Es originaria de la América Tropical, pero su procedencia concreta es dudosa, ya que se extiende desde México hasta el norte de Argentina (el nombre de peruviana hace referencia a lugar donde se identificó inicialmente). Podríamos calificar su crecimiento entre moderado y rápido; su altura media suele ser de unos 4 metros, pero algunos ejemplares superan los 8 metros. Su copa es de porte irregular y está formada por ramas largas y flexibles de un color verdoso salpicado de motas blanquecinas. El tronco es corto y a veces zigzagueante, y la corteza, de color grisáceo, presenta pequeñas fisuras al envejecer. La savia de la tevetia amarilla es tóxica; tanto es así, que ni las plagas ni los animales la atacan.

Sus hojas son perennes, enteras, coriáceas y alternas, pero girando sobre el tallo. De color verde brillante, su lámina es lineal y alargada (suelen medir entre 6 y 15 cm de longitud y entre 0,6 y 0,8 cm de ancho), la nerviación lateral apenas es perceptible y el pecíolo es muy corto. Estas hojas, al caer, dejan pequeñas huellas o cicatrices en las ramas.

Las flores de la tevetia amarilla, que desprenden una suave fragancia, son de color amarillo y tienen forma acampanada; suelen colgar sobre pedúnculos largos al final de las ramas y están compuestas por 5 pétalos superpuestos que se abren en espiral (la corola mide entre 4 y 6 cm de longitud) y un cáliz glanduloso en la base. Su prolongada floración tiene lugar desde la primavera hasta finales del otoño, razón por la cual las flores y los frutos de este arbolito coinciden en las ramas. 

El fruto es una drupa de curiosa apariencia, pues se asemeja a una irregular figura rómbica de unos 4 cm de largo. Es de color verde, pero al madurar se torna en negro mate, y en su interior se encuentran dos semillas redondeadas y leñosas. Hemos observado que basta tan sólo con tenerlas 18 horas en remojo, para que las semillas activen su mecanismo de germinación.

Hasta noviembre de 2010 hemos plantado ejemplares de tevetia amarilla en los lugares siguientes:

El 19 de junio de 1993, en la Bda. Ntra. Sra. de la Oliva.

El 21 de septiembre de 2003, en el parque José Celestino Mutis.

El 22 de febrero de 2005, en los jardines del Centro Cívico Esqueleto.

El 26 de febrero de 2006, en el parque de Utrera.

El 10 de junio de 2007, en el Arboreto del Club de Campo.

La tevetia amarilla en la Bda. Ntra. Sra. de la Oliva

La flor de la tevetia amarilla.

Los frutos de la tevetia amarilla

10-06-07 Plantación de una tevetia amarilla en el Club de Campo

19-06-93 Plantación de una tevetia amarilla en la Bda. Ntra. Sra. de la Oliva. Celebración del Día del Barrio.

noviembre 10, 2010

II Plantación en el Jardín Americano (con el Colegio Fray Bartolomé de las Casas)

El día 10 de noviembre acompañamos a los alumnos y profesores del colegio Fray Bartolomé de las Casas de nuestro Polígono Sur  en una nueva visita al Jardín Americano.

En el Pabellón de la Naturaleza nos dio la bienvenida Curro Oñate, gerente de la Fundación que gestiona el Jardín Americano, quien nos presentó a  Teresa, licenciada en biología que nos guió por los distintos recorridos que componen este jardín. Finalmente, en la zona de las cactáceas plantamos una bauhinia blanca (Bauhinia forticada Link) procedente del vivero de La Oliva, colaborando así a recuperar su contenido botánico.

Los alumnos y los profesores en la entrada del Jardín Americano

Teresa, bióloga del Jardín Americano, explicando las caracteristicas del árbol que se va a plantar.

Una alumna echando su correspondiente palada de mantillo.

Contemplando la plantación.

noviembre 2, 2010

XXIV Aniversario: Jornada Medioambiental en el Colegio Fray Bartolomé de las Casas

El ciclo de actividades programadas para conmemorar el XXIV Aniversario de la fundación de la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva comenzó con una Jornada Medioambiental en el colegio Fray Bartolomé de las Casas. En el magnífico y acondicionado salón de actos de este centro escolar, Jacinto Martínez dio una charla sobre el contenido botánico y las vicisitudes por las que ha tenido que pasar el Jardín Americano de la EXPO`92 hasta su reapertura el pasado 11 de abril. Tan entusiasmados estaban los alumnos con este peculiar y aún poco conocido jardín que se planificó una próxima visita en la que se plantará un árbol de origen americano.

Finalizada la charla, se le hizo entrega a cada alumno de una guía botánica del colegio para que realizasen el trabajo de campo de identificación de todos los árboles del centro escolar; una vez concluido el itinerario botánico, nos dirigimos a la zona arbolada para proceder a la plantación de un ginkgo (Ginkgo biloba L.). Mientras que cada alumno arrojaba su correspondiente palada de mantillo, se recitaba al mismo tiempo el poema de Manuel Benítez Carrasco Dice el árbol. El acto terminó con un aplauso al árbol recién plantado para darle la bienvenida y a la vez animarlo a que se desarrolle en  armonía en este rincón de Sevilla.

Las últimas paladas de mantillo.

Recitando el poema "Dice el árbol" de Manuel Benítez Carrasco.

Los alumnos recitaron el poema "Dice el árbol" de Manuel Benítez Carrasco.

 

noviembre 1, 2010

El guayabo

Una vez conseguida la restauración y apertura del Jardín Americano, tras muchos años de abandono consentido, llegó la hora de mimarlo y de disfrutar de su contenido botánico; por nuestra parte, recibirá el afecto y la disposición altruista que siempre hemos dado a los parques y jardines de nuestra ciudad. El pasado 30 de octubre plantamos en el Jardín Americano un ejemplar de guayabo, también conocido como guayabero. Su nombre científico es Psidium guajava L. y pertenece a la familia de las Mirtáceas. Es muy probable que sea originario de la región denominada Mesoamérica, pero debido a que resiste bien la sequía y el calor intenso se ha naturalizado y extendido desde México hasta el norte de Argentina. Es una especie de crecimiento rápido que en condiciones óptimas puede alcanzar hasta 10 metros de altura, pero que, por otra parte, no suele superar los 50 años de longevidad. Su copa es irregular y está formada por ascendentes ramas que normalmente son gruesas y retorcidas; el tronco es algo tortuoso y ramificado desde poca altura, y su corteza, de color pardo rojizo, presenta manchas amarillento-verdosas cuando se descama.

Sus hojas, dependiendo de la latitud, son perennes o casi perennes; también son opuestas, enteras y de forma oblonga o elíptica, con los márgenes enteros, y están sustentadas por un pequeño pecíolo. Miden de 4 a 12 cm de longitud y de 3 a 6 cm de ancho, y su nerviación está hundida por el haz pero sobresale por el envés. De color verde claro, en invierno adquieren tonalidades rojizas.

Las flores del guayabo, olorosas, de color blanco y de unos 2,5 cm de diámetro, brotan unas veces solitarias y otras en pares de las axilas de las ramas. Cada flor está sostenida por un pedúnculo delgado y corto y posee numerosos estambres que sobresalen por encima de los 4 ó 5 pétalos ovales; los sépalos, en igual número que los pétalos, presentan la característica de que son verdes por fuera y blanquecinos por dentro.

El fruto de este árbol se denomina guayaba y es una baya de aspecto ovoide o redondeado de unos 10 cm de diámetro, cuya cáscara exterior es cerosa, lisa y de color amarillento. La pulpa, de sabor agradable, es cremosa y de tonalidad rosada, con la peculiaridad de que enseguida se descompone o pudre. Sus semillas están envueltas en la pulpa, son duras y de forma angulosa, quizás semejantes a pequeños riñones de unos 3 ó 4 mm; su vitalidad sólo dura un par de meses.

El 13-05-07 plantamos un guayabo en la Asociación Club de Campo de Sevilla, en la parcela de América del Arboretum Intercontinental, y el 30-10-10, en el Jardín Americano de la EXPO`92.

Frutos y hojas del guayabo

Flores del guayabo

13-05-07 Plantación de un guayabo en el Jardín Intercontinental de la Asociación Club de Campo de Sevilla.

30-10-10 Plantación de un guayabo en el Jardín Americano de la EXPO´92. El director gerente Curro Oñate colaborando en la plantación.

octubre 31, 2010

Plantación de un guayabo en el Jardín Americano

Las asociaciones Amigos del Parque del Alamillo y Amigos de los Jardines de la Oliva visitaron conjuntamente el Jardín Americano de la EXPO`92 para plantar un guayabo (Psidium guajava L.) procedente del vivero de La Oliva. En el acto de plantación estuvo presente el director-gerente Curro Oñate. Posteriormente realizamos una visita guiada en la que tuvimos ocasión de recolectar semillas del Celtis tala Gillies ex Planch, único ejemplar que existe en nuestra ciudad, para que una vez que germinen y se desarrollen los arbolitos en el vivero de La Oliva,  podamos plantarlos en los colegios y parques de Sevilla.

Entrada del Jardín Americano

Vista del Jardín Americano desde la pasarela instalada sobre el río Guadalquivir.

Antes de la plantación leímos las características del guayabo.

Tras la plantación del guayabo, un instante para el recuerdo.

Los plantones del guayabo.

octubre 11, 2010

El tecoma amarillo

El tecoma amarillo de la barriada de la Oliva.

El tecoma amarillo es un arbusto o arbolito que está poco extendido por Sevilla; que sepamos, hay un ejemplar en el Jardín Americano de la Isla de la Cartuja y otro que plantamos con los alumnos del colegio Manuel Canela el día 4 de noviembre de 2009 en la barriada Nuestra Señora de la Oliva, concretamente frente al bloque 16. Los primeros plantones de tecoma amarillo llegaron a nuestra ciudad a través del Programa Raíces de la EXPO`92, donados por Colombia, donde se conoce popularmente como chirlobirlo, y por Ecuador, donde es conocido como cholán. Su nombre científico es Tecoma Stans (L.) Juss. ex Kunth. y pertenece a la familia de las Bignoniáceas. Es originario de México, pero se ha extendido y naturalizado tanto por el sudeste de los Estados Unidos como por Centroamérica y por las vertientes andinas de Sudamérica hasta el norte de Argentina. Su crecimiento suele ser rápido, y si el ejemplar está aislado o bien situado puede alcanzar hasta 8 metros de altura. Su copa, formada por numerosas ramas largas y delgadas, es casi redonda. Su tronco, bastante recto, suele ramificar desde la mitad del mismo, y su corteza, que es de color blanquecino grisáceo, presenta grietas longitudinales. El tecoma amarillo muestra una gran tolerancia ecológica para sobrevivir, es decir, que se adapta tanto a las condiciones climáticas variables como a los terrenos áridos.

Sus hojas suelen ser caducas o semicaducas, dependiendo del paralelo terrestre o de la altura en que se encuentre; en Sevilla, si el invierno ha sido frío, suele desfoliar durante dos o tres semanas. Además, sus hojas son opuestas y compuestas imparipinnadas, lo que quiere decir que al final de su raquis acanalado disponen de un solo un folíolo. Cada hoja mide entre 15 y 25 cm de largo, tiene un largo pecíolo de algo más de un decímetro y está formada por de 5 a 13 folíolos de forma lanceolada y con los bordes serrados.

Las flores del tecoma amarillo, de unos 5 cm de largo y de un color amarillo vivo, tienen un pequeño cáliz semejante a una cúpula de entre 4 y 7 mm de largo y una corola de forma tubular acampanada con cinco lóbulos semiesféricos y siete líneas rojizas en la garganta; disponen además de 4 estambres inclusos (es decir, que los estambres son más cortos que el perianto) y de un ovario de tipo bilocular (con dos cavidades). La floración tiene lugar durante los meses de verano, en los que las flores dispuestas en racimos terminales se van abriendo paulatinamente.

Su fruto es unas silicua (o sea, una vaina dehiscente) cilíndrica y alargada, que mide entre 7 y 20 cm de largo por 0,5 cm de ancho, y que se abre antes de caer para esparcir las semillas; dichas semillas, de forma aplanada, color blanquecino y con alas translúcidas, miden de 14 a 18 mm de largo por 5 mm de ancho.

Pinche en la categoría Árboles de América para ver más árboles americanos plantados por la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva.

septiembre 15, 2010

El Jardín Americano

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

Corría el año 1982 cuando España presentó ante el BIE (Bureau International des Expositions) de París la solicitud de registro de una exposición de ámbito universal con sede en Sevilla, capital de Andalucía, para el año 1992; se expuso como argumento principal la conmemoración del V Centenario del descubrimiento de América.

El primer Comisario General designado por el presidente Felipe González para diseñar las directrices básicas del evento fue el profesor Manuel Olivencia, quien diseñó un Plan General que fue aprobado a principios del año 1986. En dicho Plan se incluía un proyecto de reforestación que se denominó Operación Raíces y que posteriormente derivaría en la construcción del Jardín de las Américas, que posteriormente adoptó el nombre popular de Jardín Americano, cuya ubicación se acordó que fuese en el entorno del Pabellón de la Naturaleza y que estaría formado por un conjunto temático compuesto por plantas exclusivamente originarias del Nuevo Continente.

EL PROGRAMA RAÍCES

El Programa Raíces supuso la mayor introducción de plantas americanas en los jardines de Sevilla. Para llevar a cabo este ambicioso programa, que consistía en el envío a nuestra ciudad de plantas típicas o que fueran las más representativas de cada uno de los países americanos, el Comisario Olivencia designó como coordinador de dicho proyecto a Manuel Pérez González, a la sazón Jefe de Gabinete del Comisario General.

La gestión efectuada fue ardua, pues hubo que dirigirse a todas las embajadas de los países americanos para explicarles el programa con detalle, recabar la adhesión de los respectivos gobiernos, coordinar a través de la compañía Iberia el traslado de las plantas, y realizar los controles fitosanitarios y aduaneros hasta los viveros de la Exposición, situados en la margen del río Guadalquivir de la zona de san Jerónimo. En estos viveros serían aclimatadas las nuevas especies por Alberto García Camarasa, Director del Servicio de Parques y Jardines de la EXPO’92, y Mariano Martín Cacao, entonces coordinador del Jardín Americano, entre otros técnicos. Los envíos comenzaron a llegar a partir del 8 de marzo de 1988 y finalizaron el 5 de septiembre de 1991. La contribución de los países americanos a la Exposición Universal de Sevilla fue la siguiente:

Argentina: 24 ejemplares de 13 especies.

Bolivia: 33 ejemplares de 13 especies.

Brasil: 13 jemplares de 5 especies.

Colombia: 135 ejemplares de 38 especies.

Costa Rica: 108 ejemplares de 22 especies.

Cuba: 241 ejemplares de 127 especies.

Chile: 50 ejemplares de 5 especies.

Dominicana República: 193 ejemplares de 47 especies.

Ecuador: 24 ejemplares de 5 especies.

EE.UU.(California y Carolina del Sur): 364 ejemplares de 39 especies.

Guatemala: 29 ejemplares de 5 especies.

Honduras: 360 ejemplares de 196 especies.

México: 33 ejemplares de 3 especies.

Panamá: 73 ejemplares de 6 especies.

Paraguay: 96 ejemplares de 16 especies.

Perú: 54 ejemplares de 15 especies.

Puerto Rico: 77 ejemplares de 14 especies.

El Salvador: 10 ejemplares de 2 especies.

Uruguay: 56 ejemplares de 17 especies en dos envíos.

Venezuela: 17 ejemplares de 6 especies.

Estos son los datos totales: 21 países, 619 especies y 2014 plantones.

¿UN LEGADO EFÍMERO PARA SEVILLA?

El hecho de que la EXPO´92 pudiese estar a punto con un microclima artificial supuso un trabajo previo de jardinería de más de seis años y el esfuerzo de numerosas personas con dedicación exclusiva, además de una inversión de 4.000 millones de pesetas de las de entonces. Cuando en el año 1992 se entrevistaba a los técnicos y expertos en jardinería, estos decían que “no se puede desaprovechar esta oportunidad histórica” y que el legado vegetal que dejaba a nuestra ciudad la Exposición Universal era difícil que se volviera a repetir en un futuro, ya que se habían introducido en la jardinería sevillana más de 100 nuevas especies de árboles, arbustos, vivaces y trepadoras, así como 17 nuevas especies de palmeras, 10 nuevas especies de plantas acuáticas y la colección de bromelias y orquídeas plantadas y aclimatadas en el Umbráculo Invernadero. Tras el cierre de la Exposición, hubo que esperar 18 años de dejación y abandono hasta que por fin se llevó a cabo la reapertura del Jardín Americano el día 11 de abril de 2010.

El Jardín Americano en 2008.

El abandono del Jardín Americano era total.

ALGUNAS DE LAS GESTIONES REALIZADAS POR LA ASOCIACIÓN AMIGOS DE LOS JARDINES DE LA OLIVA PARA LA RECUPERACIÓN DEL JARDÍN AMERICANO

06-06-01.- Reunión en la Escuela de Jardinería Joaquín Romero Morube (Fundación Forja XXI), convocada por Sally Crane, entonces presidenta de la Asociación Sevillana Amigos de los Jardines y el Paisaje, para tratar el tema “La Jardinería de la EXPO´92”. Intervinieron los técnicos Alberto García Camarasa, José Elías Bonells, Mariano Martín Cacao y Benito Valdés, que contaron sus vivencias y experiencias relacionadas con la jardinería en la Exposición Universal y manifestaron su malestar porque casi todo lo construido se estaba perdiendo, sobre todo el Jardín Americano. Nuestra entidad recogió el guante y se comprometió a exigir por medios democráticos a las Administraciones Públicas su recuperación para Sevilla.

20-06-01.- Presentamos un escrito de queja al Defensor del Pueblo Andaluz por la situación de abandono en que se encontraba el Jardín Americano. Se adhirieron las entidades siguientes: la Asociación Amigos del Parque de El Alamillo, la Asociación de Profesores para la Difusión y Protección del Patrimonio “Ben Baso”, la Asociación Sevillana Amigos de los Jardines y el Paisaje y la Asociación de Comerciantes Felipe II.

15-09-01.- Escrito al Sr. Alcalde de Sevilla solicitándole una entrevista para tratar la situación del Jardín Americano.

15-10-01.- Atendiendo a la solicitud cursada, nos recibió en la Alcaldía Francisco J. Fernández Sánchez, Jefe del Gabinete del Sr. Alcalde. Tras informarle de la delicada situación en que se encontraba el Jardín Americano, le propusimos crear una Fundación en la que estuviesen representadas todas las Administraciones públicas y que se encargase de su recuperación y de gestionar su conservación y uso.

05-11-01.- Mariano Martín Cacao, que fue coordinador del Jardín Americano, impartió una conferencia en la sede de la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva sobre la “Introducción de plantas con motivo de la Exposición Universal”.

16-11-01.- Reunión con Evangelina Naranjo Márquez, portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Sevilla. Le reiteramos la información y propuestas que le expusimos al Jefe del Gabinete del Sr. Alcalde. En esta ocasión nos acompañaba Mariano Martín Cacao, que fue Coordinador del Jardín Americano durante la EXPO`92, y que se ofreció con los alumnos de jardinería de Forja XXI a recuperar el Umbráculo.

En los meses siguientes proseguimos las reuniones con los demás grupos políticos con representación en el Ayuntamiento de Sevilla, con las mismas propuestas.

06-02-02.- Nuestra Asociación convocó a las entidades ADEPA, Ben Baso y Asociación Amigos de los Jardines y el Paisaje, y entre todos acordamos crear la Plataforma Cívica pro Jardín Americano.

18-03-02.- Remitimos un escrito a la Delegación de la Consejería de Cultura de Sevilla, solicitando que el Jardín Americano fuera declarado Bien de Interés Cultural, como reliquia y fiel exponente de la Exposición Universal de Sevilla y por el singular contenido botánico del mismo.

28-04-02.- La Plataforma Cívica pro Jardín Americano cursó escrito al Presidente del Gobierno de España, al Presidente de la Junta Andalucía y al Alcalde de Sevilla, exponiendo la situación de abandono del Jardín Americano y propuestas para su recuperación.

25-09-02.- Reunión con Luis M. Martín Rubio, presidente de AGESA, quien nos informó de la partida presupuestaria que se iba a destinar a la recuperación del Jardín Americano.

Nuestra presencia en los medios de comunicación ha sido constante, buscando siempre la recuperación para Sevilla de esta joya botánica, hasta su reapertura el 11 de abril de 2010, a la que asistimos con la satisfacción del deber cumplido. 

A continuación mostramos una serie de instantáneas sobre la flora del Jardín Americano:

 

El fresno americano.

Acacia caven.

UBICACIÓN

El Jardín Americano está situado en la zona oriental del recinto de la Exposición Universal, frente a la Cartuja de Santa María de las Cuevas. Ocupa concretamente la banda de terreno que corre paralela al río Guadalquivir y que va desde el Auditorio de la Exposición hasta el Pabellón de la Navegación, teniendo actualmente como límite oeste el cerramiento del Camino de los Descubridores. Se accede directamente desde la ciudad por la pasarela peatonal de la Cartuja, y también tiene acceso por el Pabellón de la Naturaleza y por el Camino de los Descubridores. La parte baja es atravesada por el canal navegable que recorre parte del recinto de la Exposición. Su relieve es muy irregular, la parte más alta está situada en la colina del Auditorio y la cota más baja en la orilla del río.

DATOS GENERALES

Extensión: Algo menos de dos hectáreas
Estilo del Jardín: Marcadamente paisajista, con parterres que están entrelazados por veredas serpenteantes que salvan continuamente los accidentes del terreno.
Plantación: Se llevó a cabo en el transcurso del año 1991 y a comienzos de 1992.
Número de especies y variedades: 690
Plantas procedentes del Programa Raíces: 336
Jardines Botánicos que colaboraron: Padua, Madrid y Berlín.

El Jardín Americano está formado por los jardines temáticos siguientes:

Jardín de la Esclusa.
Invernadero-Umbráculo: Se terminó a principios de 1991 y tiene una superficie de unos 1.700 m². Su techo-cubierta está formado por lamas inclinadas que evitan las radiaciones directas del Sol. En la parte central existe un pequeño estanque para el cultivo de plantas acuáticas de origen tropical. Dispone de nebulizadores para proporcionar la humedad necesaria.
Palmeral.
Jardín de Cactáceas y Crasas: Con plantas propias de las zonas semidesérticas y desérticas de América, también incluye las de climas áridos, esencialmente las Agaváceas y Liliáceas.
Huerto: En él están representadas las plantas hortícolas del Nuevo Mundo, así como las productoras de aceites, fibras y demás productos industriales.
Jardín del Puerto de Indias.
Colina de las Coníferas.
Jardín de Plantas de Flor.

La sófora americana.

La floración de un cactus del Jardín Americano de Sevilla.

Prosopis.

Los miembros de la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva en el Jardín Americano (2010).

septiembre 6, 2010

El roble de Virginia

Roble de Virginia en el parque José Celestino Mutis de Sevilla.

Detalle de las hojas y el fruto del roble de Virginia.

La llegada de nuevas especies con los pertinentes controles fitosanitarios y su adaptación a las condiciones climáticas de nuestra ciudad ha enriquecido la biodiversidad de nuestros parques y jardines. El roble de Virginia fue introducido en Sevilla con motivo de la Exposición Universal de 1992 a través del Programa Raíces, por el cual 21 países del Nuevo Continente facilitaron las plantas más representativas de sus respectivas naciones para que fuesen ubicadas en el Jardín Americano de la EXPO´92. En Sevilla, además del que hay en el Jardín Americano, existe un ejemplar en el parque José Celestino Mutis y otro en la parte trasera del Monasterio de la Cartuja, frente a la pasarela.

El nombre científico de este ornamental árbol es Quercus virginiana Mill. y pertenece a la familia de las Fagáceas. Es originario de la zona comprendida entre el sudeste de los Estados Unidos y el nordeste de México, así como de la Isla de Pinos (Cuba); el nombre específico de virginiana alude al estado de Virginia, donde abundan los bosques de esta especie. Se trata de un árbol de crecimiento lento que aislado llega a superar los 18 metros de altura. Su copa es densa, redondeada pero con tendencia a expandirse, y formada por ramas casi horizontales, de modo que cuando envejece suele ser el doble de ancho que de alto, motivo por el que proporciona una amplia y benéfica sombra. Su tronco es recto y robusto y a veces presenta contrafuertes en la base; la corteza, de un color marrón muy oscuro con ciertas tonalidades rojizas, se agrieta a medida que envejece formando fisuras cortas y profundas. Podríamos calificarlo como un árbol de características rústicas, pues resiste la salinidad de los suelos arenosos, aguanta el frío y las heladas hasta casi los -20º C y suele brotar después de sufrir un incendio.

Sus hojas son perennes, irregularmente alternas, coriáceas, lampiñas y simples, con una forma entre elíptica y oblonga, y miden de 4 a 10 cm de longitud; tienen los márgenes enteros o levemente lobulados y el ápice redondeado; el pecíolo suele medir 0,5 cm de largo. Son de un color verde brillante por el haz y algo pálido por el envés.

El roble de Virginia es una especie monoica, es decir, que en un mismo ejemplar se encuentran separadas las flores de cada sexo. Las flores masculinas se agrupan en amentos o espigas colgantes y filiformes, y su cáliz acampanado presenta entre 4 y 7 lóbulos. Las flores femeninas, en cambio, son solitarias y disponen de 2 óvulos en cada cavidad, de los que por lo general sólo madura uno en cada pistilo.

Sus frutos son aquenios o bellotas pequeñas de unos 2 cm de longitud con la cuarta parte cubierta por una cúpula o cápsula escamosa de 1,5 cm de ancho.

El día 4 de septiembre de 2010 plantamos un ejemplar de roble de Virginia en la finca rural Las Navezuelas de Cazalla de la Sierra (Sevilla).

agosto 12, 2010

Los Jardines de Felipe II

 

La mayoría de los sevillanos no conocen este recoleto y pequeño jardín que fue inaugurado por la alcaldesa Soledad Becerril el día 7 de septiembre de 1998. Está situado en el Distrito Sur, en la zona del Tiro de Línea, entre las barriadas de Felipe II y de Los Quinteros. 

Es digno de resaltar el trabajo del arquitecto Jaime López de Asiaín, quien con un presupuesto de tan sólo 41 millones de pesetas, logró diseñar y construir un acogedor jardín de 6.452 m² de superficie, y dotarlo además de un buen cerramiento de ladrillos y mallas resistentes por los que trepan madreselvas, hiedras y buganvillas, que cumplen la doble función de aislarlo del entorno y de protegerlo del vandalismo. Las tres entradas están comunicadas por paseos cubiertos por pérgolas por donde escalan exóticas bignonias rosas.

La Alcaldesa Soledad Becerril inauguró los Jardines de Felipe II el 7-9-98.

Los Jardines de Felipe II el día de su inauguración.

El patrimonio forestal de los Jardines de Felipe II incluye 217 árboles de 20 especies diferentes, que han sido elegidas para combinar las diversas floraciones y los efectos del sol y de la sombra en las distintas estaciones del año. Lamentablemente, a mediados de esta década, se refugiaron en estos jardines varias personas sin techo y pandillas de jóvenes que ocasionaron tal situación de inseguridad que los vecinos, que ya no podían acceder al recinto, llegaron a solicitar la eliminación de los jardines. Esto contrasta con la sensibilidad medioambiental de muchos otros países en los que se protege a los ciudadanos que cumplen con las leyes y se conservan las zonas verdes. No nos cansaremos de recordar que los árboles tienen infinidad de efectos beneficiosos para las personas que habitamos en las grades urbes, ya que contribuyen a suavizar el impacto visual de las modernas construcciones, mitigan el calor, provocan un aumento de la cantidad de oxígeno en el aire que respiramos y retienen los elementos contaminantes expulsados por el tráfico rodado.

La asociación Amigos de los Jardines de la Oliva ha realizado diversas actividades en los Jardines de Felipe II: por un lado, el recorrido botánico con los alumnos del cercano colegio Cristóbal Colón en repetidas ocasiones; por otro, la celebración del II Día del Parque en el Distrito Sur el 3 de octubre de 2004, que incluía una conferencia del presidente de la asociación sobre el contenido botánico de los Jardines de Felipe II, la plantación de un árbol (Chorisia speciosa St. Hill.), el reparto entre los asistentes de la Ordenanza de Arbolado, Parques y Jardines Públicos y la distribución de semillas de las especies del Jardín Americano de la EXPO`92 y de macetas con plantones de Cassia corymbosa Lam.; Leucaena glauca (L.) Benth. y Melia azedarach L.

junio 13, 2010

El aromo blanco

En el pinar de Oromana, frente al puente que cruza el río Guadaíra, hay un viejo aromo blanco de cuyas semillas proceden los ejemplares de esta especie que hemos cultivado en nuestro vivero para su posterior distribución por colegios y jardines. Este es otro árbol exótico que, por su extraordinaria vigorosidad y por su tolerancia a la aridez, se ha naturalizado muy bien en Sevilla. Su nombre científico es Leucaena leucocephala (Lam.) de Wit  y pertenece a la de familia de las Leguminosas. Es originario del sur de México, concretamente de la península de Yucatán, aunque su cultivo se ha extendido por toda la América tropical. De crecimiento rápido, con una longevidad de unos 50 años y a veces de porte arbustivo, el aromo blanco no suele sobrepasar los 9 metros de altura. Su copa es irregular, rala, ligeramente abierta, algo desgarbada, y está formada por ramas cilíndricas ascendentes; el tronco, delgado y sin nudos, suele bifurcarse a diferentes alturas; la corteza, de color pardo grisáceo, es lisa o ligeramente fisurada.

Las hojas de este árbol son perennes, alternas y bipinnadas (es decir, doblemente pinnadas); miden de 9 a 25 cm de largo y tienen entre 4 y 10 pares de pinnas, cada una de las cuales dispone de entre 5 y 20 pares de folíolos de forma lanceolada, sésiles, algo oblicuos y de 8 a 15 mm de longitud.

Sus flores se agrupan en pequeñas cabezuelas blanquecinas de unos 2 cm de diámetro que suelen brotar a pares en los extremos de las ramas. Cada cabezuela está formada por un centenar de flores tubulares de pétalos libres, cáliz pubescente y una decena de  estambres de color crema. En Sevilla, la floración del aromo blanco dura desde el mes de mayo hasta principios de otoño.

Sus frutos son legumbres aplanadas de hasta 20 cm de longitud y 2 cm de ancho, que al madurar toman un color marrón oscuro y que tienen un pico en el ápice. Cada vaina contiene en su interior de 15 a 30 semillas semejantes a las del girasol, de color marrón brillante y de 1 cm de largo, que están dispuestas transversalmente en la vaina y que mantienen para su germinación una larga viabilidad.

En Sevilla lo podemos contemplar frente al número 35 de la calle Ancha de San Bernardo, en el parque José Celestino Mutis, en el Jardín Americano y en la barriada Nuestra Señora de la Oliva (frente al bloque 127).

Hasta el mes de junio de 2010 hemos plantado ejemplares de aromo blanco en los lugares siguientes:

El 18-01-98, en el parque de El Almendral de Carmona.

El 12-01-07, en la barriada Ntra. Sra. de la Oliva de Sevilla, frente al bloque 127.

El 13-01-10, en el colegio Reina Fabiola de Alcalá de Guadaíra.

El 25-02-10, en el colegio público Zurbarán de Sevilla.

Aromo blanco plantado el día 12 de enero de 2007, en la barriada Ntra. Sra. de la Oliva, frente al bloque 127.

La flor del aromo blanco.

El 18 de enero de 1998, plantamos un aromo blanco en el parque de El Almendral de Carmona. Presidió el acto el entonces alcalde don Sebastián Martín Recio.

El 25 de febrero de 2010 plantamos un aromo blanco en el colegio Zurbarán de la barriada Ntra. Sra. de la Oliva, con motivo de la celebración del Día de Andalucía.

Pinche en la categoría Árboles de América para ver más árboles americanos plantados por la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva.

junio 1, 2010

Un programa verde para Sevilla

La Giralda de Sevilla

La Plataforma Ciudadana por los Parques y Jardines de Sevilla se constituyó el día 19 de octubre de 2003 y en la actualidad la forman 34 entidades y una veintena de ciudadanos comprometidos con la defensa del medio ambiente. El objetivo primordial de la Plataforma es velar por la conservación y la mejora de los parques, los jardines, las zonas verdes y el arbolado viario de la ciudad de Sevilla. Como en anteriores campañas electorales municipales, hemos elaborado este programa verde para Sevilla para que los distintos candidatos tengan conocimiento del mismo y lo asuman con su rúbrica.

1.- Se aplicará rigurosamente la Ordenanza de arbolado, parques y jardines públicos en el municipio de Sevilla (publicada en el B.O.P. de Sevilla nº 178, de 3 de agosto de 1999).

2.- Sevilla necesita la sombra del árbol. Se aplicarán los postulados que recoge la Declaración del derecho al árbol en la ciudad, o Carta de Barcelona (Barcelona, 2 de junio de 1995), firmada por el Ayuntamiento de Sevilla.

3.- La responsabilidad de la Delegación de Parques y Jardines recaerá en un concejal electo como única función y no estará unida a otras delegaciones.

4.- Los parques, jardines y zonas verdes de la ciudad de Sevilla no serán cedidos a ninguna entidad o administración pública ajena a la titularidad del Ayuntamiento. Tampoco se mutilarán ni se reducirán sus dimensiones para la construcción de infraestructuras ajenas a las necesidades del mismo.

5.- La conservación, el mantenimiento y la limpieza de los parques, jardines y zonas verdes los realizará la Delegación de Parques y Jardines a través de su propio personal.

6.- Se realizarán campañas municipales de sensibilización hacia los parques y jardines que tengan por objeto el conocimiento de sus valores botánicos, históricos, artísticos y sociales, así como la adquisición de actitudes y hábitos de uso adecuados y la modificación de conductas contrarias a las normas de uso.

7.- Los parques y jardines de Sevilla serán lugar de contemplación, esparcimiento y descanso, por lo que no se permitirán en ellos las concentraciones juveniles o botellonas. Compete al Ayuntamiento la construcción y el mantenimiento de albergues municipales con plazas suficientes para que las personas sin hogar no se tengan que refugiar en las zonas verdes de la ciudad.

8.- Para la construcción de los nuevos transportes públicos, se evitará la destrucción masiva del arbolado diseñando vías alternativas.

9.- En nuestra ciudad está haciendo estragos el vandalismo. La Delegación de Parques y Jardines reparará y sustituirá el mobiliario y los elementos de ornato que resulten afectados.

10.- Los parques y jardines dispondrán de una vigilancia continuada y específica, para lo que se creará la policía municipal verde.

11.- Los parques y jardines históricos declarados BIC gozarán de una atención especial por parte de todas las Administraciones. Se creará una fundación representativa de los distintos estamentos de la ciudad que vele por los parques y jardines históricos que han sido declarados BIC.

12.- El emblemático parque de María Luisa, declarado Bien de Interés Cultural (BIC), nunca se habilitará para el tráfico de vehículos motorizados. Asimismo, en su interior no se permitirán actividades lúdicas que comporten su deterioro.

13.- Los Jardines del Cristina, de estilo romántico, fueron diseñados y construidos en el año 1825. Como consecuencia de las obras realizadas en su entorno, en la actualidad tanto su flora como su mobiliario se encuentran en un estado crítico de conservación. Estos históricos jardines se restaurarán conservando su estilo decimonónico.

14.- En cuanto al Jardín Americano, cuyas características y contenido botánico son únicos en nuestro continente, se llevarán a cabo las medidas siguientes:

a)  Se realizarán las gestiones para declararlo BIC.

b) Previo convenio revisable con el Ayuntamiento de Sevilla, la supervisión y el mantenimiento correrán a cargo de la Escuela de Jardinería y CEM Joaquín Romero Morube, de la Fundación Forja XXI.

c)  Este jardín debe ser un lugar el estudio de la diversidad de la flora americana y gozará de la protección y vigilancia necesarias.

d)  El Alcalde nombrará un director del Jardín Americano y se creará una fundación plural que velará por su idiosincrasia  y conservación.

15.- Los Jardines del Prado soportan la estructura de acero y cemento a medio construir de una biblioteca que ha sido declarada ilegal por varias resoluciones consecutivas del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, a su vez recurridas por la Universidad y por el Ayuntamiento de Sevilla. Por otro lado, este espacio se ha convertido en una especie de mercado persa y macrodiscoteca por la frecuencia con la que se organizan eventos comerciales de masas en el mismo. Para recuperar su uso esencial y su configuración original, el Ayuntamiento tomará las siguientes decisiones:

a) Retirará su personación en el recurso ante el Tribunal Supremo.

b) Si la sentencia del reiterado Tribunal Supremo ratifica las del TSJA, el Ayuntamiento ordenará el derribo inmediato de la estructura construida, así como la reposición del arbolado, de las áreas vegetales y de las fuentes equivalentes a las que había con anterioridad al inicio de la construcción ilegal. También aprovechará el hueco de la cimentación para construir un estacionamiento subterráneo que sirva de descongestión a la zona.

c) El Ayuntamiento se compromete a no autorizar ni usos comerciales ni eventos que provoquen asistencias masivas distintas de las derivadas del uso habitual de este parque urbano.

16.- Se construirá un Jardín Tropical en la estructura roblonada (taller de montaje de la Pirotecnia Militar) situada en los Jardines de la Pirotecnia.

El Jardín Americano en 2008.

Para conocer la historia de la Plataforma Ciudadana por los Parques y Jardines de Sevilla, visite la página correspondiente.

abril 16, 2010

Educación ambiental

Desde el año 1997, la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva imparte de forma altruista charlas y conferencias sobre los parques y jardines de Sevilla a los colegios y asociaciones que lo demandan.

Durante el presente curso escolar nos han visitado 19 colegios. El día 12 de abril, 52 alumnos del colegio Almotamid del barrio de Bami acudieron a la sede de nuestra entidad para llevar a cabo el programa educativo “El árbol es tu amigo”, que consiste en una charla formativa, complementada con la proyección de diapositivas, sobre la historia y el contenido botánico del parque José Celestino Mutis. Ese día, concluida la disertación, nos dirigimos al parque para contemplar in situ las especies descritas, y allí plantamos un lapacho rosado, árbol procedente del Jardín Americano de la EXPO`92. Tan sensibilizados estaban los chiquillos, que las botellitas de agua que llevaban para el bocadillo, las compartieron con el arbolito.

Hasta la fecha hemos elaborado las guías botánicas de los colegios siguientes:

– C. Cristóbal Colón del Tiro de Línea;

– Colegios Manuel Canela y Zurbarán de la barriada Ntra. Sra. de la Oliva;

– C. Fray Bartolomé de las Casas del Polígono Sur.

Estas guías contienen el plano del colegio y la ubicación, identificación y descripción de todas las plantas que hay en el centro escolar.

Alumnos del colegio Almotamid plantando un lapacho rosado en el parque José Celestino Mutis.

abril 15, 2010

El lapacho rosado

Nuestra asociación llevaba una década reclamándolo y por fin, el día 11 de abril de 2010, se abrió al público el Jardín Americano de la EXPO`92, después de 18 años de completo abandono. Recorriendo sus recónditas veredas hemos contemplado en plena floración el lapacho rosado, y su belleza nos ha invitado a su descripción. Comencemos por reseñar que, dentro del Programa Raíces, fue Paraguay el país que lo donó para la Exposición Universal de Sevilla de 1992. El nombre científico del lapacho rosado es Tabebuia impetiginosa (Mart. ex DC) Standl., y pertenece a la familia de las Bignoniáceas. Su lugar de origen es el nordeste de Argentina, pero se ha ido extendiendo su naturalización hasta México, con la peculiaridad de que se desarrolla desde el nivel del mar hasta la cota de 1.400 m de altitud. Es un árbol de crecimiento medio que en las zonas tropicales suele sobrepasar los 20 metros de altura, y las características de su madera (su bello color café oscuro, su dureza y su lisa textura) atraen a las motosierras. La copa por lo general es extendida e irregular, y el follaje se concentra en los extremos de las ramas. El tronco es recto, cilíndrico y de fuste alto, y su llamativa corteza es de un color castaño oscuro tirando a negruzco, salpicado de pequeñas motas verticales de color blanquecino.

Sus hojas son caducas, opuestas, compuestas digitadas, y tienen entre 5 y 7 folíolos con los márgenes ligeramente serrados y unidos por pecioluelos de 1 a 4 cm de largo. El pecíolo de cada hoja mide de 5 a 11 cm, y tanto los pecíolos como los pecioluelos se caracterizan por ser de color negruzco, color que también adoptan las hojas al marchitarse.

Las flores son de color rosado, de forma tubular y de unos 6 cm de longitud, y están dispuestas en redondas inflorescencias terminales de hasta 30 cm de largo. La corola tiene forma de embudo, con los pétalos llenos de abundantes pelillos cortos, y el cáliz es campanulado, de 6 a 9 mm de largo. La efímera y espléndida floración del lapacho rosado coincide con la Feria de Abril de Sevilla.

Sus frutos son unas cápsulas cilíndricas de 15 a 40 cm de longitud y de 1 a 2,5 cm de ancho, que caen péndulas. Estas vainas se tornan negruzcas cuando maduran, momento en que se abren longitudinalmente como una cremallera para dejar salir a multitud de semillas, semillas con forma aplastada y bordeadas por una membrana transparente que les sirve como parapente para dispersarse.

Hasta abril de 2010 hemos plantado lapachos rosados en los siguientes lugares:

El 25-09-04, en los Jardines de la Caridad de Sevilla.

El 19-04-06, en el arboreto El Carambolo.

El 05-06-08, en el colegio Cristóbal Colón de Sevilla.

El 12-04-10, en el parque José Celestino Mutis de Sevilla.

Los Jardines de la Caridad de Sevilla padecieron demasiado tiempo un inmerecido abandono. Nuestra entidad y la Plataforma Ciudadana por los Parques y Jardines de Sevilla nos movilizamos y reclamamos su recuperación y apertura. Para conmemorar este hecho, plantamos un lapacho rosado el día 25 de septiembre de 2004.

El día 19 de abril de 2006, con la Coordinadora de Entidades de Mayores del Sur, realizamos una visita al arboreto de El Carambolo y plantamos un lapacho rosado.

Pinche en la categoría Árboles de América para ver más árboles americanos plantados por nuestra asociación.

marzo 21, 2010

IV plantación en los parques de Utrera

El día 20 de marzo realizamos la IV plantación en los parques de la ciudad de Utrera (Sevilla). En esta ocasión hemos plantado, en el parque de la Vereda de Utrera, una guayaba fresa cultivada en nuestro vivero y procedente de la donación de plantones que hizo Uruguay para el Jardín Americano de la Expo´92. Después de plantar el árbol nos dirigimos a la sede de la Asociación Nuevo Amanecer de Utrera para degustar una magnífica paella.

Los socios de la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva, con la guayaba fresa en la entrada del parque de la Vereda.

La plantación de la guayaba fresa.

El castillo de Utrera.

En los parques de Utrera también hemos llevado a cabo las siguientes plantaciones:

El 28-05-04 plantamos una tara de Bolivia en el parque de Consolación.

El 29-10-05 plantamos un Prosospis alba en el parque de Consolación.

El 26-02-06 plantamos una Thevetia peruviana en el parque de la Vereda.

marzo 20, 2010

La guayaba fresa

El primer ejemplar de la guayaba fresa llegó a Sevilla el 8 de abril de 1988 procedente de Uruguay (donde se conoce a esta especie con el nombre de arazá) para su aclimatación en el vivero de San Jerónimo y su posterior plantación en el Jardín Americano de la Expo`92. Más tarde, este arbolito formó parte del contenido botánico del parque José Celestino Mutis, que fue inaugurado 16 de junio de 1997.

El nombre científico de la guayaba fresa es Psidium cattleianum Sabine, y pertenece a la familia de las Mirtáceas. Se trata de un árbol originario de América del Sur, concretamente de Uruguay y de la zona meridional del Brasil; de crecimiento rápido, si crece aislado puede alcanzar los siete metros de altura. Su copa es irregular, muy frondosa y con ramas levemente zigzagueantes y desnudas, que parten casi desde la misma base del tronco; éste es bastante liso, con la corteza de color grisáceo salpicada de manchas de color marrón claro que se desprenden al envejecer. Es heliófilo (es decir, que requiere mucha luz solar) y tolera bien el salitre del mar.

Las hojas son perennes, coriáceas, opuestas, simples, con los márgenes lisos y levemente ondulados; tienen forma elíptica, una longitud de 5 a 8 cm y el pecíolo corto. Los brotes presentan tonalidades rojizas.

Las flores, abundantes y solitarias, aparecen en las axilas de las hojas. Cada flor, de un tamaño que oscila entre los 2 y los 3 cm de diámetro, tiene cinco pétalos de color blanco y numerosos estambres de un color blanquecino amarillento.

El fruto es una baya redonda de entre 2 y 5 cm de largo y de color rojizo (aunque a veces es amarilla). Es comestible y su pulpa, blanquecina y con un sabor agridulce, resulta ideal para preparar confituras y mermeladas. En su interior dispone de entre 40 y 60 semillas, que son de color marrón claro y miden unos 3 mm de longitud.

A continuación ofrecemos varias fotografías de la guayaba fresa del parque José Celestino Mutis, único ejemplar de esta especie en los jardines de Sevilla hasta la fecha:

El día 20 de marzo de 2010 plantamos una guayaba fresa en el parque de la Vereda de Utrera (Sevilla). El arbolito ha sido cultivado en el vivero de nuestra asociación y procede de la donación de plantones que hizo Uruguay para el Jardín Americano de la Exposición Universal de Sevilla de 1992.

Plantación de la guayaba fresa en el parque de la Vereda de Utrera.